SUPERMAN: THE MAN OF STEEL, POR BRYAN SINGER. A BUENAS HORAS…

0
17
La verdad es que no sé por qué se filtra esto a estas alturas. ¿Lo sabrá Bryan Singer? ¿Habrá sido con su propia autorización y estamos ante una de esas pataletas de «mirad lo que os habéis perdido»? No lo sabemos. El caso es que hoy amanecemos con la noticia de lo que hubiera sido la historia de Superman: The Man of Steel, la secuela de Superman Returns tal y como la concebía Bryan Singer. Sí, esa secuela que jamás le dejaron hacer y de la que, al parecer, solo queda un borrador argumental que hoy se publica en un artículo de la web IESB.net (en inglés, pero merece la pena leerlo entero).
No voy a traducirlo entero, pero a grandes rasgos el argumento de la película se hubiera desarrollado unos años después de los acontecimientos de Superman Returns.
En un mundo ya acostumbrado de nuevo a Superman, y con una nueva luna (Nuevo Krypton, ya con forma esférica y continuando su crecimiento) orbitando alrededor de la Tierra, de pronto aparecerá una nave espacial con un superviviente de Krypton. Superman recibirá esta noticia con mucha ilusión, y comenzará a enseñarle su mundo adoptivo a su nuevo amigo, siempre fiel a su dogma de «prohibido inmiscuirse en la historia de los hombres». Pero su nuevo amigo no querrá permanecer al margen de guerras, crímenes, hambruna y destrucción, y tomará parte activa para hacer un mundo feliz… y machacar a los que se le opongan. Superman se convertirá en un renegado (otra vez), rechazado por la gente que ahora lo ve como si llevara toda la vida desaprovechando sus poderes, pero al final Superman descubrirá que su coleguita kryptoniano no es más que un clon, una inteligencia artificial llamada Brainiac que va de mundo en mundo convirtiéndolos en utopías y luego destruyéndolos. Brainiac acabará poseyendo la mente y el cuerpo de Jason (el hijo de Superman) acelerando su metabolismo y convirtiéndolo en un adulto, y obligando a Superman a luchar y destruir a su propio hijo (de nuevo metáfora cristiana con la historia de Abraham e Isaac) para salvar el mundo.
Evidentemente, la historia es un simple esbozo, y aunque no está carente de una épica más que adecuada y se nota por el argumento que hubiera tenido más acción (de hecho, me recuerda a una mezcla de la saga de Brainiac, Superman Legado e incluso con cierto tufillo a Earth One), volvemos a ver a un Superman solitario, amargado, rechazado por la gente y convertido en un paria. Lo cual no me gusta nada. Como ya he dicho muchas veces, en la próxima película quiero ver a Superman interactuar con la gente, hablar, salvar personas y hacer comentarios, tener diálogo, vaya. No quiero un Superman de cera, un salvador divino e inalcanzable al que solo puedes mirar con la boca abierta. Lo que más atrae de Superman (al menos, del Superman que a mí me gusta) es que es un héroe con todo el poder del universo y, al mismo tiempo, cercano a cualquiera. Por otro lado, la película, al menos, hubiera cerrado la trama de Jason, pero… ¿a qué precio? ¿A costa de convertir a Superman en ejecutor de su propio hijo? Pues si ya era un Superman taciturno, ¿cómo lo hubiera dejado eso?
En fin, me resulta curioso que esto aparezca ahora, y sin duda parece que este guión hubiera tenido mucha más caña, pero… sigo esperando que la película que tienen en mente Nolan-Goyer-Snyder me sorprenda mucho, muchísimo más, y mejor. Tengo fe en el nuevo Superman. Como decía Mulder, I want to believe.

Puedes comentar esta noticia en el Foro de Superman en español.

0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments