EL DÍA QUE LOIS LANE SE VOLVIÓ NEGRA

6
16
«Mírame, Superman. Ahora yo soy negra, y tú blanco. ¿Te casarías conmigo así?»
Con esta desconcertante pregunta cargada de prejuicios raciales da comienzo una aventura que se entiende perfectamente dentro del convulso contexto de la Norteamérica de años setenta. La Norteamérica que todavía tenía tan recientes los asesinatos de Martin Luther King y Malcolm X. La década del Black Power, con la segregación racial tan presente que lo normal era que los blancos despreciaran a los negros del mismo modo que los negros a los blancos. Un clima tenso, sin duda, que hasta tuvo su representación en esta historieta publicada originalmente en Superman’s Girlfriend Lois Lane #106 (Noviembre de 1970). ¿Queréis ver qué pasó el día que Lois Lane cambió su color de piel?

SUPERMAN’S GIRLFRIEND LOIS LANE #106 (Noviembre 1970)


Guión: Robert Kanigher
Dibujo: Werner Roth
Entintado:Vince Colletta
Portada de Curt Swan
Lois va a escribir una historia sobre la vida de los negros de Metropolis, y se adentra en el barrio afroamericano o Little Africa. Pese a su amabilidad con todas las personas que encuentra, Lois solo recibe rechazo por el simple hecho de que es blanca, e incluso un hombre que está dando un mitin la señala como «el enemigo» por su color de piel. Al verla tan entristecida, Superman decide ayudarla a convertirse en negra por un día con un invento que posee en su Fortaleza, el plastimolde. Al salir del aparato, Lois tiene 24 horas por delante en las que puede vivir con una persona de color.

Con su nuevo color de piel y unas ropas más africanas, Lois sale a la calle y empieza a observar los primeros indicios de rechazo. Su taxista habitual no se detiene. La gente la observa en el metro. Pero al llegar al barrio negro, todo es amabilidad por parte de «los suyos». Incluso la mujer más pobre, que malvive en una casa destrozada y con ratas, le ofrece su ayuda.

Lois se encuentra con el hombre que antes la señaló como enemiga, y lo ve encararse a unos criminales (blancos) que quieren reclutar a chicos negros para vender droga. Intentando defenderlos, el hombre recibe un disparo. Superman llega en ese momento y los detiene, llevando al hombre al hospital, pero éste necesita una transfusión urgente o morirá. Lois es la única que posee su grupo sanguíneo y se ofrece a ello. Después, le pregunta a Superman si se casaría con ella siendo negra, y él le responde que cómo puede preguntarle algo así a alguien que es un alienígena, una expresión del inmigrante definitivo. «Sí, pero de piel blanca», responde Lois empecinada. Pero en ese momento su transformación se revierte y vuelve a ser la Lois de siempre.

El hombre despierta y quiere agradecer a Lois la transfusión. Lois tiene miedo porque antes la consideraba su enemiga, pero Superman la anima diciendo que «si ahora que tiene tu sangre te considera una enemiga, no hay esperanza para el mundo». Pero cuando el hombre ve a Lois, su primera reacción es de sorpresa, pero en un segundo se transforma en una sonrisa de agradecimiento y los dos se dan la mano.

COMENTARIO

Con el contexto histórico de la época bien claro (como comentaba en la introducción de este artículo), este cómic se abre ante nosotros como un ejemplo de lo que se estaba viviendo. Un clarísimo rechazo mutuo del que esta historia se hace eco en ambas direcciones, tanto la repulsa de los negros hacia Lois cuando es blanca, como de la de los blancos hacia Lois cuando es negra. De hecho esta es una historia muy social en la que Superman es algo puramente anecdótico, tan solo un catalizador de la trama gracias a su máquina transformadora.

Aunque el dibujo del interior no es tan bueno como el de la portada, cumple de sobra en un guión en el que lo que importa no es ver al Hombre de Acero haciendo superproezas, sino empatizar con el grave problema que plantea, algo que se consigue a través de un dibujo que se esmera en las expresiones faciales. Todo ello narrado con el estilo de la época, utilizando aquí el cómic como voz de denuncia. Y no me negaréis que el final, con esa última página sin una sola palabra de diálogo (que reproduzco aquí entera), no es absolutamente perfecto. Al menos en los cómics las cosas siempre pueden acabar bien, y esa es una bonita lección que aprender. Así que este cómic es de los que te deja con la sensación de que no has leído una obra maestra, claro… pero te deja un agradable poso.

NOTA: Agradezco al amigo Dominic Lamark que me haya regalado este cómic en su edición de Novaro (Supermán núm. 851, 15 de marzo de 1972). Gracias a su regalo puedo realizar la reseña de tan curiosa historia.

NOTA 2: Y gracias también a Mariano Bayona Estradera por enviarme escaneos de su ejemplar original americano, que he usado para ilustrar este post y para comparar los textos originales con la pobre traducción de Novaro. Como de costumbre, las diferencias son enormes, la traducción de la editorial mexicana es muy parca en palabras y hace perder mucho a la historia. Por cierto, si queréis leer el cómic completo en inglés, Mariano ha colgado los escaneos en esta página:

Puedes comentar esta noticia en el Foro de Superman en español.

6
Deja una respuesta

avatar
6 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
0 Autores de comentarios
AnónimoSanty_EradicadorCasimiroSuperman95 Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Superman95
Invitado

Este número también fue reimpreso en el TPB "Superman in the 70's", un tomo verdaderamente imperdible que cuenta con una introducción de Christopher Reeve, material explicativo de mark Waid y que incluye esta entre otras aventuras clásicas, predominando en el libro el trabajo artístico del desaparecido Curt Swan.

Anónimo
Invitado
Anónimo

Miguel Hernández:

¡Vaya! Creía que las traducciones flojas y resumidas de Novaro empezaron con el fórmato reducido de la serie águila a partir del mil y pico pero debió ser antes.Menos mal que no tengo ningún n° de esta etapa.Prefiero la librocómic aunque esté mal imprimida.

Casimiro
Invitado
Casimiro

Vaya creo que la manera en la que trataron a Lois fue… mmm BUEN NUMERO >.<lo volvere a leer.

Santy_Eradicador
Invitado

Superman no sólo es el héroe más grande de todos los tiempos, poseedor de grandes habilidades y la smejores histrorias. Sino que también deja una gran lección en valores, no conocía esta historia, pero al leerla me recordó a PAZ EN LA TIERRA, otro cómic que trata la problemática social.

Lamentablemente el mundo de hoy no tiene lugar para héroes brillantes con valores, la oscuridad la venganza, el cinismo, la violencia y la fanfarronería son el modelo a seguir por el público de hoy…..

POR ESO EXISTE UN SÓLO SUPERMAN!!!!!!

Anónimo
Invitado
Anónimo

Sabríais decirme cuánto debería pagar màximo por este ejemplar si lo encuentro ????

Anónimo
Invitado
Anónimo

Que gran historia, vengo del post de la imposible Superman y la arbola (?!) y parece que Superman Girlfriends Lois Lane tambien tenia buenas historias