SUPERMAN Y BATMAN VS. VAMPIROS Y HOMBRES LOBO (2008)

0
171
Tras este título y esta premisa aparentemente absurdas, se esconde una historia ajena a la continuidad (pero no por ello una historia alternativa) publicada entre finales de 2008 y principios de 2009, en la que Superman y Batman se enfrentaron a dos criaturas legendarias de la mitología del terror: los vampiros y los hombres lobo. ¿Qué tal se les dio? ¿Salieron triunfantes, acabaron muertos o, aún peor, transformados en estas bestias de pesadilla? Lee toda la historia a continuación.

SUPERMAN Y BATMAN VS. VAMPIROS Y HOMBRES LOBO



Guión: Kevin VanHook
Dibujo: Tom Mandrake
Reseña de Javier Olivares Tolosa

PRIMERA PARTE

Noche cerrada y oscura en Gotham City. De lo alto de una azotea, alguien o algo lanza un cuerpo a medio devorar, que se estampa contra el suelo. Un hombre en un callejón lo observa y se acerca, pero no parece excesivamente impresionado. De pronto aparece una figura oscura y misteriosa, pero no hay nada que temer si no eres un criminal: es Batman. El Hombre Murciélago lleva un rato persiguiendo a quien o a lo que sea que ha cometido el crimen. La sorpresa mayúscula será cuando, después de una breve conversación entre Batman y el desconocido, que se presenta como Marius Dimeter, éste desaparece a través de una pared. Batman estudiará después el cadáver en su laboratorio encontrando restos de enzimas de la saliva o bilis de lo que ha devorado el cuerpo, pero lo más sorprendente será su confesión a Alfred de que cree que el hombre del callejón… era un vampiro. 
Por su parte, esa misma noche Wonder Woman se enfrentará a un vampiro que ha asesinado a una joven para alimentarse. Diana verá a través de su lazo cómo el ser había sido humano, pero ya no queda nada humano en esa bestia asesina y sanguinaria…
Batman no se equivocaba: Dimeter es un vampiro, y además está aliado con un hombre lobo (el responsable del cuerpo destrozado que estudia Batman) buscando a un profesor. Es evidente que ambos seres se odian, y que probablemente deseen matarse uno a otro en tal que hayan terminado de ser útiles. La investigación de Batman siguiendo un rastro de sangre le conducirá al oscuro apartamento del profesor Herbert Combs. Batman se marcha de allí pero sabe que el profesor esconde más de lo que le ha dicho. Pero lo que no puede imaginarse es que Combs esconde en su sótano una docena de vampiros atados y conectados a goteros de sangre…
SEGUNDA PARTE

Nightwing está patrullando las calles de Gotham cuando es atacado por una enorme bestia que, después de ver cara a cara, es innegablemente un hombre lobo. El antiguo Robin se prepara para plantarle cara. Mientras, en otro callejón de la ciudad, un niño es arrancado del lado de su madre por un vampiro, que huye con él. El monstruo va a alimentarse de la sangre viva del niño cuando éste le es arrebatado de sus propias garras por una figura de la noche no menos oscura y enigmática: Batman. El Caballero Oscuro se enfrenta, cuerpo a cuerpo, al terrible vampiro sin andarse con miramientos, sabiendo su naturaleza no-muerta. Batman estampa la cabeza del nosferatu contra una pared y lo deja inconsciente. Después se lleva al vampiro a su cueva, donde le hace pruebas para cerciorarse de que sus ojos y sentidos no le engañan. Los análisis, sin embargo, parecen concluyentes, y por extraño que parezca la criatura es un vampiro. 
En ese momento aparece en la estancia Nightwing, portando al hombre lobo inconsciente, tras haberlo drogado con tranquilizante para animales en dosis impensables. Batman y Nightwing, aunque sorprendidos, deben reconocer que se han enfrentado a un vampiro y un hombre lobo. El hombre lobo despierta y se transforma en hombre de nuevo, explicando que lo último que recuerda es salir de un bar con sus amigos y que el doctor Combs les secuestró a todos y les ató como animales en su sótano. Batman va al piso de Combs e irrumpe en el sótano, donde lo encuentra muerto y vomitando a una extraña criatura que toma forma y ataca a Batman. En la calle, Batman recibe la “ayuda” del vampiro Dimeter, que pronuncia un extraño conjuro en latín que permite a Batman poder derrotar al ser. Un grito rompe la noche desde la azotea del edificio de Combs, y Batman corre a ayudar a la ayudante del profesor. La visión que encontrará en la azotea será la de un gigantesco monstruo de pesadilla, mientras que en el cielo aparece Superman, gritándoles que no se acerquen a la criatura…
TERCERA PARTE
Batman, Superman y el vampiro Dimeter se enfrentan a la criatura de pesadilla. Superman salva a unos vagabundos de morir aplastados, y la criatura, pese a su enorme tamaño, logra huir. Dimeter les explica que Combs, influenciado por las historias del escritor H.P. Lovecraft, pretendía abrir un portal al mundo de los muertos y, a tenor de lo que están viendo, finalmente lo consiguió. Superman sale en busca del monstruo y encuentra a un vampiro alimentándose de un niño. Superman lo salva y combate al vampiro, y en ese momento un hombre lobo se une a la pelea y Superman descubre que, como son criaturas mágicas, pueden herirlo. Cuando va a seguir peleando con él, escucha cómo lo llaman. En el parque de Gotham, unos cuantos hombres lobo atacan a los guardias, asesinándolos, y una manada de vampiros se une también a la lucha. Batman y Dimeter se enfrentan a ellos, pero la pelea está siendo dura y están en inferioridad. De pronto, una lluvia de flechas comienza a acribillar también a las criaturas infernales: Green Arrow y Jason Blood (Etrigan) han venido a echar una mano.
CUARTA PARTE
Registrando un hospital, Superman no encuentra más que cadáveres secos, sin sangre, devorados por los vampiros. El niño al que salvó de garras de uno en el número anterior, se ha transformado también, pero parece que aún conserva algo de humanidad, porque está robando bolsas de plasma para alimentarse. Superman se siente culpable de que el niño no se haya salvado, y se lo lleva para impedir que Batman, Dimeter, Jason y Oliver lo maten como a los demás monstruos.
Green Arrow le cuenta a Batman que ya conocía al Dr. Combs. Fue su terapeuta, obsesionado con la idea de que Oliver hubiera regresado de entre los muertos. Oliver sabe que Combs pretendía abrir un portal al mundo sobrenatural. En ese momento, para aclarar más las cosas, aparece otro hombre llamado Janko, que conoce a Dimeter. Janko es un hombre lobo, y ambos explican su historia: Combs contactó a Dimeter en Rusia hace un tiempo, cuando era humano. Combs estaba interesado en el ocultismo y llevó a cabo unos rituales extraños en un cementerio, logrando, por lo visto, traer a nuestro mundo a un hombre lobo y un vampiro, con los que pretendía crear su propio ejército transformando a humanos en bestias de la noche. Janko y él fueron los primeros de cada especie, por eso los otros, creados a partir de ellos, no son tan perfectos y están muriendo. La conversación queda interrumpida cuando más no-muertos atacan al grupo, ante lo que Jason Blood decide convertirse en el demonio Etrigan para echar una mano. Combs, que observaba en la sombras, es apresado por Dimeter y Janko, pero Etrigan, Batman y Oliver les cortan el paso, ante las palabras de Etrigan afirmando que “esos tres no son lo que parecen…”

QUINTA PARTE

Etrigan Demon confirma que el portal que Combs abrió, ahora está cerrado. No obstante, las bestias liberadas andan sueltas. Demon y Green Arrow se llevan a Combs preso, para internarlo en Arkham. Mientras, Superman vuela con el niño vampiro en brazos, y llega a su destino: el laboratorio del Dr. Langstrom, el creador del suero Man-Bat y experto en murciélagos, quien espera sea de ayuda para combatir la infección vampírica del pequeño. Atraídos por él, los hombres lobo irrumpen en el laboratorio de Langstrom…
En Gotham, casi es el alba. Dimeter y Janko casi no tienen esperanza de que su estado pueda revertirse ahora sin Combs, pero Batman dice que a veces tienen que dejar marchar a alguien para observarlo mejor. Dimeter se marcha a su apartamento ante la inminente salida del Sol…
Superman lucha contra los hombre lobo, sabiendo que éstos (criaturas antaño creadas mágicamente) pueden herirlo. Langstrom se inyecta su nuevo suero y se transforma en un poderosísimo Man-Bat que acaba con los hombres lobo en un momento. Después Superman lo reduce y le inyecta el antisuero para que sea humano de nuevo.
En el apartamento de Dimeter, Batman lo está esperando. Le pregunta que de qué está sobreviviendo, queriendo saber si está matando gente para alimentarse. Dimeter dice que recurre al plasma de los hospitales e incluso a la sangre de ratas, y Batman se marcha diciendo que si alguna vez llega a sospechar que es una amenaza… descorrerá las cortinas. A solas, vemos la agonía de la sed de sangre de Dimeter. Y descubrimos que tiene a una joven llamada Liv, a la que llama y ella acude gustosa a dejarse morder para que el vampiro se alimente sin matarla. Él sabe que está mal… pero no puede hacer nada por evitarlo cuando la sed le domina.
SEXTA PARTE
El profesor Langstrom no puede hacer nada por el niño infectado que le ha llevado Superman. El chico muere, y el virus vampírico lo transforma en un no-muerto. Al verse acorralado se arroja por la ventana, sin saber que afuera era de día, con lo que cae envuelto en llamas al contacto con la luz del sol. Superman recoge su cuerpo, desolado por no haber podido ayudarle. En ese momento llega Jason Blood, que tiene una idea: un ritual en el parque de Gotham mediante el cual devolver a la criatura que anda suelta a su reino de tinieblas. Blood se convierte en Etrigan y comienza el ritual en el que el cuerpo del niño hace de puerta. La ceremonia atrae también al vampiro Dimeter y al hombre lobo Janko. 
La criatura (aquella contra la que peleó Batman en el número 2) aparece, y con ella, atraídos también por el ritual, más hombres lobo y vampiros. El grupo se enfrenta a ellos, Superman lanza a la criatura al pentáculo y Etrigan termina la ceremonia y devuelve al monstruo a su mundo. Con eso, el daño que hiciera Combs queda completamente reparado… excepto por Dimeter y Janko, que no recuperan su humanidad y siguen siendo un vampiro y un hombre lobo. Janko culpa a Dimeter y se marcha corriendo, amenazándole de que la próxima vez que se vean, ya no serán aliados. Dimeter se esfuma también en la noche.

En el epílogo, vemos a Combs internado en Arkham, pensando en su próximo plan. Si éste pareció terrible -piensa para sí-, que esperen a ver lo que ahora tiene en mente. Y en el último epílogo, Batman observa como Dimeter va en el coche con Liv, la joven de la que se alimenta periódicamente y que también le sirve de “ojos” durante el día. Batman sabe que Dimeter es un monstruo violento y agresivo, pero que llegado el momento fue mejor que el mal al que estaban persiguiendo. Así que decide darle una oportunidad… ya que eso mismo es lo que dicen de él.

CRÍTICA

Partiendo de la premisa desde la que parte, hay que concederle a este cómic que es bastante mejor de lo que cabría esperar. Ahora bien; ¿es eso una buena crítica? Pues inherentemente no, pero tampoco es mala.

Tengamos en cuenta que el género de vampiros contra hombres lobo estaba en pleno auge en el momento de publicación de esta historia, gracias a la saga Underworld o a remakes como el de El Hombre Lobo, que estaba a punto de estrenarse. No es de extrañar que a DC se le ocurriera intentar un crossover entre sus dos personajes más emblemáticos y estas criaturas de ultratumba. El problema que yo le veo es el siguiente: por parte de Batman, pese a que es un detective nocturno y un personaje oscuro, quizá este grado de oscuridad no es el más apropiado para sus aventuras; y por parte de Superman, estas historias siempre le quedan raras. No sé, no soy capaz de ver a Superman luchando contra vampiros y creérmelo. Y no digo que me crea a Superman (un extraterrestre que vuela y hace cosas imposibles), sino que en el universo fantástico creado a su alrededor, es un personaje que funciona. Metiéndolo en un contexto tan extraño como el de esta historia, todo parece difuminarse. Quizá si la historia hubiera sido con Batman y John Constantine (Hellblazer) como protagonistas, hubiera sido diferente. Pero con Superman… pues se me hace rara.

De todos modos, como decía al empezar mi crítica, los seis números te dejan una sensación mucho mejor de lo que podrías esperar. Yo empecé a leerla pensando: «a ver qué pedazo de truño que han hecho estos»; pero conforme avanzaba, iba cogiéndole el gustillo hasta que, al final, terminé pensando: «¡oye, pues no ha estado mal!». ¿Qué más le puedes pedir a una historia con un argumento de base tan extraño?

En cuanto al apartado artístico, no hay duda de que Tom Mandrake fue la mejor elección para ilustrar esta historia. Lo que me menos me convence de todo es su Superman, no me gusta cómo le dibuja la capa o el pelo, pero debo admitir que el dibujo de esta historia es constante, brillante (en términos de calidad), oscuro, detallado y expresivo, y que el estilo que imprime es perfecto para un arco argumental de este tipo.

Puedes comentar esta noticia en el Foro de Superman en español

0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Anónimo
Anónimo
7 años atrás

…esta serie yo la tengo completica pues me gusta mucho el tema de vampiros y hombres lobo y la disfrute cuando salio como enano de circo y la releo con frecuencia; el trazo de Mandrake realmente es sobresaliente muy detallado…

…muy excelente y agradecido analisis Master Javi que bueno que tambien te agrado…

Fer-El

tito
tito
7 años atrás

Javier como te puedo mandar una foto? Se que hsy un correo ekectronico pero no lo recuerdo

Javier Olivares
Javier Olivares
Admin
Reply to  tito
7 años atrás

En la columna central del blog, justo encima de donde están los accesos a las 10 entradas más leídas, tienes todos mis métodos de contacto (redes sociales, google +, mail…). Mi correo es javier@supermanjaviolivares.net

Un saludo

Anónimo
Anónimo
7 años atrás

Miguel Hernández:

Un TPB por parte de ECC ya mismo para esta historia y ya de paso el "Superman y Batman:Generaciones" al completo que me he hartado de pedírselo.

Kryptonita Roja
Kryptonita Roja
7 años atrás

Esto me ha dejado un Dejavi Olivares ,un Flashback!! Podría ser un crepúsculo de superhéroes?

Buena reseña!!
Saludos

Walabi
Walabi
5 años atrás

el nombre del Doctor es una alusion a "Herbert West" el personaje principal de la historia de H.P. Lovecraft, Reanimator y al actor que lo interpreto en el cine "Jeffrey Combs"