RESEÑA DE ALL STAR SUPERMAN (2006-2008)

0
125

Como sabéis, hemos realizado un concurso en el que solicitábamos una reseña de All Star Superman, la magnífica obra de Grant Morrison y Frank Quitely recientemente publicada por ECC Ediciones en una nueva edición con material extra inédito. El premio del concurso era precisamente esa edición de ECC, y el ganador ha sido José Manuel del Salto Miró, cuya reseña y crítica vais a poder leer a continuación en este post. Desde aquí agradecer también su participación a Luis Mazarío y David Prieto Grandío, que han enviado estupendas reseñas, y cuyas críticas personales sobre la obra también he querido incluir aquí, ya que los tres trabajos recibidos han sido buenísimos y he tenido que decidirme por el de José Manuel por pequeños detalles. Así que felicidades al ganador, gracias a todos por participar, y aquí tenéis la reseña de All Star Superman.

CONTEXTO HISTÓRICO

Corría el año 2005. Marvel triunfaba en el nuevo milenio con su línea Ultimate y DC decidió repetir su fórmula, pero con ciertas condiciones: harían una serie de cómics que no afectasen a la continuidad, con la magia y sorpresa de antaño pero desde una perspectiva fresca y atemporal. All Star Batman y Robin de Frank Miller y Jim Lee falló en su labor, pero un año más tarde Grant Morrison y Frank Quitely sorprendían (en todos los sentidos) con su All Star Superman.

RESUMEN

Krypton explota, y los El caen con su planeta deseosos que su hijo, Kal-El, llegue sano y salvo a su destino: la Tierra, donde es encontrado por Jonathan y Martha Kent, que crían al último hijo de Krypton, destinado a convertirse en Superman. Años después, durante la primera misión al Sol liderada por Leo Quintum, uno de los tripulantes se convierte en un monstruo, obra de Lex Luthor. Poniendo en peligro la misión, es detenido por Superman, quien en su tarea absorbe grandes cantidades de energía solar. Quintum le informa que no solo ha aumentado su fuerza, sino que toda esa energía lo está matando, como una batería excesivamente cargada. Superman pide que no propague la noticia, y mientras Quintum buscará una cura. Luthor es encarcelado, no muy afectado por ello, y Clark se pone en marcha. Tiene poco tiempo y debe dejar todo atado, comenzando por revelarle la verdad a Lois Lane: él es Superman.

Tras la sorpresa, Superman la conduce a su Fortaleza, donde ella fantasea en lo que pueden llegar a ser. Kal-El la conduce por su casa, mostrándole todo aquello que conserva, cuida y protege. El nuevo intelecto del superhéroe está comenzando a intimidarla, sobre todo al impedirle entrar en una habitación. Superman, en lugar de enfadarse, le muestra que el secreto que esconde es su regalo de cumpleaños: un traje y la formula que contiene los poderes de Superman durante 24 horas. Justo entonces se produce un ataque en Metropolis, el cual Jimmy no tarda en reportar a Superman. Éste acude con la nueva Super Woman (Lois), pero ya se han encargado de Krull y los suyos Atlas y Samson. Mientras, este último no hace más que coquetear con Lois y muestra a Superman lo que gracias a su condicion de viajero del tiempo ha podido encontrar: un diario del futuro. El titular anuncia la muerte de Superman. Samson le pide que deje cancha a Lois, pues el morirá (no antes de afrontar 12 retos, dice), y le regala un collar a la chica. Pero Ultra Esfinge aparece, atrapa a Lois por el robo de la joya y realiza una pregunta que permitirá vivir o morir al amor de Superman. Su acierto la salva, lo que devuelve la calma al grupo, no sin vencer a Samson y Atlas en una prueba de fuerza. Los enamorados viajan, se besan en la Luna y, tras todo el día de aventuras, Lois cae rendida del agotamiento, antes de que el superhombre le haga LA pregunta.

Jimmy se hace cargo de las instalaciones de Quintum, pero Superman se ve afectado por kryptonita negra. Esto produce un enfrentamiento entre ambos que acaba con Jimmy usando un arma: el proyecto Juicio Final. Jimmy se convierte en una mole que detiene a Kal-El y, sin poder hacer gala de lo sucedido (¡se ha enfrentado a Superman!), se complace por haber podido vivir la experiencia. Tras la sentencia a muerte de Luthor, Clark acude a realizarle una entrevista a la prisión, donde trata temas como su odio a Superman y como la comparación con un “superhombre” siempre te hará ser un segundón. Parásito desencadena un motín tras cruzarse con Lex, lo que propicia una serie de gags desternillantes en los que Clark salva a Luthor, mientras éste cree que vencen las adversidades gracias a su buen hacer. Parásito cae y Lex conduce a Kent por un pasadizo donde le espera su sobrina Nasthalthia para escapar. Finalmente revela que él es el causante de que Superman muera, pues todo salió conforme a su plan.

Pasamos a un capítulo “especial” donde nos hablan de la juventud de Clark. Él sigue en Smallville junto a sus padres. Aparece Krypto y salen a jugar (al espacio, nada menos). A su llegada encuentra nuevos trabajadores para la granja que resultarán ser descendientes de Superman (formados por Kal Kent, Superman Desconocido y el Superman de la 5ª Dimension). Se enfrentan a Cronóvoro e intentan que Kal-El no tome parte en la batalla, pues Jonathan está a punto de morir por un ataque al corazón. Encadenan al Cronóvoro pero, por culpa de la terquería de Kal, Jonatahn Kent muere solo, tras una charla con el Superman Desconocido. En el funeral todos lloran al gran hombre mientras Clark habla de las lecciones de su padre. El joven de los Kent llora junto a Martha por no haber podido despedirse de su padre, del único que conoció. Los descendientes se marchan revelando que el Superman desconocido es el propio Kal-El de nuestra historia y, finalmente, sí pudo despedirse de su padre. Un portal se abre, donde salen más integrantes del escuadrón Superman. Su líder posa una flor kryptoniana indestructible en la tumba de Jonathan.

De nuevo en la línea temporal que nos corresponde, el cúbico Planeta Bizarro irrumpe en la Tierra causando el caos con sus réplicas de vocablos incorrectos. Tras la obligada lucha de Superman con Bizarro, idea junto con Jimmy y Lois el plan para acabar con ellos: emplear energía solar. Superman consigue que el planeta cubo vuelva al Sub-verso, con él atrapado y con sus poderes menguando. Sorpresa para todos, aparece el bizarro más perfecto de todos, Zibarro. Una copia invertida de Superman pero completamente consciente y sensible de aquello que le rodea. Este solo piensa en abandonar un planeta repleto de patanes con los que no puede compartir su intelecto. Superman también debe salir de ahí o caerá pronto. Para sorpresa del Hombre de Acero, Jor-El birrazo (o Le-Roj, como es llamado) entra en escena. Zibarro trata de hacer comprender que no conseguirá ayuda de ninguno de los bizarros pero Superman no puede darse por vencido. Usando todo su ingenio se las apaña para hacer que los bizarros (JLA bizarra inclusive) le ayuden a escapar de su planeta cuando está ya al borde de la muerte. Zibarro permanece en su planeta, contentándose con que Superman haya sabido apreciar su trabajo y que volverán a verse algún día.. Por otra parte, Lois se entera de lo que Luthor le hizo a Kal-El.

Cuando la nave fabricada por los bizarros trae a Superman de nuevo a la Tierra algunas cosas han cambiado. Una pareja de astronautas perdidos kryptonianos se han establecido en su Fortaleza, restaurando el planeta. Pero sus planes van más allá. No están convencidos de la labor de Kal-El. Su deber no es proteger y guiar, sino acelerar la evolución del planeta Tierra y crear un Nuevo Krypton. Se enfrentan a Superman (no sin antes partir por la mitad y unir de nuevo la mismísima Luna) y aborrecen toda su obra como símbolo de esperanza. Ellos guiaran la Tierra hacia el progreso… pero se desploman. Por lo visto, una nube espacial convirtió los minerales de su cuerpo en kryptonita tóxica. La única solución es encerrarlos en la zona fantasma, donde vivirán juntos para siempre. Se despiden de Kal-El, orgullosos de la bondad del Hombre de Acero y se adentran en la zona fantasma, donde serán los guardianes de los criminales que ahí moran.

El tiempo pasa y no le queda mucho a Superman. Comienza con su testamento y manda a Quintum, encogido gracias a la tecnología de Brainiac, a la ciudad embotellada de Kandor. Mientras, el Hombre del Mañana salva a todo el que puede, vence a villanos y genera vida (Tierra Q) para comprobar cómo sería un mundo sin él. Van-Zee y el consejo de Kandor deben discutir acerca del destino de su pueblo y Superman. Para suerte de Kal-El, el equipo de emergencia de Kandor acude en su ayuda, pero ya es tarde, su cuerpo se rechaza a sí mismo, a pesar de los esfuerzos de los kandorianos miniaturizados en su organismo. Entrega a Quintum una muestra de su código genético y lleva a Kandor a Marte, donde disfrutaran de una vida plena. Comprueba que en Tierra Q existirá de un modo no físico, pero sí simbólico, icónico, esperanzador (vemos que en Tierra Q, Superman nace en el cómic de mano de Jerry Siegel y Joe Shuster) y visita a Luthor, retándolo a que haga algo bueno por el mundo. Éste le escupe. Por último, “concede” a Clark la exclusiva definitiva: la muerte de Superman.

Luthor se sienta en la silla eléctrica y lo fríen, pero él se ríe. Su última bebida contenía la pócima de Superman, por lo que no tarda en liberarse. Kal-El, enfundado en su nuevo traje y acompañado por sus robots, deja la Fortaleza. Luthor se ha aliado con Solaris, el sol rojo artificial, y viene a destruir. Averiguamos que Solaris accedió a la mente del Robot-7 y le facilitó la fórmula “S” a Lex, matando al Devorador de Soles de Superman en combate. La furia de Kal-El es tal, que de un golpe lo envía a la Tierra y acaba con él. La sobrina de Luthor saca su tanque a la calle y Lex irrumpe en el Daily Planet después de que Clark presente su artículo sobre la muerte de Superman y se desplome sobre su teclado, muerto.

Nos encontramos en Krypton. Kal-El persigue a su padre, y suben en una nave. Jor-El le advierte que está muerto y que, o bien puede dejarse convertir en energía definitivamente, o volver para una última batalla. En el mundo de los vivos, Jimmy, Lois y Perry echan en cara a Luthor el engaño de Solaris, que convirtió el Sol en una estrella azul. Mientras Luthor alardea que él reparará el Sol, Clark despierta, invalidándolo con una pistola gravitatoria. Todos ayudan a Superman, creyendo que tiene a Clark en la Fortaleza (inocente Jimmy…). Se enfrenta a Luthor, acabando terriblemente malheridos. La pistola de Superman produce que los poderes de Luthor acaben antes, noqueándolo de una vez por todas y quitándole la fórmula que guardaba de reserva. Kal-El la ingiere, se despide de Lois, la besa por última vez y despega. Impacta contra el Sol y salva a la humanidad con su vida.

Pasan dos años y Lois continua con la esperanza de que Superman regrese. En las instalaciones de P.R.O.J.E.C.T., encontramos una sala con un escudo de Superman, con un 2 en lugar de una S. Quintum tiene el código genético del Hombre de Acero.

Superman volverá.

CRÍTICA DE JOSÉ MANUEL DEL SALTO MIRÓ

He de reconocer que cuando comencé a leer comics, Morrison, como guionista, siempre me pareció que necesitaba ayuda mental (lo sigo pensando… Action Comics…). No hablemos del dibujo de Quitely, el cual siempre me pareció tan “europeo” (lo odiaba en New X-Men). Pero pasaron los años y el problema no eran ellos, sino yo. Salió a la venta un comic llamado We3, el cual os recomiendo de rodillas, y me enamoraron. Maduré como lector y ellos como creativos. Pero lo mejor estaba por llegar: All Star Superman. Abres el comic y cuatro viñetas te sitúan en contexto: destrucción, pérdida, esperanza, amor. Pasas página y ves a Dios.

Morrison diseña un mundo en el que Superman se mueve como absoluto salvador a contrarreloj. Aborda temas tan delicados con tal naturalidad que los hace tangibles, como en el día a día. Esa emotividad con la muerte de Jonathan y la ausencia (o no) de Clark antes de su final o el instante en que en Tierra Q se crea a Superman (para ponerse a llorar). La limpieza de Quitely derrocha grandeza y paz en cada trazo, con Jamie Grant completando la imagen a todo color, sin reservas. El diseño de Superman/Clark Kent es brillante. Pocos dibujantes son capaces de mostrarte al mismo personaje y ser capaces de dotarlo de tal nivel de expresión corporal para engañarte, como si fueras un personaje de las viñetas, de que Clark Kent es Superman. Y vaya que si te engaña. Ese dibujo tan europeo, que recuerda a Moebius y Manara, aporta ese grado de originalidad que compagina con las ideas locas de Morrison. Esos detalles “marcianos”, herencia de estos autores y el cine de space-opera, le dan un aire Sci-Fi retro atemporal y se diluye en las viñetas generando una marcada identidad.

Composiciones tan sencillas y efectivas como el momento en el que Clark le muestra a Lois que es Superman y, como respuesta de ella, tenemos solo la compra derramada en el suelo. No hay mejor respuesta posible a tal revelación. Y es que con este cómic lo han conseguido. El encontrar esos detalles, los mejores detalles posibles, aquellas historias que definen a Superman. Todas ellas condensadas en un volumen de 12 números que a su vez son los días contados de Superman. La cuenta atrás que tiene nuestro salvador por hacer todo lo que debe cuando aún le quedan fuerzas y poder morir sabiendo que lo ha dado TODO.

CRÍTICA DE DAVID PRIETO GRANDÍO

Esta puede ser la saga que nos muestre al Superman más humano y menos alienígena. Un Superman que debe anteponerse a la mayor dificultad que uno puede tener, y es saber que se está quedando sin tiempo y todavía le faltan tantas y tantas cosas por hacer.

La historia nos acerca a lo que debe sentir Superman, sus convicciones, sus sentimientos, y sin lugar a duda su gran valor. Un héroe que decide morir “con las botas puestas” si se me permite la expresión. Que pese a toda la tristeza que puede tener en su alma, tras saber que ha besado a la mujer de su vida por última vez, decide levantar el vuelo y luchar hasta la extenuación para, ante todo, salvar a la humanidad.

Seguramente muchos de nosotros, si tuviésemos el poder de Superman y nos viésemos en su situación extrema y desesperada, habríamos optado por conseguir una cura de la forma que fuese y haciendo lo que fuese necesario para ello. Pero he aquí la grandeza de este héroe, acepta su destino y agradece lo vivido. Superman de nuevo nos da una muestra de ética y valentía que solo un héroe como él puede tener.

Esta obra hace que nos demos cuenta de la influencia que han tenido los Kent en el héroe más grande de todos los tiempos. Han hecho de un alienígena un humano más, por no decir el más humano de todos. Y sin duda nos deja momentos totalmente épicos como el beso con Lois en la Luna, o el que para mí y siempre desde mi humilde opinión es el mejor de la historia: el momento en que escribe su diario por última vez. Lo imagino en la gran pantalla, con una BSO como la del tráiler  de MOS “Elegy” de Lisa Gerrard y Patrick Cassidy y los pelos se me ponen como escarpias.

“Se me termina el tiempo, tengo pocos arrepentimientos, mi vida ha sido una maravilla. He viajado por el espacio y el tiempo, he visto y he hecho cosas más allá de la imaginación. Tuve padres que me amaron, buenos amigos como Pete, Lana y Jimmy. Logré ayudar a la gente mientras vivía una aventura increíble. Amé a una buena mujer y ella me amó a mí. Estoy cansado, pero aún tengo un trabajo más que hacer… Finalmente se ha revelado el aliado secreto de Luthor, mi última aventura está a punto de empezar. Superman se despide.”

Creo que no hace falta elogiar más esta obra de Superman, a mí desde hace años me ha ganado, pero sin duda no dejaré de recomendarla como una lectura obligada para todo amante del Hombre de Acero.

¿Qué pensáis vosotros?

CRÍTICA DE LUIS MAZARÍO

En general y con una visión de conjunto yo la considero como una gran historia, a su favor y como mayor baluarte está el excepcional guion, que aunque parezca mentira corre a cargo del mismo Grant Morrison culpable de algunos de los soporíferos números de Action Comics del nuevo universo DC. Aunque cabe mencionar que hay algunos números en los que no pasa absolutamente nada (me refiero al 2 y al 10) y otros como la incursión al mundo Bizarro, que aun siendo interesantes, se desvían de la trama principal y podían por si solos haber formado una historia corta independiente.

En segundo lugar nos encontramos el dibujo y el entintado, a mí no me termina de convencer. Al principio resulta peculiar, con unos personajes fofos y con exceso de colores pasteles, conforme pasan los números la vista se va acostumbrando aunque la visión del ver a un Superman en ocasiones excesivamente tierno y vistiendo calzoncillos rojos tipo “bóxer” no me termina de gustar, aunque peor es el aspecto bobalicón de Clark en algunas páginas. Al dibujo/entintado le pondría una nota media, con páginas muy irregulares, resaltar también el excepcional diseño de algunas de las portadas. Para los fans del Hombre del Acero que les enamora un dibujo más clásico (entre los que me incluyo) este dibujo sin duda no será objeto de su devoción.

El haber seguido esta historia en su edición americana debió de ser diga de elogio, ya que casi tres años para doce números es un largo castigo, ya que se publicaron de manera anárquica e irregular con esperas entre entregas de hasta seis meses, aspecto que se mejoró para los lectores españoles al editarse en un único volumen, lo cual por otra parte requiere una larga espera.

Esta es una historia que para muchos fans de todo el mundo (y para algunos críticos del noveno arte) se encuentra en el Top 10 de las historias de Superman jamás contadas, aunque yo no la incluiría (quizá en el Top 20). Pero sí que la catalogaría como un imprescindible de cualquier colección decente, principalmente por el carácter de volumen único, por ser una historia alternativa, autoconclusiva y porque no solo vamos a disfrutar siempre de releer los mismos Tops 10.

Puedes comentar esta noticia en el Foro de Superman en español.

0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Anónimo
Anónimo
7 años atrás

Un placer participar! Y un placer que algo escrito por mi aparezca en esta magnifica web.
Un saludo a todos y felicidades al ganador
David P.

Shoren
Shoren
7 años atrás

Ante todo, felicitaciones al ganador. El guión surge de un Grant Morrison en estado de gracia, y por supuesto me compré la edición que editó Planeta en su momento.Pero tengo que decir, aunque le pese a muchos, que no puedo con el dibujante. Toda la grandeza que pueda tener la historia, para mí se la quita cada viñeta dibujada por Quitely. Cada vez que veía al Supes con una capa que en ocasiones parecía que solo le llegaba al culo, se me revolvía el estomago . A lo mejor a más de uno le dá un patatus, pero en mi… Ver mas »

Marcelo
Marcelo
Reply to  Shoren
7 años atrás

Me sacaste las palabras de la boca. Personalmente prefiero el estilo de dibujo de Dave Gibbons, Curt Swan o Neal Adams (soy chapado a la antigua, qué va a ser…) antes que Jim Lee, pero de haber sido este último, al igual que vos, lo hubiese disfrutado al máximo. Una historia excelente con un dibujo menor.

lucio7lopez
lucio7lopez
7 años atrás

Dibujo menor??? el de Frank Quitely? Estamos en mundo bizarro?????

SpideyNext
SpideyNext
7 años atrás

Muchas gracias!!!
Cuando ayer vi la publicación iba camino del trabajo y no pude currar más feliz!

Grandes valoraciones de David Prieto y Luis Mazarío. No me creo que haya ganado con ese nivel.

Gracias! Un abrazo!

SpideyNext
SpideyNext
Reply to  SpideyNext
7 años atrás

Si, soy Jose Manuel… estos nicks de foros/identidades secretas confunden a más de uno. 🙂

Kyl-El
Kyl-El
7 años atrás

Yo tengo el tomo que Planeta saco y lo que hecho en falta es precisamente los extras, que no tiene. El tamaño del tomosi que me gusta mas que el de ECC que tiende a sacar tamaños medios pero la edicion ECC viene con extras y eso es de agradecer, es una pena que ya tenga la novela grafica xk no pienso comprarme la de ECC teniendo la de Planeta. Personalmente Frank Quitely es de mis dibujantes favoritos junto con Alex Ross, Jim Lee y John Byrne y Gary Frank Quitely tiene un estilo muy original comparado con el resto… Ver mas »