LA METÁFORA CRISTIANA EN MAN OF STEEL (EL HOMBRE DE ACERO)

0
284
Estoy seguro que no voy a descubrirle a nadie a estas alturas que la historia de Superman ha ido desarrollando con los años una fuerte metáfora cristiana. Los paralelismos entre la historia del Hombre de Acero y la de Jesucristo son muchos y variados. Y no quiero que nadie se me ofenda con esto; no estoy comparando a Superman con Dios, ni pretendo ofender las creencias religiosas de nadie. Simplemente voy a constatar una serie de referencias que, en la historia de Superman y en Man of Steel en particular, se hacen comparando de forma sutil (y a veces no tan sutil) al Hombre de Acero con Jesús. Cada uno que lo interprete como quiera.

1) PARA ELLOS SERÁ UN DIOS
Las palabras de Jor-El a Lara cuando hablan de que Kal será diferente y marginado y de que lo matarán, son muy claras: «para ellos será un dios». Esto, unido a que Kal-El es el único hijo de una inteligencia superior y que es enviado a nuestro mundo para salvarse de la destrucción y, además, guiar a la humanidad, establece un fuerte paralelismo entre la historia de origen de Superman y la de personajes bíblicos como Jesucristo y Moisés. Recordad que Moisés, para salvarse, fue enviado cuando era un bebé a cruzar un río metido dentro una cesta (Superman es enviado en una cápsula por el espacio, pero salvando la distancia es el mismo concepto), y después se convertiría en el líder y libertador de su pueblo.

2) KAL, HIJO DE EL
El propio nombre kryptoniano de Superman tiene una traducción religiosa. La palabra «El» es un vocablo semítico que tradicionalmente significa «dios». Kal-El, de hecho, podría traducirse en algo así como «la voz de Dios». Y el momento en el que Lara le dice a Zod que «este es Kal, hijo de El»… bueno, está claro que puede traducirse de una forma muy bíblica. 
3) CRIADO ENTRE HUMANOS
Pese a ser un dios entre los hombres, el pequeño Kal es encontrado y criado por una pareja humana, el matrimonio formado por Jonathan y Martha Kent. Recordad que Jesús nació de María y fue criado por ella y por su esposo José, así que encontramos de nuevo la coincidencia de dos humanos normales criando a un dios. Y si os fijáis, tenemos una repetición de iniciales J y M en los nombres de ambas parejas (Jonathan/José y Martha/María). También mencionar que tanto los padres terrestres de Jesús como los de Kal-El tienen trabajos básicos y muy antiguos (los Kent son granjeros y agricultores; José era carpintero). Otro punto interesante es que Jonathan le dice a su hijo en un momento de la película que «cuando el mundo descubra lo que puede hacer, cambiarán las creencias religiosas y la concepción de lo que es ser humano». Y es una gran verdad. Si alguien como Superman apareciera entre nosotros, ¿no haría tambalearse todas las creencias y que la gente se cuestionara su fe? ¿No se desmontarían todos los preceptos sobre los que se desmontan las religiones? El impacto mundial a ese y otros niveles sería sobrecogedor.
4) CLARK PESCADOR Y CON BARBA
La primera vez que vemos a Clark en la película, está trabajando de pescador, con barba y aspecto descuidado. La barba que lleva puede recordar a la clásica representación que se ha hecho siempre de Jesucristo. Y el hecho de trabajar en un barco pesquero también podría tener cierta referencia bíblica, porque Pedro, uno de los apóstoles de Jesús, era pescador, y tradicionalmente Cristo obró algunos milagros relacionados con el mar, como caminar sobre las aguas o multiplicar peces. Además, Jesús también trabajó como carpintero antes de dedicarse por completo a su misión en los últimos años de su vida, así que podemos compararlo con lo que ocurre en esta película, en la que Clark Kent también realiza trabajos diversos antes de aceptar su destino y mostrarse al mundo.

5) LA PLATAFORMA PETROLÍFERA
Quizá esta referencia sea algo más sutil o quizá solo sea una percepción mía, pero cuando Clark está en la plataforma petrolífera rescatando a los trabajadores atrapados en el incendio, debe impedir que parte de la estructura se derrumbe y los mate a todos. Clark no duda en saltar, meterse en las llamas y aguantar el peso de una masa metálica… que tiene forma de cruz. En mi opinión es algo intencionado de nuevo: Clark, que en ese punto es un marginado que no tiene un lugar en el mundo, soporta con sufrimiento (grita de esfuerzo) el peso de una cruz para salvar a las personas. Además, cuando cae al agua hay un plano tomado desde abajo en el que lo vemos flotando… con los brazos en cruz.

6) LA VIDRIERA DE LA IGLESIA
En la conversación que Clark tiene con el sacerdote antes de entregarse a los militares, vemos todo el rato detrás de Clark una vidriera que queda perfectamente dentro del plano de la cámara. En ella se observa a Jesucristo vestido de blanco y con un manto rojo sobre los hombros… sorprendentemente similar a una capa como la de Superman.

Además, la conversación con el sacerdote (que recuerda a las charlas de Superman y el sacerdote en Por el mañana, de Azzarello y Lee) no tiene desperdicio: Clark manifiesta sus dudas sobre entregarse a Zod porque no se fía de él, pero tampoco se fía de la humanidad, aunque piensa que si tiene una posibilidad de salvarla entregándose, debería hacerlo. El sacerdote también le dice como consejo que a veces hay que hacer un acto de fe, y que la confianza viene después. Sobran más comentarios, ¿no?

7) EL JOVEN CLARK SIENDO ACOSADO POR MATONES
Otro momento simbólico desde mi punto de vista es cuando, dentro de la escena que transcurre en la iglesia, vemos un flashback del joven Clark. Durante el mismo, Clark es intimidado por un grupo de compañeros de instituto que lo tiran al suelo de un empujón. Antes de que Pete le ayude a levantarse y Jonathan hable con él sobre «cambiar el mundo para bien o para mal», Clark está agarrado a una valla con los brazos en cruz y la cabeza medio agachada y hacia un lado. Una postura mil veces vista en las imágenes de la crucifixión de Jesús, y que en este contexto cobra sentido porque Clark está permitiendo que abusen de él pese a que tiene poder para impedirlo. En cierto modo, en esa escena es un mártir.

8) SUPERMAN DETENIDO
Esta es la parte más clara y menos disimulada de toda esta metáfora. No solo Superman es detenido sin que oponga resistencia (él se entrega voluntariamente, de hecho), sino que hasta se deja esposar en un alarde de humildad. Igual que Jesucristo en la Biblia, que no utilizó su poder para salvarse a sí mismo y aceptó su destino de salvador y mártir. Pero además, Clark dice que no se entrega a Zod sino que se entrega a la humanidad, y reconoce que lleva 33 años viviendo entre nosotros (la edad atribuida a Cristo cuando murió).

9) HARDY ACEPTA A SUPERMAN
Igual que con el momento de la estructura en forma de cruz en la plataforma, en esta escena yo personalmente también creo ver cierta referencia bíblica que quizá sea intencionada o quizá solo una imaginación mía. Después de la brutal batalla de Smallville y de que Superman haya sido atacado por el ejército con la misma violencia con la que han atacado a los demás kryptonianos, el Hombre de Acero sale de entre los escombros y todos los soldados lo miran con estupor. El oficial principal al mando, el Coronel Hardy, se planta deltante de Superman y dice: «este hombre no es nuestro enemigo». Con ese gesto, reconoce que Superman es de confianza tal y como decía ser.

¿Dónde está la posible referencia bíblica? Según la Biblia, durante la crucifixión de Jesús, cuando muere y toda la tierra empieza a temblar, los soldados observan el cuerpo crucificado de Jesús con miedo, y el oficial al mando reconoce en ese momento que aquel hombre era en realidad el hijo de Dios. Salvando las distancias, la escena es la misma: después de que Superman se haya entregado y haya arriesgado su vida por salvar a la humanidad (el acto de fe del que hablaba el sacerdote), es aceptado por todos y reconocido por la persona que está al mando.
10) PUEDES SALVARLOS A TODOS
Otro momento espectacular de la película (y en mi opinión también un claro homenaje a Superman Returns) es cuando Kal habla con la consciencia de Jor-El antes de salir de la Black Zero para salvar a Lois. Jor-El le habla de ser el puente entre dos mundos y le dice que puede salvarnos a todos, y tras estas palabras Superman se deja caer hacia el vacío del espacio con los brazos en cruz y de espaldas. Una postura majestuosa y nada casual en ese contexto.

CONSIDERACIONES
Pese a todas estas coincidencias, la película no incurre en el error de mostrar a un Superman divino. Al contrario; la metáfora religiosa está correcta y bien utilizada en su justa medida, pero el Superman que se nos muestra es joven, inexperto, comete errores y no hace las cosas del todo bien. No es místico, ni inaccesible, ni tiene un aura de divinidad. Además, al contrario que en Superman Returns o en las películas de Christopher Reeve, este nuevo Hombre de Acero no se resigna a estar solo en el mundo para entregarse solo a la humanidad. El beso con Lois es apasionado, y su entrada final al Daily Planet da a entender que la relación entre ellos dos continúa en secreto y que ella debe haber colaborado en que Clark se cree esa nueva identidad en la que puede ser un corresponsal. En definitiva, en Man of Steel Superman tiene el poder y la capacidad para ser un dios, pero aún lleva una enorme «L» de novato en la espalda (me apropio de ese símil automovilístico de mi amigo Juan Carlos, que me gusta) y está muy lejos de la perfección. La simbología religiosa de la película es tan solo un guiño a una historia que trata de uno de los temas más apasionantes sobre los que se ha escrito: que alguien venido de más allá de las estrellas y dotado de un gran poder, se tome la molestia de dedicar su existencia a salvarnos a todos. Sea realidad o ficción, ¿qué más da? Las creencias no tienen nada que ver en esto.

Puedes comentar esta noticia en nuestra página de Facebook.

0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments