RESEÑA DE SMALLVILLE SEASON 11 #53

0
46
SMALLVILLE SEASON 11

ARGO (9ª PARTE, 28/06/2013) 

Guión: Bryan Q. Miller
Dibujo: Daniel HDR (portada Cat Staggs)
Reseña de Javier Olivares Tolosa

Ante la catástrofe, Booster Gold, la Legión de Superhéroes y Supergirl, e incluso el gobierno de la Tierra, colaboran para salvar vidas. Supergirl es informada de que Kal está luchando contra Doomsday directamente en dirección hacia el Sol, como parte de su plan de que ambos sean absorbidos por la gravedad del mismo y así Doomsday sea detenido, aunque Superman sabe que eso le va a costar a él la vida.
Telepáticamente, Clark habla con Saturn Girl y le pide que le despida de Lois, que cuide de que Booster y Supergirl encuentren sus caminos, y que impida que nadie desentierre jamás a Doomsday del Sol. Superman ya está atrapado en la gravedad del astro rey y a punto de impactar en su superficie sin retorno, cuando alguien le tiende la mano. ¡Es Cosmic Boy! Superman se aterra al pensar que Rokk también va a ser atrapado por la gravedad, pero el legionario no ha venido solo. Toda la Legión y Supergirl está haciendo una cadena, cogidos con las manos, para unir sus fuerzas y salvar a Superman.
De vuelta a la Tierra (y tras un breve encuentro con un niño Bart Allen que arranca una lágrima a Superman), Brainiac le devuelve a Superman su anillo de la Legión, que debe conservar para que en el futuro lo pueda encontrar Booster Gold. Brainiac le informa de que los gobiernos de la Tierra y Krypton han firmado la paz y que están ayudándose a la mutua reconstrucción. Kal-El se reúne con Kara en el espacio, donde observan juntos los dos mundos a los que pertenecen, y Kara se regocija de que, por primera vez desde que sus padres la enviaron fuera de Krypton… se siente en paz.
CRÍTICA
La semana pasada os hablaba de un milagro. De algún tipo de giro sensacional que hiciera que todo el arco argumental de Argo resultara fantástico. Y para ser sincero no es que haya ocurrido exactamente esto, pero ya sabéis que en una comida lo más importante siempre es el postre, porque es el último sabor que se nos queda. Y en este caso, el postre de esta historia ha sido bastante dulce y nos salva la comida.
La pelea de Superman contra Doomsday en dirección al Sol es genial. Con furia, fuerza y sentimiento, porque la despedida telepática de Superman es brillante y emotiva. Pero no menos emotiva es la forma en que lo salvan los legionarios, que dentro de lo tonta que parece (son como «monos de barril»), es muy bonita y refleja ese espíritu que representa el grupo.
Al final, evidentemente todo se soluciona, hay paz entre los dos mundos, Booster Gold desaparece (que alguien me explique si ve cómo se va o cómo regresa a su época…), y Superman y Supergirl mantienen una conversación… ejem… en… el espacio exterior. Bueno, vale, es físicamente imposible, pero hemos visto cosas peores, ¿no? Y no obstante, es un final agradable.
Buen dibujo que, aunque no ha sido lo mejor que hemos visto en esta colección, está muy lejos de ser lo peor. Daniel HDR ha ido mejorando en cada número y ha compuesto algunas páginas muy chulas. Estoy deseando verlo de nuevo en algún otro trabajo para ver si ha mejorado su punto débil, que para mí es precisamente su Superman. Pero tiene un gran futuro.

Y hablando de futuro, ahora veremos qué nos depara la colección durante las próximas 3 semanas, porque en el número 56 empieza el arco argumental principal de los próximos meses; un arco que traerá de vuelta a Jorge Jiménez al dibujo, y que introducirá en el universo Smallville Season 11 a cierta amazona superpoderosa.

Puedes comentar esta noticia en nuestra página de Facebook.

0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments