RESEÑA DE ACTION COMICS #24

0
22
ACTION COMICS #24 (Diciembre 2013)

Guión: Mike Johnson
Dibujo: Tyler Kirkham y Jesús Merino
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN
Mientras Lois Lane despierta del coma en el que había caído y desaparece del hospital donde se encontraba, Superman se enfrenta al Psico Pirata, cuyo poder parece haberle facilitado el acceso a todos los secretos de la mente del superhéroe. Sin embargo, el misterioso personaje declara no ser un enemigo y conduce a Superman hasta el Enjambre, la prisión donde la reina de la colmena retenía a los psíquicos capturados y con cuya energía planeaba gobernar el mundo. 
El Psico Pirata confiesa ser uno de ellos y también uno de Los Veinte de Brainiac, pero consiguió escapar y hacerse con la máscara de la medusa amplificando sus poderes y pudiendo así enfrentarse a la reina.
Cuando parece que las aspiraciones del mentalista son nobles, éste ataca por sorpresa a Superman reclamando la energía psíquica de su mente alienígena para, según él, liberar al resto de los mentalistas. Para conseguir su objetivo, comienza un ataque psíquico destinado a destruir los recuerdos de Clark uno por uno. Así, vemos sus primeros pasos en Metropolis, luego su estancia en Smallville y finalmente incluso una visión de Jor-El y Lara en Krypton. Parece que Clark no puede hacer nada contra el ataque mental del Psico Pirata  pero cuando todo parece perdido, una Lois Lane que parece constituida de energía psíquica pura aparece de la nada y ataca al villano. Está dispuesta a cualquier cosa con tal de defender a Superman.
CRÍTICA
Volvemos a las andadas después del Mes de los Villanos con la “Guerra Psíquica” pergeñada por Scott Lobdell y acometida aquí por el fiel lacayo Mike Johnson, que parece que no se ha ganado el derecho a aparecer como guionista en la portada (sí en el interior) ocupando su lugar el maestro de ceremonias Lobdell.
Firme quien firme, la historia sigue dando bandazos más bien inconexos, saltando de un villano a otro y sin acabar de consolidarse como una trama sólida mínimamente a tener en cuenta. Los personajes son totalmente planos, irreconocibles o directamente inexistentes en el caso de los secundarios. Poco más que excusas para desarrollar escenas de acción, además en este caso toscamente dibujadas por Kirkham, artista que parece que se saltó un par de clases en la academia de arte (especialmente en lo referente a dibujar rostros) y que aún así dibuja lo que debería ser una de las series punteras del comic book de superhéroes. Me lo expliquen.
Otra canción son las páginas correspondientes a los recuerdos de Clark, donde Jesús Merino está soberbio en cada panel y nos hace preguntarnos por qué no es el dibujante titular de esta o de cualquier otra serie del Hombre de Acero. Reseñable también la aparición de Kenny Braverman, antaño el villano Conducto y aquí (de momento) un matón de Smallville que le hace la vida imposible a Clark. ¿Veremos alguna vez la versión “New 52” de este olvidado personaje?
En definitiva, un número más dentro de una saga totalmente olvidable y que, esperemos, acabe pronto para dar paso a historias más dignas de ser recordadas.

Puedes comentar esta noticia en nuestra página de Facebook.

0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Miguel H Rosas
Miguel H Rosas
7 años atrás

Lo de que pongan a Lobdell en portada en vez de a Johnson debe ser una errata.DC lo hace en muchísimas ocasiones desde hace años tanto con guionistas como con dibujantes o entintadores.

En cuanto a la calidad de la serie ¿no podrían,por ejemplo,contratar al editor de Batman,sea quién sea? Aunque dirigiendo Didio seguramente se la sopla que las ventas bajen o que las historias no tengan un rumbo definido.He leído hace poco una entrevista a Merino bastante contundente en ese sentido.