RESEÑA DE SMALLVILLE: ALIEN #7

0
35
SMALLVILLE: ALIEN

PARTE 7/12, 31/01/2014) 

Guión: Bryan Q. Miller
Dibujo: Edgar Salazar y Dym (portada Cat Staggs)

Reseña de Javier Olivares Tolosa

El Monitor acaba de escapar en medio del caos que él mismo ha provocado, y Superman todavía está dolorido y sangrando por el cabezazo que le ha dado y que le ha roto una ceja. Desoyendo las órdenes que Luthor le intenta dar, Superman vuela por encima de las nubes y se recarga de energía solar que cura inmediatamente su herida. Después, comunica con Tess en Watchtower y le dice que ahora mismo tiene dos prioridades: saber dónde ha escapado el Monitor y cómo demonios ha podido herirle.
Cambiándose a Clark Kent, Superman regresa a la escena de conflicto y se vuelve a reunir con Luthor. Lex decide ir en un jeep a buscar al Monitor, al que pueden rastrear mediante un dispositivo. Se lleva a Clark con él, y cuando cree que no lo oye, le dice a Otis que se lo lleva porque no le importaría si le pasara algo.
A todo esto, en la Batcueva, Batman medita junto a Chloe tratando de resolver el crimen del muchacho vestido como Superman, y hablan sobre la crisis que está a punto de suceder. Bruce quiere saber cómo sabe ella lo que va a ocurrir, y Chloe le cuenta que lo ha visto por sí misma.
Mientras, Clark y Lex han seguido la pista del Monitor hasta la abandonada y radiactiva Chernóbil, y encuentran allí un agujero en el suelo que les lleva a un nivel subterráneo donde se topan cara a cara con una enorme nave espacial…
CRÍTICA
Es muy de agradecer que Smallville mantenga una continuidad en el universo propio que han creado para la serie. Ya es mucho más de lo que pueden presumir la mayoría de títulos del Hombre de Acero en la actualidad, pero en Smallville vemos como el concepto de la crisis se lleva arrastrando desde el primer arco argumental y solo ahora empezamos a verlo cobrar forma en esta historia con el Monitor como villano. Eso es continuidad, esa gran desconocida en este nuevo UDC. Lástima que solo esté en los Elseworlds…
Por otro lado, y sé que esto no gustará a muchos, es ya casi un fastidio que en cualquier colección de Superman se consiga encontrar el pretexto para meter a Batman como secundario. Quizá estamos todos muy susceptibles (o quizá solo yo), pero tengo la sensación de que en DC tienen que jugar siempre la carta del murciélago, sea como sea, como si el resto de la baraja -y en especial Superman- no tuviera el suficiente peso para atraer público por sí solos. No es que Batman haya tenido un papel estrella en este número, y no me molesta para nada su presencia, pero el problema es esa impresión que da de que todo es mejor si metes al bueno de Bats por medio.
En cuanto al dibujo, sin despuntar, continúa en una línea correcta. No me apasionan los rostros y sigue notándose bastante carencia de fondos, quizá hoy más justificado porque casi la primera mitad del cómic transcurre sobre las nubes. Pero en general, aunque no es un mal dibujo, el trabajo artístico tampoco tiene nada que elogiar. Bueno, el coloreado sí. Toda la parte en la nieve o en Chernóbil, con esos colores fríos y apagados, transmite la sensación que el entorno debe evocar.

Puedes comentar esta noticia en nuestra página de Facebook.

0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
SirMikelangelus
SirMikelangelus
6 años atrás

El tema de Batman es que mientras siga generando más pasta, seguirán explotándolo hasta que la gente se harte de él. En Marvel hacen lo mismo con Spiderman y Wolverine, los meten por todo aunque no venga a cuento, don dinero es el que manda desafortunadamente.

Smallville con sus altos y sus bajos, sigue siendo el mejor comic de Superman, con la mejor versión de Lois también, pena que el dibujo no sea de mejor calidad.