CRÓNICAS DEL SALÓN DEL CÓMIC DE BARCELONA 2014

7
21

De todos los salones y jornadas comiqueras que (afortunadamente) han ido proliferando por España, el de Barcelona no solo es uno de los más grandes y veteranos, sino que es también el que se ha convertido en punto de encuentro y referencia ineludible para todos aquellos que por una razón o por otra están interesados en este país por el mundo del cómic y sus aledaños.

Decía Daniel Fernández, presidente del gremio de editores y de FICOMIC, en el acto inaugural que “El cómic no sólo ha triunfado sino que se ha convertido en una de las grandes artes y ha encontrado en Barcelona la segunda capital europea más importante, después de Anguleme” y viendo las masivas instalaciones del evento preparadas para recibir a más de cien mil visitantes, no podemos decir que vaya demasiado desencaminado. Y es que parece increíble que aquella afición nuestra, minoritaria y profundamente “freak”, sea capaz de atraer tanto público y generar un acto semejante. Los que adoramos el cómic somos legión, se diría, o quizá no tanto… y es que el cómic ha roto sus fronteras naturales y atravesando la sempiterna “cuarta pared” sus conceptos han saltado al cine, a los videojuegos, y a todos los medios imaginables atrayendo en el proceso a ese público masivo del que nunca había disfrutado. El salón de Barcelona es un perfecto reflejo de ese proceso, mostrando la paradoja de ser un evento de cómics… donde el cine, el merchandising, el cosplay, la animación o los videojuegos tienen tanta o más presencia que el papel y las viñetas. Juzgue cada uno si eso es algo bueno o no tan bueno.
Los organizadores del salón tienen este hecho más claro en cada edición y siguen apostando por temáticas y exposiciones capaces de llegar a un público mayoritario alejado del mundo del papel. 
En esta línea y aprovechando que la temática destacada de este año ha sido la del cómic bélico, las instalaciones del amplísimo Palacio 1 estaban repletas de recreaciones de escenarios bélicos. Desde exposiciones de vehículos de la segunda guerra mundial a representaciones por parte de grupos y asociaciones de recreación histórica que le daban color al asunto. Grandes e impresionantes montajes capaces de impresionar a ese público que necesita un aliciente extra para entrar en un salón del cómic. En relación a esta temática pero más cercana al noveno arte era la exposición “Cómics en guerra“, una fantástica muestra de originales en torno al cómic bélico procedentes de autores de todas partes del mundo y que acompañada de las recreaciones y los vehículos formaban un conjunto completo y ciertamente llamativo.

Nuestro amigo Mariano Bayona junto al tanque de la exposición. (Foto: Alberto Rojas)

“Cómics en Guerra” solo era una de las múltiples y variadas exposiciones de las que se pudieron disfrutar en el salón, tan variadas que iban desde la dedicada a Popeye, que cumple 85 años muy bien llevados (algo sorprendente si te alimentas solo de espinacas), hasta la dedicada a la autora nacional Purita Campos y su personaje “Esther” que parece haber vuelto a cobrar relevancia en los últimos años.

Para los que nos sentimos más cercanos al cómic americano, la más atractiva con diferencia era la dedicada al 75 aniversario de Batman, con una estupenda y variada colección de originales de diversos autores a lo largo de la historia del caballero oscuro. La muestra, a diferencia de la que tuvo Superman el año pasado, contó también con una exposición de figuras relacionadas con el héroe de Gotham. Desde juguetes derivados de sus películas a maravillosas piezas de colección de Hot Toys, Sideshow, Neka, etc… Para los amantes de Marvel una exposición dedicada a Lobezno acompañaba a la del hombre murciélago con una estructura muy parecida a la del personaje de la DC Comics.

Una muestra de la exposición 75 Aniversario de Batman

Las exposiciones no son lo único que impresiona de un macroevento como el salón de Barcelona, donde se contraponen enormes stands de compañías como Warner que nos advertía de… perdón, promocionaba estrenos como “Godzilla” o “Edge of Tomorrow” con pequeños puestos de asociaciones o fanzines que en muchos sentidos siguen siendo el alma de un salón del cómic y que compensan la falta de medios con toneladas de ganas y pasión por lo que hacen. Así, teníamos gente como los miembros del club “Star Trek Spain”, la incombustible y cañera asociación zaragozana “Malavida” o los integrantes de la “Legión 501” y sus recreaciones relacionadas con Star Wars, entre muchos otros que es imposible citar. Son gente como esta los que hacen que un salón de este tamaño sea mucho más que un escaparate comercial.
Otra pieza fundamental de la composición del salón son las tiendas que allí exponen sus productos. Cualquiera que tenga un amigo librero (ya no digamos si trabaja en el gremio) sabe lo difícil que es para ellos montar su puesto en un evento de estas características, con el coste económico y personal que ello supone. Quizá por ello las tiendas puramente de cómics se van volviendo cada vez más escasas, y las que se instalan lo hacen más por la promoción que ello supone para sus ventas on line que por los beneficios directos propiamente dichos. En contraposición, aumentan aquellas que combinan los cómics o directamente se dedican por completo a la venta de merchandising mostrando autenticas maravillas en un campo, el coleccionismo de figuras, cuyo nivel de exigencia y muestras de calidad parece no tocar techo. Una gozada donde los aficionados a Superman además, podemos sentirnos satisfechos con algunos de los extraordinarios productos surgidos alrededor del héroe de Krypton y sus encarnaciones cinematográficas.

Una sección muy especial dentro de los expositores son los stands de las propias editoriales, normalmente grandes y aparatosamente llamativos repletos de novedades de las que ya nos han avisado por Internet, pero que sigue haciendo gracia que te las presenten “in situ”.

Para los aficionados a DC y a Superman el primero a tener en cuenta era el perteneciente a ECC Ediciones, que este año tenía unas instalaciones particularmente masivas e impresionantes, siendo además uno de los pocos montajes que permitían pasearse por su interior y hojear con tranquilidad y parsimonia los cómics que allí tenían expuestos y admirar la profusión de figuras a la venta. Además, por cada compra te regalaban nada menos que… ¡¡un bat-helado!! Sí, sí, nada menos que un helado con forma de Batman. Impresionante. ¿Qué más se puede pedir? Ay… si solo se les hubiera ocurrido el año pasado para el aniversario de Superman… en fin.

En cuanto a sus novedades por supuesto una legión de derivados del 75 aniversario de Batman, el Sandman Overture (que no saldrá ni pronto ni tarde, sino cuando tenga que salir) la JLA de Morrison (¿otra vez?) y entre todo esto, los aficionados a Superman nos contentamos con la esperanza de reedición de algún clásico de nuestro héroe. Algo caerá, dicen.

Panini Comics, cuyo stand parecía hijo de una caseta de información y turismo nos presentó la enésima edición del Spiderman de Lee y Ditko, que estamos seguros será muy pero que muy distinta a las chorrocientas que ya están en el mercado y que a buen seguro tenemos en casa. Más interesante es su propuesta de creación de una nueva línea editorial “Evolution Comics” dedicada a fomentar la industria del cómic nacional y a autores de la tierra. Les deseamos más suerte que la que tuvo Fórum allá por los noventa con la malograda línea “laberinto”.

Por su parte Planeta de Agostini tiene muy claro que sus pesos pesados ahora mismo son Star Wars y Dragon Ball, y eso acaparó el grueso de sus novedades. Pese a ello les ha quedado sitio para cosas como las nuevas entregas de la liga extraordinaria de Alan Moore que esperan vender antes de que el público acabe comprobando lo mucho que se le ha ido la pinza al psicomago autor de Watchmen.

Norma no anunció nada referente a bajar los precios de sus cómics, pero sí que sacaría material relacionado con Juego de tronos, “The boys” y “Este del Oeste”, lo nuevo de Jonathan Hickman. Además, como no, Hellboy.
Algo que también distingue al salón de Barcelona y que nunca está de más, son los premios. Y es que reconocer el mérito de una obra o un autor, en este gremio se parece a menudo a predicar en el desierto. Aun así, sigue siendo lo correcto y más aun… necesario. Este año el Gran Premio del Salón 2014 ha sido para Miguel Gallardo, creador de “Makoki” y de novelas gráficas como “Un largo silencio” o “María y yo” Todo un reconocimiento a una gran carrera dentro de este mundillo.

La Mejor Obra de Autor Extranjero publicada en España en 2013 ha sido para “El Libro de los Insectos Humanos, de Osamu Tezuka. La Mejor Obra de Autor Español publicada en España 2013 ha sido “Los Surcos del Azar” de Paco Roca. El Autor Revelación Español de 2013 es Clara Soriano por “Colmado Sánchez” de Caramba! Cómics. El Mejor Fanzine Español ha sido para “Arròs Negre” y finalmente la Mejor Obra por votación popular ha recaido en “Papel Estrujado” de Nadar, publicado por Astiberri Ediciones. 
Premiados o no, otro reclamo de los salones y de este quizá más que en la mayoría sea el poder conocer de primera mano a los autores e incluso llevarte una firmita o un dibujete a casa. Este año, quizá no haya habido ninguna figura de absoluto relumbrón, pero los aficionados a DC Comics hemos podido tener a un buen plantel de figuras. Empezando por los grandísimos artistas y amigos Bruno Redondo y Jorge Jimenez, seguidos de gente como el argentino Eduardo Risso y su a menudo compinche Brian Azzarello, a quien como no somos “Wonder Woman Javi Olivares”, no le vamos a pedir explicaciones por su “visión” de la amazona que tan contentos tiene a los fans de la princesa de Themiscira. También rondaba por allí Andrés Guinaldo, en cuyo curriculum parecen haber desaparecido las menciones a sus recientes números en “Superboy”. ¿Por qué será?

El multitudinario stand de firmas (y por detrás, la parte de ventas) de ECC Ediciones. (Foto: Facebook ECCEdiciones)

En general, se diría que algo no acaba de entusiasmar con los dibujantes que son o trabajan en el otro lado del charco cuando uno va a este salón con más ganas de pillar un Mortadelo del maestro Ibáñez o una firma de Jan en su último Superlopez. Pero claro, al final, lo de siempre, para gustos, colores.
Y nos dejamos mil cosas, porque un salón como este es inabarcable e inagotable. Ese afán de ofrecer de todo y para todos se cristaliza en un ramillete de actividades de las cuales uno elige solo aquellas que se acercan a sus gustos e intereses y de las cuales aquí solo hemos mencionado unas pocas. En cualquier caso no deja de ser un merito para los organizadores que sea cual sea la rama del cómic a la que estés vinculado tengas algo que ver o hacer en este evento. Una gozada.

Así, nos quedamos a la espera del siguiente Salón de Barcelona (aunque eso no impida que aterrizaremos antes en algún otro) donde pese a su escala y su calidad lo mejor no son las charlas, ni las exposiciones, ni conseguir tus números atrasados… ni siquiera la excusa que nos permite salir de nuestras rutinas y acudir como fieles en peregrinación a disfrutar de esa afición tan nuestra y tan maltratada. Lo mejor son aquellos que nos acompañan en la jornada. Esa gente con la que compartimos los momentos, las frikadas, las ilusiones… ellos son quienes hacen grande este acontecimiento y cruzan con nosotros la frontera del entretenimiento para adentrarse en el territorio de la inspiración y la pasión por un tema.

Y por muchos años… 

Un artículo de Antonio Monfort Gasulla para www.supermanjaviolivares.net

Página del Salón de Mariano Bayona (con un montón de fotografías).

Puedes comentar esta noticia en nuestra página de Facebook.

7
Deja una respuesta

avatar
5 Hilos de comentarios
2 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
0 Autores de comentarios
Rompe OrtosMiguel H RosasKryptonita Rojalorenzo monsalvemanue Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Visible
Invitado

Muy buen artículo, Antonio. Y menuda foto de don Mariano con ese M-41 walker bulldog, felicitaciones

manue
Invitado

Woooo me encantaria ir,que pasada!

lorenzo monsalve
Invitado

que increible evento. ojala hicieran cosas asi aca en latinoamerica.

Kryptonita Roja
Invitado

Una pasada, enhorabuena Antonio, escribes de P Madre!!!

Rompe Ortos
Invitado

¿Como que la JLA de Morrison? qué piensan editar el omnibus que publicó Planeta en su momento otra vez?? por favor responded!!!

Miguel H Rosas
Invitado

Aún no han dicho cómo la van a editar pero conociendo a ECC no repetirán el ómnibus tal cual, lo sacarán en tomos por arcos como en USA. La única pega es que así saldrá más caro que de un solo golpe.

Rompe Ortos
Invitado

Gracias por responder Miguel 😉