RESEÑA DE SUPERMAN: DOOMED #2

0
54
SUPERMAN: DOOMED #2 (Noviembre 2014)

Guión: Greg Pak y Charles Soule
Dibujo: Ken Lashley, Simon Kudranski, Dave Bullock, Ian Churchill, Aaron Kuder, Norm Rapmund
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN
Mientras las víctimas asimiladas empiezan a sufrir colapsos en la Tierra, un Superman completamente poseído por la infección Doomsday ataca la nave nodriza de Brainiac y va camino de llegar a destruirla por completo.  En la fortaleza de la soledad, Batman, Lois Lane, Lana Lang y el Detective Marciano utilizan sus conocimientos y su telepatía para  guiar en lo posible al Superman-Doomsday. Aunque Lois está dispuesta a acentuar el lado humano de la criatura en que actualmente se ha convertido Superman, Lana está mucho más dispuesta a desencadenar sobre Brainiac toda la furia que sea posible, lo que hace aun más imparable a Superman.
Sin embargo, la mente del infectado Hombre de Acero aun va a tener otro visitante, nada menos que el mismísimo Brainiac que intenta convencer al kryptoniano que su intención no es sino rehacer el universo para que este sea un lugar mejor que el ahora existe.
Mientras la batalla psíquica se desarrolla en la nave nodriza, en la fortaleza el Superman Cyborg intenta eliminar la resistencia contra su amo, pero su ataque es repelido por Supergirl que consigue derrotarle. Al mismo tiempo, en la zona fantasma, Wonder Woman ha tomado el control de Mundo Guerra y ataca la nave nodriza con toda su potencia de fuego.
Los ataques por varios frentes están volviendo vulnerable a Brainiac, cuya mente queda ahora a merced de los poderes de Lois Lane. Aunque en un primer momento es ella quien se enfrenta al coluano, finalmente la periodista pasa sus poderes psíquicos a Superman dándole lo único que a este le faltaba para derrotar a Brainiac. Con el poder completo sobre el villano y su nave, Clark libera a las mentes de la Tierra y hace que la nave salte al interior de un agujero negro. Parece que este va a ser el final tanto del héroe como del villano, pero “algo” recoge al derrotado Brainiac y le expone una visión nueva, una visión de la realidad fragmentada en cientos de universos muy diferentes a lo que conocemos.
CRÍTICA
A estas alturas ya no sorprende a nadie que el final de la extenuante saga “Doomed” haya seguido las pautas de lo que ha sido el último tramo de la misma. Acción aturullada, personajes con pocas cosas que hacer en la historia, un Superman tirando a ausente y soluciones de tramas a base de “Deux ex Machina” o dicho de otra manera; “Porque yo lo valgo” que viene a ser casi lo mismo.
Este Doomed nº 2, con sobredosis de páginas que bien podrían haber servido para acabar la historia con dignidad, sirve justo para lo contrario y es que algo tiene que funcionar muy mal en DC Comics para que autores de solvencia contrastada como Greg Pak y Charles Soule (este último ya ha emigrado a prados –marvelitas– más verdes) firmen un cuaderno como este. Para empezar el villano villanisimo al que tanto tiempo llevábamos poniendo esperanzas, “Brainiac” se nos desinfla cosa mala y con una rapidez inusitada. La trama motor de la infección de Superman se nos soluciona en una viñeta. ¡¡EN UNA!! Sí señor, tras marear la perdiz casi veinte números la solución era… uhm ¿Cuál exactamente? ¿Tirarse en una nave del tamaño del planeta a un agujero negro? Porque en los agujeros negros hay cosas que explotan y se llevan las infecciones… ¿no? Bueno, el caso es que nadie está muy seguro de cómo ha sido… ¡pero ha sido! Nos lo dirá Batman, que lo sabe todo, en el siguiente número. Aquí no cabía, entre tanto boom y ka boom se les acabaron las páginas, fíjese usted.  Pero no adelantemos acontecimientos.
También la trama de los villanos fugados de la zona fantasma se nos ha escurrido entre los dedos y es que su papel en la saga ha sido exactamente ese, fugarse. Propongo mandar a las oficinas de DC un lote de cómics de Lucky Luke. Allí, veíamos como los Dalton se fugaban de la cárcel, siempre tan graciosos ellos, para luego hacer algo en la historia. Es lo que tiene un buen guión, que los personajes hacen cosas que luego traen consecuencias. No es seguro, pero puede que Berganza o Didio entenderían el concepto si lo leyeran en Lucky Luke. Como parece que no han hecho nunca nada semejante, pues ahora tenemos unos héroes que han quedado como perfectos imbéciles, una zona fantasma con puertas giratorias como las del Corte Inglés y un Phantom King en paradero desconocido (o como dirían en los comics de Rantanplan; Wanted).
Pero si sus negligencias argumentales no fueran suficientes la guinda de este pastel ha sido descubrir que Doomed en definitiva, no es una historia por sí misma. No amigos. ¡¡Es un teaser para el evento del año que viene!! Y es que es muy triste que en una saga de cientos de páginas, varios meses de duración, etc.. lo más interesante de todo haya sido la última página donde DC nos revela que su lavado cerebral no ha sido completo y se acuerda de los buenos viejos tiempos… Es lo que tienen las malas ventas, que refrescan la memoria una barbaridad.
En cuanto al apartado gráfico el cómic es un despiporre de autores cada uno a lo suyo y que parecen no tener muy claro qué demonios están dibujando. Es comprensible. Si no lo tiene el lector con la obra acabada, imaginaos leer esto como un guión. Tela. Una vez más, no se trata de malos trabajos tomados individualmente. Los estilos de algunos autores son muy poco acertados para las páginas que les han tocado pero el problema es una vez más la coordinación o la falta de ella a la hora de planificar el número.
Y hasta aquí nos ha durado “Doomed” pero no os vayáis, aun nos queda todo un mes de “consecuencias” o dicho de otro modo: vamos a explicar cómo quedan las cosas tras este pifostio que en chorrocientas páginas que llevamos no hemos tenido tiempo. Como dice un buen amigo; “Ay, señor, llévame pronto”, a ver si viene ya la dichosa luna roja, o cielo rojo, o el fin del futuro, o el cobrador del frac y se llevan a Berganza, Didio y todo su “Ñew 52” sí, con ñ, de ñordo.

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.
0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Mario Arranz
Mario Arranz
5 años atrás

Offtopic: ¿Dais credibilidad a los rumores que sitúan a Jena Malone como Robin debido a las fotos subidas a su instagram con el pelo teñido de rojo fuego? Eso sumado a la extraña visita al set y a la influencia de Frank Miller…

Antonio Monfort
Antonio Monfort
5 años atrás

Ninguna