RESEÑA DE SUPERMAN UNCHAINED #8

1
5

SUPERMAN UNCHAINED #8 (Noviembre 2014)


Guión: Scott Snyder
Dibujo: Jim Lee
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN
La batalla entre Wraith y Superman se desarrolla a una escala colosal. De un extremo a otro del planeta e incluso más allá, ambos contendientes pelean sin tregua en una batalla que arrasa todo a su paso. Superman pronto se da cuenta de que tiene ante sí un verdadero reto. Su enemigo no es solo mucho más fuerte y rápido que él, sino que además es capaz de canalizar la energía del espectro electromagnético de la Tierra, consiguiendo así un rango de habilidades mucho más allá de las desarrolladas por el Hombre de Acero. Sin embargo, éste consigue encontrar el punto débil de Wraith cuando inteligentemente lleva la pelea más allá de la corteza terrestre hacia el interior del planeta, donde la fuerza magnética del núcleo terrestre interfiere con las habilidades de su rival. Así, Superman y Wraith tienen por fin una pelea igualada, cuerpo a cuerpo, donde Clark es claramente superior y consigue derrotar al alienígena.

Con su rival fuera de combate, el hijo de Krypton vuelve a la fortaleza de la soledad donde Lois Lane y su padre, el general Sam Lane, esperan aun descubrir la naturaleza de la transmisión que parece surgir del poderoso cristal recuperado por la periodista. Al intentar activarlo, el cristal emite algún tipo de pulso que inutiliza toda la tecnología alrededor, pero incluso antes de que puedan valorar lo que ha ocurrido, un maltrecho Jimmy Olsen aparece en los alrededores de la fortaleza con un extraño dispositivo unido a su cuerpo. El aparato transmite una señal de Lex Luthor quien ya ha descubierto lo que ocurre. El cristal no es sino un arma pensada para inutilizar la tecnología armamentística de la Tierra y dejarla a merced de una inminente invasión alienígena que está a punto de producirse. Pero Lex también tiene la solución al problema. Ha creado un dispositivo basado en la luz solar, que convertirá el cuerpo de Superman en una bomba de increíble potencia. De este modo, ante el Hombre de Acero se presenta una terrible disyuntiva, donde la única opción para salvar al planeta es el sacrificio de su propia vida.
CRÍTICA

“Superman Unchained nº8”, nos presenta al fin la terrible batalla que se veía venir desde el minuto uno de esta serie. El enfrentamiento entre Wraith y Superman. Un combate que se beneficia y mucho de la espectacularidad del dibujo de Jim Lee, aquí más impresionante que nunca y que muestra unas páginas absolutamente apabullantes de asombrosa factura.

¿Por qué entonces cuando uno lee estas páginas tiene la sensación de que algo no funciona? ¿Por qué lo que debería ser uno de los clímax de esta historia no deja sino básicamente frío al lector? Es muy posible que la respuesta a dichas preguntas haya que buscarla en el guión de esta historia y no en su impecable calidad visual.

La historia de Scott Snyder ha sido esclava de la imagen desde el primer número de esta miniserie. Ha sido una historia que apenas ha rascado la superficie en cuanto a caracterización de sus personajes y donde los elementos que la componen más que hacer crecer la historia, lo que han hecho es ir desinflándola por el camino. Las tramas presentadas como un misterio en los primeros números se han alargado para acabar finalmente en resoluciones abruptas, donde en pocas viñetas se nos narraba todo para dejar espacio a páginas de acción y a menudo a innecesarias “splash page” típicas de Jim Lee. Tramas como la relacionada con Lex y Jimmy o la historia de los terroristas de “Ascensión” han demostrado tener muy poco peso en el esquema general, pero sin embargo las hemos ido arrastrando a lo largo de toda la serie como si lo tuvieran. Así, llegados a este punto nos damos cuenta de que hemos leído una gran y bonita burbuja de nueve números que ahora, con las revelaciones finales ha empezado a pincharse. Queda aún aspectos por concluir que presumiblemente lo harán en el siguiente episodio y sobre los cuales cae ahora el ver si esta serie se queda en algo más que en un festival de pirotecnia visual por parte del co-editor de DC (que Dios nos coja confesados…) Jim Lee. Y es que si aquí vemos una impresionante batalla entre Wraith y Superman, queda aún por dirimir lo que ha sido el único eje verdaderamente fuerte en cuanto a desarrollo argumental de la serie. La equivalencia entre estos dos superseres, su paralelismo y la ambigüedad que ha desarrollado el personaje de Wraith en todo su recorrido. Mucho se ha dicho ya al respecto en este mismo número y en los anteriores, pero la trayectoria de este personaje aun requiere algún tipo de cierre más allá de lo que vemos aquí y que seguramente tendremos en el episodio nueve.

Así que a la espera de ese ansiado último episodio para poder valorar adecuadamente esta historia, no nos queda más remedio que conformarnos con el espectáculo visual de un Jim Lee desatado, cuyas poses y caras siguen repitiéndose más que el ajo, pero que sigue asombrando en cada viñeta.

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

1
Deja una respuesta

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
0 Autores de comentarios
Dariel Lopez Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Dariel Lopez
Invitado

Coincido contigo Antonio porque la verdad es que estos dibujos son impresionantes y llenos de detalles.
Mis respetos para Jim Lee.