THE FLASH VS ARROW: EL CROSSOVER DEL UNIVERSO DC TELEVISIVO

0
97
Cuando se aprobó la creación de la serie The Flash como Spin-Off de la serie Arrow, todos comenzamos a imaginar la posibilidad de un crossover entre ambas series. Era lógico, la mayoría de las series que comparten universos suelen dedicar algún especial para cruzarlos (un ejemplo muy claro lo teníamos en las series de CSI) así que todos los que estábamos siguiendo esta serie lo esperábamos con ansia. Además hay que reconocer que el canal CW ha puesto toda la carne en el asador y ha promocionado este crossover por activa y por pasiva, y por otro lado fueron muy inteligentes en aprovechar que las dos series se emiten en días consecutivos para contarnos una historia en dos partes, aunque cada una de ellas diferentes entre sí. Antes de ponernos con este doble capítulo, vamos a poner un poco en contexto ambas series.

Para los que no sigan la serie de Arrow y Flash al día, esta reseña va a tener Spoilers, intentaré que no sean muy grandes, pero son necesarios para entender un poco la trama.

Para empezar, hay que tener claro que el status de ambas series es muy distinto entre sí, Arrow lleva funcionando durante tres temporadas y ha construido un universo sólido y amplio que ha ido enriqueciendo a medida que ha ido creciendo la serie. Además tiene un tono muy característico, Starling City funciona como una suerte de Gotham, y el propio Arrow es un personaje atormentado por su pasado y que tiene los pies en el suelo, no duda en hacer lo que tenga que hacer para el bien mayor de su ciudad.

Por otra parte, la serie del velocista escarlata tiene mucho menos recorrido y todavía está buscando el conformar su propio entorno, pero lo que está claro es que, tanto la serie como el personaje en sí, son mucho más luminosos y alegres que la anterior. Además su entorno es mucho más fantástico con la proliferación de los metahumanos de lo que ha sido hasta ahora Arrow. El propio Flash es muy distinto a lo que es Arrow, para empezar, tiene unos pocos meses de experiencia, todavía está aprendiendo cómo funcionan sus poderes y cómo utilizarlos de la forma más eficaz posible, eso sí, siempre con un gran sentido de moralidad que Arrow ha ido ganando a medida que fue pasando la serie y que Barry Allen tiene de fábrica.

No solo en la ambientación y en el tono están las diferencias, Arrow cuenta ya con un amplio plantel de secundarios cuyas tramas se han explorado en profundidad. Por el contrario, Flash al contar solo con ocho episodios a su espalda sus personajes están menos desarrollados y tienen una naturaleza completamente opuesta. El claro ejemplo lo podemos encontrar en los diferentes equipos, mientras que el “Team Flash” formado principalmente por Caitlin Snow y Cisco Ramon, es más joven y jovial tomándoselo todo prácticamente como un juego; el “Team Arrow” está compuesto con personajes que han vivido mucho más y están más preparados; John Diggle no deja de ser un exmilitar y Felicity Smoak, aunque encaja muy bien con el equipo de Flash, también es mucho más madura y se ha tenido que enfrentar a la cara más dura del mundo superheroico. Precisamente los momentos más humorísticos se producirán con los choques de personalidad de ambos equipos. 
Y tras poner un poco en contexto ambas series, me meto ya con el primer capítulo, “Flash Vs. Arrow”, capítulo correspondiente a The Flash, porque sí, aunque sea un crossover entre ambos personajes ambas series no pierden su identidad. Por lo tanto, tendremos el esquema típico de los capítulos de Flash que hemos tenido hasta ahora, el típico “Monster of the Week” que tanto vimos en Smallville y en los inicios de Arrow.

En este capítulo se nos presenta a Roy Bivolo, villano de DC Comics conocido como Rainbow Rider o en los Nuevos 52 como Chroma, sus poderes están muy relacionados con los poderes de Green Lantern ya que es capaz de crear objetos de luz sólida y alterar las emociones usando los poderes lumínicos. En este caso concreto, podemos ver a Bivolo alterar las emociones para enfurecer a sus víctimas utilizando un resplandor rojo en sus ojos. Claramente este villano está escogido para que se pueda ver un enfrentamiento entre ambos personajes, pero como excusa, me parece muy correcto utilizar un villano clásico de Flash. 
Roy Bivolo a.k.a. Rainbow Rider. menos mal que han prescindido de su llamativo uniforme en los cómics.

La llegada de Oliver, Diggle y Felicity a Central City no es fortuita, están investigando un asesinato perpetrado con un boomerang y una serie de pistas les conducirán a Central City. Barry estará encantado de trabajar junto a Oliver, a pesar de que Joe West y Harrison Wells no confían en los métodos de Arrow. Por supuesto, Barry defenderá a su compañero y amigo, pero poco a poco su desconfianza irá en aumento.

Uno de los momentos más llamativos de este capítulo lo encontramos cuando Oliver intenta entrenar a Barry, no solo porque la escena sea muy divertida, sino que nos muestra que a pesar de que Barry tiene la gran ventaja de los superpoderes, no tiene la disciplina que tiene Oliver y que le ha mantenido vivo durante tantos años en este peligroso mundo. Aunque pueda parecer un cliché, realmente hemos visto a Flash tener muchos errores durante los capítulos previos por confiar en exceso de su velocidad, esto nos puede conducir a una evolución del personaje que esperemos que sigamos viendo. Y aquí es cuando me acuerdo de ciertas declaraciones que nos hablaban de un Batman experto aleccionando a un Superman novato… ¿Os suena?  
A pesar de que el capítulo esté centrado en Flash y Arrow, no se dejarán de lado a los personajes secundarios de Flash, podremos ver como Eddie Thawne comienza a desconfiar de Flash por estar siempre primero en las escenas del crimen antes que nadie, y esto generará conflicto con Iris West, principal defensora del velocista. Y, por supuesto, irá en aumento el misterio del Profesor Harrison Wells, que siempre parece estar un par de pasos delante de todo el mundo.

Finalmente, pasa lo que tiene que pasar, debido a la desconfianza incipiente hacia Oliver, Barry se enfrenta en solitario a Bivolo que acabará escapando tras utilizar su “hipnosis cromática”.

Aunque en un principio parece que los poderes hipnóticos de Bivolo no le han afectado, poco a poco vemos como la furia de Barry va en aumento enfrentándose a todos sus conocidos. Este día de furia culmina en un ataque salvaje de Flash a Eddie Thawne que podría haber acabado en tragedia si no hubiese aparecido Arrow para salvar el día.

Y aquí es donde nos encontramos con el gran escenón del capítulo, una pelea entre Flash y Arrow digna de cualquier película de superhéroes. Tal vez el CGI no es el mejor que hemos visto, pero dentro del mundo de las series, cerca se queda, no solo por la coreografía, también hay un uso de la cámara lenta para mostrar la supervelocidad muy acertada. Ambos personajes utilizan todo su repertorio de movimientos regalándonos una escena frenética que hará las delicias de cualquier fan de los superhéroes, no solo un duelo de personajes, un duelo de conceptos, el superhéroe clásico con unos poderes prácticamente ilimitados contra un vigilante, un humano normal y corriente que se basa simplemente en su inteligencia y estrategia para suplir su desventaja. Y otra vez, volvemos a recordar a Batman y Superman. Toda este enfrentamiento está salpicado con momentos de humor en donde podemos ver apostar a Diggle y Cisco al vencedor.
¿Y quién gana? Pues yo diría que acaba en combate nulo cuando aparecen el doctor Wells y el detective West y gracias a la utilización de una ráfaga de luces de colores, consiguen revertir la hipnosis que sufría Barry. Curiosamente, como guiño a los Lanterns Corps, los colores que se utilizan son el blanco, el rosa, el azul y el verde; color de la vida, el amor, la esperanza y la voluntad respectivamente.

El capítulo finaliza con la detención de Bivolo, que ocurre fuera de cámara, y el hermanamiento de ambos equipos. Pero no todo es felicidad en Central City. Flash pierde la confianza de Iris West por culpa de su ataque de furia y Oliver le aconseja que deje de lado su vida amorosa, que no es compatible con el mundo superheroico. Y es que no podemos olvidar que es una serie de la CW y el culebrón está siempre a la orden del día… aún tengo pesadillas al recordar las vueltas que le dieron a la relación de Lana y Clark en Smallville.

Y antes de meternos con la segunda parte, como último detalle, podemos ver una pequeña escena post-créditos en donde se nos presenta al personaje de Firestorm, curiosamente interpretado por Robbie Amell, primo de Stephen Amell. 
Firestorm por primera vez en imagen real.
Bueno, ha llegado la hora de meternos con la segunda parte del crossover, “The Brave and the Bold” en este caso, capítulo correspondiente a la serie Arrow. Ya solo el título es una de las muchas referencias a los cómics que podemos ver en este capítulo, muy adecuado además ya que la serie “The Brave and the Bold” fue una serie en donde superhéroes realizaban equipo, de hecho, en las páginas de esta colección debutó la Liga de la Justicia (“The Brave and the Bold #28” 1960), y durante muchos años estaba encabezada por Flash y Green Lantern
Probablemente este capítulo podría haber sido más problemático que el anterior. Al ser una serie consolidada, existía el problema de que podría suponer un break en la trama. Nada más lejos de la realidad, aunque prácticamente es un capítulo autoconclusivo, no da esa sensación de parón y la trama de fondo sigue estando presente en menor medida. De hecho (ojo al SPOILER que sigue), la trama de la muerte del Canario será la excusa para que Cisco y Caitlin viajen a Starling City (aunque la verdadera razón es que Cisco y Caitlin quieren ver la “Arrow-cave”, otro momento muy divertido). Además se utiliza de manera muy inteligente el background creado para la serie, prescindiendo de los personajes más alejados de la trama.

Y ya centrándonos en la trama, nos encontramos con un antiguo miembro del Escuadrón Suicida que está cazando a todos los agentes de A.R.G.U.S. que provocaron la muerte del equipo. Para quien no lo recuerde, el Escuadrón Suicida es un equipo dirigido por A.R.G.U.S. formado por delincuentes a los que se les implantan explosivos en el cuello para prescindir de ellos si la situación lo requiere. Este antiguo miembro, cuyo explosivo no funcionó, es Digger Harkness conocido en los cómics como Captain Boomerang. Esto no es ninguna sorpresa, ya le habíamos visto en un capítulo anterior y habíamos visto sus boomerangs en el capítulo de The Flash. Curiosamente, tanto el Escuadrón Suicida como este personaje están en boga por la película que está en producción y que se estrenará en 2016 y en donde Jai Courtney interpretará a Harkness. 
La elección del Capitán Boomerang en este capítulo creo que es muy acertada ya que es un villano clásico de The Flash. La reinterpretación del personaje es espectacular, un rival que puede poner en jaque no solo a A.R.G.U.S. sino a todo el Team Arrow, alejándose de la versión más inocente del personaje clásico siendo más próximo a la encarnación más seria vista en colecciones como “Crisis de Identidad”.

El equipo de Arrow se ve envuelto de forma directa en esta cacería cuando conocemos que el siguiente objetivo de Harkness es Lyla, la novia de Diggle y miembro de A.R.G.U.S.

Si en el primer capítulo vemos las diferencias entre Arrow y The Flash, en este se acentúa cuando los dos héroes hacen equipo y Barry ve como Oliver tortura a un delincuente para obtener información. Si en el capítulo anterior el tema principal era la preparación de Flash, en este ha sido los métodos de Arrow. Oliver está convencido que para realizar su trabajo, tiene que ensuciarse las manos y dejar de lado su humanidad. Hay un dialogo muy jugoso en el cual, Oliver le enumera todos los sucesos que le habían conducido a ser como es, y Barry le recrimina que él también ha sufrido pero que no es una excusa. Volvemos a encontrar la dinámica Batman y Superman muy clara.

El capítulo da un giro cuando Harkness consigue entrar en la “Arrow-Cave” y deja malherida a Lyla. Este suceso nos deja nuevas reflexiones destacables, ya que Cisco y Caitlin se dan cuenta de lo peligroso que es este mundo ya que al enfrentarse a meta-humanos, no parece tan real, se lo toman como un juego. Sería muy bueno que esto tuviera consecuencias en los siguientes capítulos de Flash y ayudase a que los personajes maduraran.

Aunque en este capítulo no tenemos un enfrentamiento entre Flash y Arrow, nos encontramos con varias peleas entre Arrow, Arsenal y Capitán Boomerang muy bien coreografiadas. Me atrevería a decir que Arrow tiene las mejores coreografías de acción que se pueden ver actualmente en la televisión, no me cansaré de alabar el trabajo de los especialistas y los propios actores que las realizan.
Siguiendo con las reflexiones que podemos encontrar en este capítulo, tenemos otra conversación entre Cisco y Diggle donde nos dicen que las personas como Barry Allen, los superhéroes, están en la Tierra para traer esperanza al resto del mundo. No nos olvidemos que en los cómics el propio Allen fue portador de un anillo azul de la esperanza.

El clímax del capítulo vuelve a estar construido de una forma muy inteligente para que Arrow y Flash puedan lucirse ambos, el arquero se enfrentará cuerpo a cuerpo a Harkness mientras que el velocista se las tendrá que ingeniar para desactivar una serie de bombas. Además, claramente podremos ver que ambos han aprendido el uno del otro, Barry tiene que utilizar la estrategia para desactivar los explosivos y Oliver intentará no perder el control y mantener su nivel de violencia bajo mínimos.

La última gran reflexión de este capítulo, será entre una conversación entre Barry y Oliver en donde el primero animará al segundo a no perder su humanidad y que si no puede llevar la esperanza como Arrow, que lo haga como Oliver Queen. Tal vez veamos a partir de ahora al Oliver Queen activista que tanto nos gusta de los cómics.

Tal y como pasaba en el capítulo anterior, Arrow no prescinde de sus famosos flashbacks, en esta ocasión muy acertados ya que vemos a Oliver siendo presionado por Amanda Waller para conseguir información mediante tortura. Así podemos ver las dos caras de la misma moneda, la caída y el resurgir de la humanidad de Oliver.

Si el capítulo de The Flash acababa con la aceptación de Arrow por parte del equipo Flash, este no podía ser menos y acaba con la promesa de un nuevo Team-Up y la aceptación de Flash como un héroe más de Starling City. 
Para concluir el pedazo de reseña y si no se ha aburrido la gente voy a dejar un par de conclusiones generales de ambos capítulos.

Creo que hoy en día los héroes de DC en la pequeña pantalla viven un momento dulce con ambas series, que a pesar de tener tonos muy diferentes entre sí funcionan de manera espectacular cuando sus personajes se cruzan.

Por otro lado se nos disipan las dudas de si un personaje realista y uno con superpoderes pueden funcionar juntos, lo importante es hacerlo de forma correcta.

Además creo que en ambas series se nos muestra el verdadero espíritu de los superhéroes, sobretodo en el capítulo de Arrow nos describe perfectamente el por qué nos gustan tanto los superhéroes y porque hoy en día funcionan tan bien. En estos tiempos de crisis, necesitamos esperanza y por eso nos aferramos a estas historias.

Tampoco quiero que se me malinterprete y que esté diciendo que este crossover es lo mejor que se puede ver en televisión, está claro que no son series perfectas y que sufren los mismos problemas que tienen la gran mayoría de series de “The CW”. Pero si entendéis el producto y lo único que queréis es ver superhéroes en televisión, creo que hay que aplaudir el trabajo que están haciendo con ambas series y esperar que este pequeño universo compartido vaya creciendo.
Pako Garrido para www.supermanjaviolivares.net

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.
0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
El Lobo Estepario
El Lobo Estepario
5 años atrás

Definitivamente uno de los mejores cross overs de la pantalla chica… creo que el siguiente team up, sera cuando se reúnan los Rogues. :O

El Lobo Estepario
El Lobo Estepario
Reply to  El Lobo Estepario
5 años atrás

Y parece que tuve razón, se reuniran de nuevo a combatir a los Rogues jajaja

Gerardo Pérez
Gerardo Pérez
5 años atrás

Excelente resumen y análisis de los capítulos. Es genial ver ambos héroes juntos. Que ganas de verlos en la pantalla grande, en la Justice League!!!

Anónimo
Anónimo
5 años atrás

La verdad es que sí, me pareció demasiado cliché eso de poner a Barry como inexperto, y sobre todo tan impulsivo. Es lo que más me ha desagradado de la forma en que han tratado a Flash. Y aunque la pelea con Arrow fue muy llamativa y bien coreografiada, también me pareció muy cliché eso de que de alguna forma tengan que quedar empatados; si Flash le quiere ganar a Arrow, le mete un cate supersónico antes que pueda reaccionar y lo noquea, fin del asunto. Es como si a los escritores les diera vergüenza que un personaje sin poderes… Ver mas »