RESEÑA DE ACTION COMICS #37

0
17
ACTION COMICS #37 (Febrero 2015)

Guión: Greg Pak
Dibujo: Aaron Kuder
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN
En Smallville, Superman parece incapaz de escapar de la misteriosa niebla que rodea la localidad, ni siquiera con la ayuda de su amigo Hiro, el Toymaster quien acaba preso también en el misterioso fenómeno. Al recuperarse de su conmoción, Superman, Lana Lang y John Henry constatan sin embargo que los desconcertantes acontecimientos no están afectando a la población y que ésta sigue extrañamente calmada pese a todo lo ocurrido. Esto parece una buena noticia, pero pronto las sospechas de que hay algo más detrás de esta pasividad, se ven refrendadas por el descubrimiento de un nuevo fenómeno en el lugar donde Doomsday se teleportó desde la zona fantasma.
Cuando Superman y Acero intentan liberar a Hiro de los tentáculos de la monstruosa criatura que surge del otro lado se ven sometidos a un duro ataque psíquico por parte de la propia población de Smallville y la monstruosidad que les ha estado acechando ronda ahora libre por nuestra realidad.
CRÍTICA
Revelaciones y descubrimientos en este episodio de una saga que parece más propia de una película de terror de los años cincuenta que de un cómic de Superman.
Greg Pak continúa por los derroteros de la fantasía desmedida y conceptos que implican más a lo sobrenatural o lo fantástico antes que a la ciencia ficción o la mitología autóctona del Hombre de Acero. Da la sensación de que Pak ha esquivado las restricciones editoriales a base de crear su propio universo, un universo propio que no se reconoce fácilmente como el universo DC pero donde su Superman puede campar a sus anchas, rodeado de unos personajes secundarios hechos a medida y con los que puede jugar con libertad y sin demasiadas imposiciones.
Así, continuamos explorando a una Lana Lang que sigue siendo lo que debería ser Lois Lane (y no es) y cuyo resentimiento por la muerte de los padres le añade una interesante capa a su relación con Clark. Este Clark Kent, a pesar de lo atípico de su entorno, es el más interesante de todos los que se nos presentan actualmente en el cómic, mucho más complejo y falible de lo que vemos en otras series. Uno de los puntos fuertes de Pak es su capacidad para dotar de voz propia a sus personajes, tanto protagonistas como secundarios compensando con ellos algunas de las carencias de sus arcos argumentales vistos al completo.
En cuanto al dibujo, se podría decir que juega en el mismo equipo que la propuesta del guionista. El arte limpio, fluido y tremendamente personal de Aaron Kuder le da a esta etapa una seña de identidad irrenunciable, aunque siga siendo un dibujo bastante poco convencional en el cómic americano. Kuder es brillante dibujando monstruos y criaturas extrañas y paradójicamente reflejando lo cotidiano en sus viñetas, ambas cosas encajan perfectamente con el tipo de historia que está contando Pak y forman un todo indisoluble y en perfecta sintonía. Eso, lamentablemente, no le libra de algunas de sus carencias más evidentes y es que este hombre sigue teniendo problemas serios con los rostros y las expresiones especialmente los femeninos. Un problema en su arte que afea lo que podría ser un resultado mucho más brillante.
En definitiva, para gustos colores, y si alguien quiere disfrutar de una historia al estilo Lovecraft donde se da la circunstancia de que Superman está por en medio, pues este es su título. Si no… pues igual es cuestión de hacer las paces con Romita o releer algún clásico porque hoy en día en los títulos del Hombre de Acero, esto es lo que hay.
Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.
0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
K_tr
K_tr
5 años atrás

Sin ser condescendiente, Greg Pak hace un buen trabajo poniendo las cartas sobre la mesa, realiza unos brillantes comienzos de sus sagas, el problema es su resolucion, esta y la saga de Batman/Superman, estan muy bien solo espero que esta vez pueda terminarlos tremendamente y sin imposiciones editoriales