OPINIÓN (SIN SPOILERS) DE LA T1 DE GOTHAM; ¿FUNCIONA UNA SERIE DE BATMAN SIN BATMAN?

0
37
Gotham fue sin duda una de las propuestas más arriesgadas y esperadas de los estrenos televisivos de la última temporada. Creada por el guionista y productor Bruno Heller, la serie plantaba en la cabeza de todos los aficionados la misma pregunta: ¿Se puede hacer una serie de Batman sin Batman y esperar que funcione? Vista la primera temporada de la misma, sigue siendo difícil responder a esa pregunta.

Pocos personajes de cómic gozan de una mitología tan rica y dependen tanto de ella como el hombre murciélago. El caballero oscuro no tendría ni la mitad de su atractivo si le quitáramos ese entorno siniestro y despiadado que son las calles de Gotham, su galería de dementes villanos o sus incomparables secundarios. Pero la serie de televisión que nos ocupa planteaba hacer justo lo contrario. Quitar a Batman de la ecuación y dejar sola a Gotham y su estrambótico paisaje. El eje de esta historia no sería Bruce Wayne y mucho menos sus correrías nocturnas vestido de quiróptero, sino que íbamos a seguir la historia de un joven Jim Gordon recién llegado a la ciudad con la sensación de ser el único policía integro en todo el cuerpo. El futuro comisario no lo iba a tener nada fácil. Quizá falten años para la llegada de Batman, pero Gotham ya está podrida y corrupta hasta la médula y un policía honesto lo va a tener verdaderamente difícil a la hora de sobrevivir, no digamos ya hacer su trabajo, en un entorno semejante.

Ben McKenzie (Jim Gordon)
Este salto atrás en el tiempo no iba a afectar solo a Gordon. Gotham nos plantea un recorrido por prácticamente toda la galería de villanos y secundarios del hombre murciélago que aquí aun no son ni una sombra de lo que llegarán a ser, hecho que permite verles desde un prisma diferente al que estamos acostumbrados y desarrollar con detalle y atención cada una de sus historias. De este modo conocíamos a un joven, ambicioso y extremadamente cruel Oswald Cobblepot, magníficamente interpretado por Robin Lord Taylor, Un estrambótico forense llamado Edward Nygma con una cargante afición a los acertijos o una preciosa pero letal preadolescente llamada Selina Kyle.
Robin Lord Taylor (un sorprendente Oswald Cobblepot)

La serie arrancaba con el punto más básico de la mitología de Batman, el asesinato del matrimonio Wayne en presencia del joven Bruce. A partir de aquí y a diferencia de lo que ocurre normalmente en las historias del caballero oscuro, empezaba a tejerse una red de relaciones entre todos estos personajes acercándoles de formas insospechadas y arrastrándoles a un destino que no podía ser sino legendario.

El asesinato de los Wayne. El origen de la leyenda…

La premisa de la serie no era por tanto, nada desdeñable. A ella había que añadirle un cuidado diseño de producción que sin ser recargado era capaz de crear una atmosfera inquietante y muy particular, así como un magnífico reparto de actores que daban a sus respectivos roles una presencia sólida y más adulta de lo que suele verse en este tipo de ficciones televisivas. Gotham empezaba por tanto con paso firme y grandes expectativas a las que la audiencia respondió con rapidez, pero la pregunta inicial no estaba resuelta. ¿Podría funcionar la serie sin Batman? Gran parte del interés generado por estos personajes partía de su relación con el cruzado enmascarado. Sin nada remotamente similar al hombre murciélago en pantalla, Gotham corría peligro de caer muy pronto en lo convencional y efectivamente, el fantasma de llegar a ser un procedimental policiaco corriente y moliente la ha sobrevolado toda la temporada.
Han sido dos los elementos que la han salvado (por ahora) de esas acechanzas. Por un lado ha estado el hecho de seguir tirando del inagotable filón que supone la mitología del murciélago. Las promociones de Gotham giraban en torno a la idea de que en tal o cual episodio veríamos a la versión correspondiente de Harvey Dent, de los Grayson, de Leslie Thompkins… o por supuesto del Joker, auténtico santo grial de esta serie y cuya aparición (o no aparición) se ha explotado con tacto y esmero. Ello ha sido un continuo motivo de interés para la serie incluso cuando la trama general flojeaba.

Cameron Monaghan como Jerome. Si es o no el futuro Joker, nadie lo sabe todavía.

La otra gran pata del banco de esta temporada de Gotham ha estado precisamente en esa trama general y su historia río. Y es que aunque algunos de sus episodios sí que se han quedado en lo procedimental, la red argumental tejida con todos los personajes ha sido lo bastante tupida e intrigante como para arrastrarnos con ella durante todo el año. Personajes como el Pingüino, el propio Gordon, la relación entre Bruce y Selina… han sido lo bastante interesantes por sí mismos como para hacernos olvidar (de momento) lo mucho que nos gustaría ver a Batman en pantalla.
Pero como en el pecado también está la penitencia, esos dos argumentos han sido curiosamente también un lastre para el desarrollo de Gotham. De este modo, la necesidad de relacionarla con Batman, ha obligado a introducir personajes o tramas innecesarias (el protagonismo del joven Bruce Wayne ha sido completamente injustificado y ha dado lugar a tramas bastante inverosímiles, algo que también podría decirse de Selina Kyle) o ponerles un nombre conocido a otros que no se parecen en nada a sus contrapartidas (Leslie Thompkins). Las reacciones ante esto han sido diversas, de hecho, cada paso que han dado los personajes ha sido criticado por estar demasiado lejos o demasiado cerca de lo conocido en la mitología del murciélago, sin que nadie parezca muy dispuesto a aceptar de momento que Gotham, más que respetar un canon, crea el suyo propio.

En cuanto al desarrollo de su historia, es cierto como decíamos arriba que ha sabido mantener el interés (que no el entusiasmo) toda la temporada, pero se ha deshilachado en sus últimos episodios. La trama de Gotham ha sido un guiso a fuego lento, muy lento y la necesidad de cerrar la temporada con algo parecido a un gran final no le ha sentado nada bien. Gotham no puede tener un gran final porque su gran final es la aparición de Batman y eso va para largo. Eso es igualmente aplicable a casi todos los demás personajes relevantes de la serie. Las cosas importantes de sus vidas, lo que les define, debería ocurrir en un futuro demasiado lejano como para que lo que les ocurra ahora nos importe. Eso deja a la serie atrapada entre dos fuegos. No puede despegarse de la mitología que la define, pero precisamente eso es lo que la impide volar por sí misma.

Así, hemos tenido un final de temporada algo descafeinado. Aderezado además con soluciones apresuradas, mal rodadas y mal ejecutadas, con varios cierres en falso que hacen temer que queda poco gas para una segunda temporada. Heller comentó hace tiempo que no necesariamente las temporadas avanzarían año a año y que podrían dar saltos en el tiempo. Eso sin duda podría cambiar las reglas de juego y dar fuelle para el futuro, pero no nos equivoquemos, Gotham ha sido un éxito y no sería sensato cerrarla en un plazo corto, por tanto el objetivo no será contar esa historia de origen que pretende ser con la coherencia deseada, sino estirarla como un chicle hasta que no de más de sí igual que ocurrió en su día con Smallville.
Con todo, Gotham nos ha dejado con un sabor agridulce. Su versión de los mitos de Batman es interesante y original y nos ha dado grandes momentos, de los cuales puede que aun reserve alguno para el futuro, (el año que viene anuncian más Joker y su versión de Mister Frío) pero no ha conseguido despegarnos de la sensación de que aquí falta algo y algo muy grande. Puede que Gordon, Cobblepot, Nygma, Alfred… sean interesantes por sí solos, pero mucho menos de lo que lo serían en las aventuras del hombre murciélago.
Antonio Monfort Gasulla
Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.
0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Anónimo
Anónimo
5 años atrás

Debo reconocer que aunque el piloto me pareció basura infecta y que únicamente le di una segunda oportunidad a la serie por recomendación de un amigo. Le hice caso y seguí viéndola y lo cierto es que una vez dejas fuera al fan de Batman y la ves únicamente como espectador casual, es una serie bastante entretenida. No es que sea gran cosa, es bastante normalita pero mantiene el interés hasta cierto punto, gracias sobre todo al Pingüino que es la gran estrella de la serie en mi opinión. También hay que tener en cuenta la dura competencia que ha… Ver mas »

kostros ii
kostros ii
5 años atrás

El problema de la serie es el mismo que con Smallville, todos queremos que llegue el final de la serie, sabíamos que al final se pondría el traje y seria Supremamente, no the Bluetooth. Con Gotham es lo mismo, queremos que llegue el momento en que aparece Batman, si aparece. Por eso todo lo demás parece un relleno molesto para perder el tiempo. La diferencia con Smallville es que en aquella se trataba con muchos desconocidos para la mayoría de la mitología Superman. Pero con Batman hasta el espectador promedio sabe que debe haber un pingüino que sea "el" pingüino,… Ver mas »

danny jose marrero
danny jose marrero
5 años atrás

a mi la serie me parecio entretenida, y más que una serie de superheroes es algo policiaca… la colocó en un nivel buena normal…
entre mis mejores series estan:
1: FLASH: me parece una serie excelente, sin duda supero mis expectativas.
2. ARROW: en mi opinión sigue siendo muy buena, aunque los flashback ya no son tan entretenidos…
3. GOTHAM: es buena a pesar de ciertos detalles.
las demas series de superheroes las comence a ver y les perdi el entusiasmo

Anónimo
Anónimo
5 años atrás

Es fantástica. Funciona bien sin Batman hasta ahora. Esperemos siga así.

Anónimo
Anónimo
5 años atrás

que esperaban de una serie sin batman? se que no se puede usar el personaje por ahora por la pelicula que viene pero a mi no me genera tanto hype como arrow o flash o la serie de supergirl, me refiero a que las series de antes eran mucho mejores aunque tenian luces por todos lados como en un circo pero al menos llamaban mucho la atencion del publico, ahora lo que los fans quieren son series frescas cuyos episodios te hagan quedarte pegado de la pantalla sin querer moverte, ese es el hype que yo quiero en una serie,… Ver mas »

Hidepath
Hidepath
5 años atrás

Para mi la serie tiene demasiados puntos negativos, el abusar de los villanos de Batman y ya meterlos con calzador no me gusta nada, los villanos de Batman vienen después de Batman, me parece que han desaprovechado una buena idea, podían haber hecho una serie con mafiosos y tramas de corrupción que es lo que se supone que hay en Gotham..

kostros ii
kostros ii
Reply to  Hidepath
5 años atrás

No lo había visto asi, tienes razones, en esencia los villanos de Batman son consecuencia de Batman, mejor enfoque fue el de Begins en el que el Guasón aparece en respuesta a Batman

gabriel The_Gamer
gabriel The_Gamer
5 años atrás

Yo vi los 3 o 4 capitulos y me aburrio .

optimus prime
optimus prime
5 años atrás

Excelente análisis, si pueden tambien publiquen alguno con Spoilers porque no he podido ver la temporada completa y parece que terminó por Warner Channel, no estoy seguro, ahora mi opinión más personal, Me Gusta Gotham, soy un Gran Fan de Batman, y comparto mucho de las opiniones expresadas en el análisis, ahora la Pregunta del Millón, que irónicamente nos llevará de viaje en el tiempo hasta Smallville, ¿pero creen que veamos algún cameo de Superman (Clark Kent) en el futuro?, o al menos en su versión pre-adolescente igual que Selina Kyle/Catwoman, y lo mismo se aplica para otros integrantes de… Ver mas »