RESEÑA DE JUSTICE LEAGUE OF AMERICA #6

0
19
JUSTICE LEAGUE OF AMERICA #6 (Febrero 2016)

Guión: Bryan Hitch
Dibujo: Bryan Hitch Con tintas de Daniel Henriques, Andrew Currie y Bryan Hitch
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN
Mientras Aquaman y Superman se enfrentan a los profetas de Rao en Atlantis y el ártico respectivamente, Flash despierta en el edificio de la corporación infinito, situado en esta ocasión en el Chicago de 1961. Allí conoce la existencia de las piedras del infinito, a través de las cuales, Alexis, Jane y Vincent han previsto la llegada de una gran crisis que acabará con todo. Desgraciadamente, solo pueden prever pequeñas porciones de un todo y sus intentos hasta ahora de ver más allá han sido infructuosos.
En el destrozado Olimpo, Wonder Woman acabará encontrándose con Aquaman, transportado allí por los profetas de Rao que parecen estar dispuestos a sacrificarlo todo para acabar con ellos. Y en el antiguo Krypton Hal Jordan acompaña a Rao en su misión de paz hasta Argo. Este Rao también conoce la existencia de las piedras del infinito y afirma que son un regalo sin el cual Krypton hubiera muerto tiempo atrás. Pero el misterio de las piedras no acaba aquí ya que esta Argo de hace miles de años, alberga en su interior nada menos, que el edificio de la Corporación Infinito.



CRÍTICA
Superado el parón marciano del mes pasado, tenemos de nuevo a Brian Hitch al frente de la serie creada ex profeso para su lucimiento. Una serie que de momento nos está dejando una historia bastante consistente, donde el autor va consiguiendo situar con eficacia a los personajes y darles a todos algo que hacer, más o menos en consonancia con sus respectivas personalidades y habilidades. Al menos la mayor parte del tiempo, pero no hay que olvidar que escribir a la Liga de la Justicia requiere poner en juego siete personajes lo bastante importantes como para llevar sobre sus hombros cualquier historia. Estos, al compartir espacio, forzosamente en algún momento deben verse relegados a un segundo plano que les quita parte de su atractivo, pero es lo que hay y es inevitable.
La trama parece enrevesada y eso es bueno, especialmente en lo referente al asunto de las piedras del infinito y su relación con Rao, ese parece que va a ser el núcleo de la historia y de su resolución satisfactoria va a depender que ciertamente este arco se cierre a lo grande o se quede en nada. 
El dibujo sigue la misma tónica habitual de números anteriores con un Hich que pese a sus evidentes méritos, le cuesta mantener la calidad en una serie mensual, incluso, teniendo en cuenta los considerables retrasos que está sufriendo la publicación. Quizá por la incorporación de Andrew Currie en las tintas, el divorcio entre estas y el lápiz no parece ser tan evidente como en otros episodios y parece claro que una mano extra ayuda a que el trabajo de Hitch luzca mejor que nunca hasta ahora.
Por todo, una serie que merece la pena seguir y que aunque está al margen del universo DC y juega con situaciones poco vistas anteriormente en ese mundo, sigue siendo, al menos por ahora, una historia compleja y bien urdida de aventuras con nuestros personajes. Algo no acaba de funcionar del todo bien, y la sensación no es quizá todo lo satisfactoria que podría. Pero tal y como están hoy en día las cosas en DC, algo razonablemente bueno es ya algo extraordinariamente bueno.

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Anónimo
Anónimo
4 años atrás

1- Que asco de portada tiene el numero.
2- Posiblemente las piedras del infinito sean la base de toda la etapa de Hitch en la serie, así que no seria sorprendente que apenas planteen el asunto en esta primera historia.