RESEÑA DE SUPERGIRL EPISODIO 2X16 «STAR-CROSSED»

0
52
EPISODIO 2X16 «STAR-CROSSED«
Fecha de emisión: 20-03-2017

Director: John Medlen
Guión: Katie Rose Rogers y Jessica Kardos
Reparto: Melissa Benoist (Kara/Supergirl), Mehcad Brooks (James Olsen), David Harewood (Hank Henshaw / Martian Manhunter), Jeremy Jordan (Winn Schott), Chyler Leigh (Alex Danvers), Chris Wood (Mon-El), Floriana Lima (Maggie Sawyer), con Teri Hatcher como Rhea, Kevin Sorbo como Lar Gand, Tamzin Merchant como Lyra y Darren Criss como Music Meister

Reseña de Javi Olivares


RESUMEN

Después de su despido de CatCo, Kara está disfrutando de su tiempo libre con Mon-El. Pero la felicidad se ve repentinamente interrumpida por una transmisión televisada con un mensaje de la nave que acaba de irrumpir en la atmósfera terrestre. Los recién llegados reclaman a Mon-El, de Daxam, y si no les es entregado están dispuestos a recuperarlo usando la fuerza…

En el DEO nadie conoce la procedencia de esa nave, y Kara es la enviada para investigar. La nave dispara contra la kryptoniana hasta que Mon-El pide que se detengan y dice que va a entregarse.

Kara no quiere dejarlo solo y se abraza a él cuando le envuelve el rayo transportador, llegando los dos al interior de la nave. La sorpresa será mayúsula para Kara cuando la pareja al mando de la nave se presenta como los reyes de Daxam… y Mon-El es su hijo, el príncipe heredero.

Los reyes quieren repoblar Daxam y devolverse el esplendor perdido, y desean recuperar a su hijo para ello. La decisión es muy difícil, y además Kara se siente engañada por Mon-El y se produce una grave crisis en la pareja. Mon-El intentará explicarle a Kara que se avergonzaba de la persona que era en su planeta, pero parece que la mentira es más de lo que Kara puede soportar, aunque Mon-El tenga una explicación para ella. Mon-El habla con sus padres y les dice que se pueden marchar sin él, que reniega de cómo fue Daxam en el pasado y de cómo ellos se beneficiaban de la situación, asegurándoles que Kara le ha hecho entender qué clase de persona quiere ser y que la Tierra es ahora su hogar.
Por su parte, Lyra, la novia alienígena de Winn, lo embauca para entrar en un museo por la noche y ella se aprovecha para robar un cuadro muy valioso. Siendo el único sospechoso del robo, Winn y sus amigos tienen solo 24 horas para destapar una trama intergaláctica de tráfico de arte que tiene prisionero al hermano de Lyra, motivo por el cual ha engañado a Winn. Al final, Winn y el DEO desarticulan la organización y detienen a su líder extraterrestre, y Winn perdona a Lyra la jugarreta, dándole a Kara una lección sobre el perdón a las personas que quieres.

Pero aun con eso, la historia no tendrá un final feliz por el momento, porque aunque Kara se siente destrozada por dentro, le dice a Mon-El que han terminado.

En la última escena, un nuevo preso es transportado al DEO. Es Music Meister, que lejos de haber sido apresado se ha dejado apresar para entrar en la cabeza de Kara, a la que deja en una especie de coma y después utiliza un aparato para huir por un portal a la Tierra en la que vive Flash. Mon-El sujeta en brazos a una desmayada Supergirl, que en su mente se ve empujada a un escenario para cantar una canción…

CRÍTICA
Continuamos en una buena racha de episodios de Supergirl que, al menos, tienen algo que aportar a la trama de la serie. Y lo que quizá es más importante, es que lo hacen desarrollando a los personajes protagonistas y funcionando muy bien en lo emocional. Bueno, eso, y que se han cascado un homenaje a la escena «You are not alone» de Man of Steel que me he quedado medio loco.

En este episodio ha llegado la nada sorprendente revelación de que Mon-El es el príncipe de Daxam, un secreto a voces que ha estado ocultando durante todo este tiempo. Y parece que Supergirl, a pesar de ser una chica con dos identidades y acostumbrada a mentir a todo el mundo, lleva muy mal eso de las mentiras cuando le tocan a ella y le cuesta perdonar a Mon-El por haberle ocultado la verdad. Cada cual tendrá su opinión al respecto de si la mentira del daxamita es excusable o no, pero lo que no hay duda es que este giro permite a la serie introducir una de esas siempre convenientes crisis en las parejas cuando éstas empiezan a empalagar de tanta felicidad. Sea como sea, lo mejor de la trama es que Mon-El sigue desarrollándose como un personaje interesantísimo, con mucho más fondo del que parecía en aquellos primeros compases de tronista de Hombres, Mujeres, Daxamitas y viceversa, y solo por su discurso final a sus padres acerca de quién era y quién quiere ser, vale la pena haber visto el episodio y está sobradamente justificada la existencia de esta versión de Mon-El.

Ahora bien, como puntos negativos, que los hay, la aparición de los reyes de Daxam me han parecido un recurso innecesario. Más allá de permitir que Teri Hatcher pueda aparecer en la serie regalándonos otro de esos cameos de actores/actrices vinculados a Superman, la revelación de que Mon-El era de la realeza daxamita y de cómo escapó de su planeta podría haber llegado por otros cauces. Y es que al final, los padres de Mon-El han cruzado medio universo para estar en la Tierra 20 minutos y marcharse sin protestar. Que les honra, pero… es raruno. No sé yo si compensaba el viaje o si, en el fondo, tampoco tenían tantas ganas de que Mon-El se volviera a casa a hacer el nini.

Luego tenemos la trama de Winn y Lyra, en la que el pobre vuelve a cargar con el sambenito de que las mujeres le tomen el pelo. Para una vez que pilla cacho, el bueno de Winn se ve metido en una trama de tráfico de arte intergaláctico (jo, me cuesta hasta escribirlo…), algo que suena tan absurdo y rebuscado como es. Pero a favor de Winn, debo decir que aunque el desarrollo del personaje sigue teniendo altibajos, la interpretación de Jeremy Jordan es más que cumplidora tanto en lo dramático como en lo cómico.

En conclusión, un episodio entretenido, con algunos speeches emotivos y muy centrado en las relaciones amorosas de sus protagonistas pero con una importante revelación que cambiará el rumbo de la serie, al menos durante un tiempo. Lástima de algunos clichés y de una obvia falta de presupuesto o de que no hubiera un mejor cuidado diseño de producción para los daxamitas, pero al menos podemos decir que esta segunda temporada sigue aguantando el tipo. Y eso, hace tres o cuatro semanas, no se lo creía nadie.

Y por cierto, por si os lo estáis preguntando, el final del episodio es el detonante al crossover musical con la serie The Flash, que se acaba de emitir y que también os reseñaré en breve para completar esta historia.

¡Suscríbete también a mi canal de YouTube!

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.
0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Desde el principio me cuestioné si era necesario hacer un crossover musical y que sentido tenía hacerlo. Lo veía hasta ridículo.
La trama final de este episodio sirve como excusa para darle sentido al crossover.

Fabian
Fabian
3 años atrás

La interacción digamos "sociocultural y política" de Kara con la familia real daxamita, incluído Mon-El, dónde quedan explícitas los grandes enconos entre los 2 planetas es lo más relevante de este capítulo. Curiosamente el "rompimiento" de la pareja no hace mas que solidificar su preeminecia en esta temporada. La sub-trama de Winn (flojo en este capítulo pero genial al siguiente en el musical) y su novia es casi hasta innecesaria…y encima con el Guardián con su "voz amenazante" a lo Batfleck siendo cagado a palos por los aliens ya se roza el ridículo. No se qué pensará el actor pero… Ver mas »

Cesar SC
Cesar SC
3 años atrás

Mon-El es un tio majo, y Supergirl una crecida. Menuda manera mas tonta de cortar con alguien que se porta bien contigo.

Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Suena absurdo que la misma Supergirl, que oculta su identidad a diestra y siniestra le pida absoluta honestidad a Mon-El, pero hay que reconocer que le ha soportado bastante sus frecuentes "metidas de pata", y este secreto revelado es algo que termino colmando su paciencia. Aun asi, la excusa para el rompimiento de la relación no resulta muy convincente para mas de uno, en cuanto a Jeremy Jordan, sigo creyendo que a el debieron darle el rol de Jimmy Olsen, no solo encaja físicamente sino que esta demostrando ser un actor muy polifacético, que no merece que lo tengan en… Ver mas »