EL REGRESO DE SUPERMAN EN LA JUSTICE LEAGUE

0
37
Vale, vale, sé que el título es un poco clickbait, pero quería captar vuestra atención. Y qué mejor momento que en estas horas de promoción viral máxima de la Justice League previas al estreno mundial del nuevo tráiler el sábado. 
Obviamente esto que vais a leer (si queréis, claro) no es el regreso de Superman en la película de la Justice League, y todo parecido con la realidad sería mera coincidencia. Pero durante una conversación que mantuvimos el otro día el equipo de esta web, les comenté una idea que me rondaba por la cabeza sobre cómo me imagino yo la escena de reaparición gloriosa de Superman en la película. Y durante estos días la he convertido en un relato más desarrollado que he querido compartir con vosotros porque creo que es un regreso muy fan service que seguramente nunca veremos así, pero oye… leerlo, al menos, a lo mejor os gusta a algunos. Ya me contaréis. 
«CLARK… HAS VUELTO»
EL REGRESO DE SUPERMAN EN JUSTICE LEAGUE
Un relato de Javi Olivares

Batman respiró hondo, tratando de recuperar el aliento. Acababa de derribar al noveno parademonio, y empezaba a estar exhausto. Luchaba sin contenerse, consciente de que los parademonios eran bestias sin alma criadas para obedecer a su señor en un único propósito: matar. En cierto modo eran como abejas obreras, ciegamente fieles a su rey y dispuestos a luchar hasta su último aliento. Eran fuertes, su piel era dura y sus movimientos rápidos y precisos, y aunque Batman era mejor luchador que cualquiera de ellos (en realidad carecían de técnica y su manera de combatir era casi la de un animal salvaje), los parademonios parecían incansables y, cuando uno caía, había diez más dispuestos a atacar. Eran más un enjambre de insectos humanoides que un ejército organizado.

Sin haber podido recuperar todavía un ritmo cardíaco y respiratorio más normalizado, otro de esos monstruos aterrizó ante Batman y lanzó un furioso zarpazo contra su cara. El murciélago se agachó dejando que la garra le pasara por encima de la cabeza y contraatacó con un directo a la garganta de su oponente. Tras unos cuantos combates ya había observado sus principales puntos débiles. Un golpe seco y potente en el cuello, en la sien o en el plexo solar, generalmente ponía fuera de juego a cualquier parademonio. Y también una patada bien dirigida a las rodillas los dejaba aullando de dolor en el suelo y listos para noquear. Esas bestias no eran tan distintas de los humanos en ese aspecto.
El puñetazo de Batman impactó directamente en la garganta del parademonio, en la zona en la que el cuello se une a la barbilla. La criatura emitió un sonido seco y ahogado y se llevó las manos al cuello. En menos de un segundo, Batman giró sobre su talón y lanzó una patada circular que se incrustó contra la sien del parademonio. Lo dejó seco. Sin tiempo de reaccionar, otro parademonio se abalanzó sobre Batman por la espalda y le agarró el cuello por detrás, intentando arrancarle la capucha con la otra mano y arañándole el rostro con las garras. Batman apretó los dientes por el dolor y lanzó un codazo a las costillas de la criatura. No se soltó. Lanzó otro, y otro, y otro, y al cuarto terrible codazo el monstruo, aunque sin soltarse, aflojó su presa y el caballero oscuro le hizo una llave agarrándole la cabeza y lanzándolo por encima de su espalda. El parademonio se estrelló de espaldas contra el suelo con gran violencia y, antes de darle un instante para recuperarse, Batman le propinó tres terribles puñetazos en la cara con los nudillos metálicos de su guante que lo dejaron inconsciente. O tal vez muerto, le daba igual.
El caballero oscuro apenas se había levantado cuando un tercer parademonio ya iba volando directo hacia él, y en la periferia de su visión percibió que otro, un poco más lejos, se le acercaba desde su izquierda. Rápidamente cogió un batarang de su cinturón y lo lanzó contra el que estaba más alejado, clavándose certeramente entre sus ojos y derribándolo en pleno vuelo. Y aprovechando la inercia que llevaba su brazo derecho por el lanzamiento del batarang, lanzó un puñetazo del revés contra el que le venía de frente, impactando contra su rostro y tirándolo al suelo. Un tercer parademonio que Batman no había visto le atacó por la espalda y lo derribó de una patada con las dos pezuñas. Batman cayó de bruces al suelo. El parademonio derribado por el puñetazo se levantó y lanzó un directo contra la cabeza del murciélago (el blindaje de la capucha le protegió de una segura fractura de cráneo), mientras que el recién llegado le estiró de la capa hacia atrás, levantándolo y dejándolo de rodillas en el suelo en una posición muy desventajosa. De la nada, otros dos parademonios aparecieron volando y agarraron a Batman cada uno de un brazo, estirando con fuerza. En dos segundos, Batman se encontraba en una posición completamente indefensa, sujeto por los brazos, de rodillas en el suelo y con el cuerpo echado hacia atrás por la tensión que ejercía el parademonio a sus espaldas, mientras que el cuarto caminaba hacia él con la torpeza y balanceo de brazos que caracterizaba el paso de esas criaturas, que se movían mejor en el aire que en tierra. Batman forcejeó, intentando liberar sus brazos del agarre de sus captores, pero éstos apretaron con más fuerza clavando sus garras en los bíceps del murciélago. Intentó levantarse utilizando la poderosa musculatura de sus piernas, pero su postura era completamente rendida y, por si fuera poco, el parademonio de su derecha le dio una patada en el diafragma que dejó a Batman sin respiración durante unos agónicos segundos y le hizo doblarse sobre sí mismo. Los parademonios aprovecharon la momentánea falta de resistencia de Batman para doblegarlo aún más, retorciendo sus brazos hacia atrás mientras que el de su espalda le sujetaba por el cuello con el brazo. El caballero oscuro emitió un gruñido, más de rabia que de dolor. No podía zafarse de la presa de esas tres criaturas, y cuando alzó la cabeza encontró ante sí al otro parademonio. Los que le sujetaban, tiraron con fuerza hacia atrás, provocando un gran dolor en las articulaciones de los hombros de Batman y exponiendo su torso al recién llegado parademonio. El murciélago sabía perfectamente en qué situación se encontraba. Aquello era una ejecución, y lo cierto es que no había forma en la que pudiera resistirse y luchar. 
Para el monstruo erguido frente a Batman, aquello no era nada especial. No había ningún premio esperándole por matar a Batman. Matar era su misión, era para lo que existía. El parademonio echó el brazo hacia atrás, colocando sus afilados dedos en posición de garra. El que sujetaba a Batman por la espalda le arrancó la capucha, que quedó colgando de su capa, exponiendo por completo el rostro de Bruce. 
Batman supo que el golpe letal iba a ir a su cara, posiblemente a sus ojos, a su nariz, o a su sien. No tenía miedo. Un gran calor le recorría la espalda y entumecía sus músculos; era una mezcla de rabia y adrenalina, pero sobre todo sentía frustración por no haber podido acabar con más de esos esbirros de Apokolips. Deseaba que sus compañeros estuvieran teniendo más suerte y que consiguieran defender la cámara génesis donde el cuerpo de Superman se recuperaba. Batman sabía que solo Clark sería capaz de hacer frente a lo que estaba por venir, y si el precio para ganar tiempo era dar su propia vida, lo pagaba gustoso. Incluso lo consideraba algo justo, ya que meses antes había sido su propio odio el que había contribuido a la muerte de Superman, así que morir ahora por él le parecía una suerte de catarsis.
El brazo del parademonio seguía inmóvil, en el aire. Casi era como si el monstruo sí estuviese saboreando esa ejecución con algo más de placer que cualquier otra…
–¡¡Vamos!! –le gritó Batman–, ¿¡a qué estás esperando!? ¡¡Hazlo!!
Y el parademonio pareció reaccionar a la petición de su víctima. Batman observó cómo el músculo del hombro de la criatura se tensó (como luchador, sabía que todos los golpes salían del hombro y había aprendido a anticipar un puñetazo por la tensión de los músculos de los brazos que precedían al movimiento), y apretó los dientes, sabiendo que le quedaba un segundo de vida. Mantuvo los ojos abiertos. No iba a morir con miedo. JAMÁS. 
La garra del paredemonio se disparó contra el rostro de Bruce, que la esperaba impasible. Bruce notó una corriente de aire y sintó en sus entrañas que el golpe mortal estaba muy cerca. El recuerdo de sus padres inundó su cabeza. 
Pero el golpe no llegó. 
Y, de pronto, el parademonio no estaba ante Batman.
Había transcurrido apenas un segundo y Batman parpadeó dos veces, perplejo, tratando de entender. Su mente aún no había procesado lo ocurrido cuando dejó de sentir presión en su garganta y escuchó un grito ahogado a su espalda. Miró a su derecha y vio al parademonio que le agarraba el brazo mirando hacia un lado. Se volvió a su izquierda y el otro monstruo miraba en la misma dirección. 
Habían transcurrido tres segundos desde que el zarpazo que iba a ser letal se había disparado contra el rostro de Batman. 
Batman se volvió hacia atrás tratando de ver qué era lo que miraban los dos parademonios que lo sujetaban, y de pronto sintió que su brazo derecho estaba libre. Cuando se giró hacia ese lado tratando de entender qué ocurría, su brazo izquierdo también quedó libre. Solo se escuchó otro ahogado chillido estridente de uno de los parademonios. 
Habían transcurrido cinco segundos y Batman estaba libre. Todavía de rodillas en el suelo y absolutamente desconcertado, pero libre, sin rastro de los cuatro parademonios que iban a acabar con él. ¿Qué demonios había pasado?
Pero no había tiempo para ser el detective. Los parademonios que había volando por la zona habían vuelto a poner su atención en él, y dos de ellos, como halcones, iniciaron un vuelo en picado en dirección a donde Batman se encontraba todavía clavado de rodillas. «Levántate», pensó Bruce. 
De pronto, de nuevo una corriente de aire se interpuso entre Batman y los dos monstruos voladores. Una capa roja se desplegó a menos de un metro de los ojos del murciélago, tapando su visión como el telón de un teatro. Y Batman, que no se sorprendía con facilidad, abrió los ojos y sintió que la cabeza le daba vueltas. Un brazo enfundado en una reconocible malla azul agarraba del cuello a un parademonio, mientras que el otro brazo hacía lo propio con el otro insecto volador. Se retorcían y arañaban la mano que los sujetaba con firmeza, pero sus garras causaban tanto efecto como una pluma tratando de dañar una pared de acero. Con un movimiento tan rápido que Batman apenas pudo ver, el recién llegado arrojó a los parademonios, que se perdieron rápidamente en la lejanía. Se dio la vuelta, con su capa apartándose de forma elegante, y Bruce se encontró con un símbolo que conocía muy bien. Un escudo rojo y amarillo que parecía –y solo parecía– una “S”. Aún de rodillas en el suelo, Batman alzó la vista para mirar a la cara del recién llegado, encontrándose con un rostro amigable que le sonreía levemente. 
–Clark –acertó a decir–… has vuelto. 
Superman amplió su sonrisa y le tendió la mano a Batman. Batman le agarró por el antebrazo y Superman apenas ejerció fuerza y lo puso en pie. 
–Y por lo que veo, justo a tiempo –respondió el hombre de acero.
De repente, una intensa luz amarilla brilló a espaldas de Superman, mientras sonaba un potente estruendo similar a un trueno. Batman ya conocía muy bien ese sonido. Superman se giró y observaron cómo de la nada comenzaba a abrirse un portal que alcanzó rápidamente un diámetro de cinco o seis metros. En su interior, parecía verse el mismísimo infierno. Fuego, destrucción, cientos de parademonios volando sin rumbo, estructuras destruidas, todo bañado de una luz rojiza y sangrienta. Y del túnel de luz apareció caminando una criatura enorme, bípeda, musculosa y de aspecto rocoso, que vestía una especie de armadura gris y azul con un símbolo Omega en el pecho y cuya piel (apenas se le veía la parte del rostro que no cubría una especie de yelmo) parecía de granito resquebrajado. Sus ojos brillaban rojos. Caminando despacio con las manos en la espalda, aquel ser salió del portal, que se cerró detrás de él, y clavó sus ojos en Batman y Superman. 
–Darkseid – acertó a decir Batman. 
–Así me han dicho que se llama –respondió Superman. 
Bruce lo miró. Superman le devolvió la mirada.  
–No he venido solo, Bruce. Me han traído unos cuantos amigos tuyos.  
A la derecha de Batman, una corriente de aire y un sonido inconfundible precedieron a la aparición de una mancha roja y amarilla que rápidamente se transformó en la silueta de Flash. Wonder Woman cayó del cielo a espaldas de Superman, con su espada y su escudo en la mano. Otro tubo de luz se abrió a la derecha de Superman y, de su interior, aparecieron Cyborg y Aquaman, que se unieron a la formación. Y un resplandor verde sobre sus cabezas anunció inconfundiblemente el aterrizaje de Green Lantern. Hal descendió envuelto en su aura esmeralda y se situó al lado de Batman. 
–¿Todo bien, Brucie? –preguntó Flash en tono divertido mientras daba una palmadita en el hombro de Batman. 
Batman se colocó de nuevo la capucha. 
–Lo habéis conseguido. Buen trabajo –respondió. 
–Ha sido un trabajo en equipo –apuntó Hal. 
–Pero no hemos podido impedir que abriera el boom túnel –dijo Cyborg, haciendo un gesto con su cabeza hacia Darkseid. 
Aquaman cogió el tridente de su espalda y se colocó en posición de combate.
–Pues acabemos con él –gruñó Arthur–. Y esta vez, para siempre.
Darkseid descruzó los brazos de su espalda y sus ojos brillaron con más intensidad. Parecía dispuesto a empezar una buena pelea. 
–¿Cómo dijiste que llamabas a este grupo, Barry? –preguntó Superman. 
–A mí me gusta Liga de Justicieros –respondió el velocista. 
–Mmm… –asintó el hombre de acero–. Pues Liga de la Justicia… ¡seguidme!
Superman salió volando como un misil hacia Darkseid, con tanta fuerza que todos sintieron la onda expansiva de su despegue. El kryptoniano recorrió los 50 metros que lo separaban de Darkseid en un parpadeo, y al llegar a su altura le dio un derechazo en la cara que se escuchó como el cañonazo de un tanque. Todos pudieron sentir ese golpe retumbar en sus estómagos. Darkseid giró la cabeza del impacto y salió disparado hacia atrás, pero no perdió el pie. Retrocedió cien metros con los talones clavados en el suelo y, cuando se detuvo, miró a Superman y esbozó una horrible mueca que para ese monstruo debía ser una sonrisa. Parecía que iba a disfrutar ese combate. Superman flotaba a un metro del suelo, con los puños apretados y mirando a su rival.
–Se acuerda de mi nombre… Superman se acuerda de mi nombre… –musitó Flash mientras miraba la escena. 
Los parademonios empezaron a descender de nuevo. Se preparaban para proteger a su señor. Batman dio un paso adelante. 
–Ya habéis oído a Superman –dijo–. Liga de la Justicia… ¡luchemos!
Todo el grupo menos Flash echaron a correr o volar hacia Darkseid. 
–Liga de la Justicia… –dijo Flash para sí–. Demonios, sí que suena mejor. 
Y corrió como un rayo a unirse a sus compañeros en la batalla definitiva. 
FIN

¡Suscríbete también a mi canal de YouTube!

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.
0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Javi felicidades, muy buena y entretenida. Ojalá y de verdad fuera así o por lo menos se acercara un poco.

Julen Gutierrez
Julen Gutierrez
3 años atrás

Ojalá se asemeje un poco a esto que has escrito

Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Excelente Javi. Esperemos ver algo similar en la película. Por otra parte quería dejar este link de i teres por aquí para cierto personaje que habla que el cine de Hollywood va de capa caída y es a un desastre el 2016 fue el año de más recaudación en la historia y de Hollywood. Definitivamente hay personas que solo hablan por hablar sin fundamentos ni bases. Aquí dejo el link espero lo leas amigo Eric Serra.. http://m.elcolombiano.com/cultura/cine/taquilla-de-cine-mundial-en-2016-LX6198269

Jason Todd
Jason Todd
3 años atrás

Pues la verdad que sí, es demasiado fan service xD

Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Seria un disparate que fuese asi Javi! Pero no me gusta que fantasees con como te gustaria que fiese la vuelta de Superman. Entiendeme, todo el mundo es libre de imaginarse lo que quiera; el problema es que esos pensamientos son los que pueden hacer que te decepcione la pelicula, porque cuando veas que no se parece en nada a lo que tu habias imaginado te decepcionaras, y creo que eso le ha pasado a mas de uno con las peliculas anteriores.

Anónimo
Anónimo
3 años atrás

mmmmm pues suena bastante al sueño de Batman en BVS, solo que el que va a matar a Batman es superman y no un pandemonio, entonces, creo que Batman le dira que salvo a Martha y en eso llega Lois Lane, y Superman volvera en si y le dara una mega golpiza a StepenWolf y lo regresara a Apokolips con la cola entre las patas. a alguien le gustaría que la liga mate a Stepenwolf?? A mi me gustaria que a Darkseid le hagan una pelicula de origen de villano, como lo acaba de hacer shamalayan con la pelicula Split,… Ver mas »

Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Está MUY bien, Javi.

Fernando Cáceres
Fernando Cáceres
3 años atrás

Jejee, esta divertido Javi.

Andrés Mansilla
Andrés Mansilla
3 años atrás

Buen trabajo Javi…
Joder.. que guionista se está perdiendo la WB/DC.

Me entretuvo bastante.

Saludos.

Kal El
Kal El
3 años atrás

Una entrada triunfal sería un estilo al regreso de nuestro héroe en Superman II después de hacerse humano (Y con la Banda sonora de John Williams claro, jeje!)

Mr.samelborp
Mr.samelborp
3 años atrás

Mientras los otros heroes tienen imagenes y trailers,los fans de superman nos tenemos que conformar con fanfics.Es normal que no salga nada de los villanos,podria haber sorpresas y su aspecto es totalmente nuevo,pero con superman todo el mundo ya sabe que estara en la liga,si es para guardar el posible traje negro,al menos un guiño,pero no hay nada.Yo ya no creo que sea para guardar un secreto,si no que directamente no hay nada de superman en la liga,mas alla de 1m(seguramene siedo malo y como el villano de Jl2,o la liga salvandolo),y por eso cualquier cosa que salga seria toda… Ver mas »

Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Buen relato!! Muy entretenido esperemos lo mejor para ese tan esperado regreso de Superman saludos.

Billy
Billy
3 años atrás

Javier, dejame compartir una idea con vos con respecto al cuerpo que velan en la granja Kent al final de BvS. Se me hace que es una réplica hiperrealista proporcionada por Empresas Wayne a fin de mantener custodiado el verdadero cuerpo de Kal en un sitio seguro. Digo, es un kryptoneano, no es para dejarlo en cualquier lugar. Algo al estilo de lo que hace Ra's con los restos de Robin en Under the Red Hood.

Renzo, Osea Yo.
Renzo, Osea Yo.
3 años atrás

Javi, hablando de la forma más respetuosa y elegante…. ERES EL P#TO AMO.
Me gustaría leer todo un relato/argumento tuyo sobre lo que podría pasar en la película. Lo hagas o no. Eres el mejor. Espero que tanto tu página como tu canal de Youtube sigan creciendo.

Isaias
Isaias
3 años atrás

Excelente. Vi la imagen en mi cabeza. Sólo que decía una frase diferente: sabía que no estabas muerto… Sólo sangras. Y con una sonrisa irónica volvía a atacar…

Eric Serra
Eric Serra
3 años atrás

Hombre, si la aparación triunfal de Superman en Justice League es más o menos lo que nos narraste, sería maravilloso, gritaria del gusto como fangirl quinceañera de Justin Beaver. Por Dios Zack, en tí confiamos, no nos defraudes.

Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Hombre muy bueno

Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Habiendo re-visto BvS un par de veces, creo que Superman si o si vuelve al servicio de Darkseid, al menos de entrada. Todo el rollo del sueño de Batman y la advertencia de Flash no puede quedar en nada. No tendría ningún sentido que lo hubieran incluido en la película. Si Superman vuelve como si nada, todo el tema del sueño y de que Lois es la clave queda como cabo suelto.

Superpicayo
Superpicayo
3 años atrás

Demasiado bueno para una peli de DC (jeje) Pero molaría mucho. Con lo de de Green Lantern ya te has flipado, aunque… ¡ya que te ponías, te ha faltado el Detective Marciano! (admítelo, sabemos que lo has pensado). Felicidades por todos estos años de gran trabajo en los que no te he comentado.

Ricardo Pavón
Ricardo Pavón
3 años atrás

Y luego se quejan de las pocas líneas de diálogo de Superman en BvS y ni en este fansfic habla… Y menos tiene el gran protagonismo que desean. Con todo respeto para el autor y dueño de este blogg, a mi no me gusto. Espero que definitivamente no sea así el regreso de Sups en la JL. Ni es épico y es súper predecible. Y la llegada de Darkseid es lamentable y sin ningún diálogo tampoco…

Esteban J
Esteban J
Reply to  Ricardo Pavón
3 años atrás

También podrían sentarse a tomar el té y contarse anécdotas durante media hora antes de pelear.

Fernando Alfonso
Fernando Alfonso
3 años atrás

Javi, ese guión no lo firmaría ni Zack Snyder puesto hasta las cejas de popper.

Aunque yo lo firmaría ya mismo porque para ser sincero más de uno sangraría por dónde no es habitual si el regreso de Superman fuera un 30% parecido a lo que has relatado.

Por desgracia, me temo que veremos lo que han comentado más abajo sobre las escenas del sueño de Batman.

En fin, por soñar que no quede.

Team Batfleck.
Team Batfleck.
3 años atrás

Está muy bien hecho, muy épico, si mal no recuerdo Javi, mirando posts antiguos, hace mucho tiempo hiciste un concurso de relatos sobre Superman y publicaste algunos, podrías volver a hacer lo mismo pero que el tema sea el regreso de Superman en la JL, seguro que hay mucha gente con ideas chulísimas.

Saludos.

Team Batfleck.

Esteban J
Esteban J
Reply to  Team Batfleck.
3 años atrás

Apoyo la moción. Seguro que muchos fans tienen su faceta literaria y como ejercicio sería rico ver las opiniones y sueños. Además d la diversidad de posturas

Esteban J
Esteban J
3 años atrás

Invalorable esa descripción de la soñada escena del retorno de Superman (que ya no Clark, Dada su conversión en bvs).
Ansioso por el ver el trailer mañana y contento de saber que Warner le ha tocado menos de lo que pensaba, al parecer, el producto final a Zack Snyder.
Ma que Geoff Jhons, Javier Olivares señores!

Drake S
Drake S
3 años atrás

Para que mentir, me encantaría que pasara lo que escribiste. Si que es un poco Fan service, pero ¡Que importa!. Estamos hablando de Superman, y con lo maltratado que ha estado en el cine últimamente se merece el Fan service y mas.

Me gusto bastante 😀