RESEÑA DE SUPERGIRL EPISODIO 2X17 «DISTANT SUN»

12
11
EPISODIO 2X17 «DISTANT SUN«
Fecha de emisión: 27-03-2017

Director: Kevin Smith
Guión: Katie Rose Rogers y Jessica Kardos
Reparto: Melissa Benoist (Kara/Supergirl), Mehcad Brooks (James Olsen), David Harewood (Hank Henshaw / Martian Manhunter), Jeremy Jordan (Winn Schott), Chyler Leigh (Alex Danvers), Chris Wood (Mon-El), Floriana Lima (Maggie Sawyer), con Teri Hatcher como Rhea, Kevin Sorbo como Lar Gand y Lynda Carter como Presidenta Olivia Marsdin

Reseña de Javi Olivares


(Nota antes de comenzar mi review: cada vez que os venga a la cabeza el penoso Doomsday de gomaespuma de Smallville, recordad al villano alienígena vestido con sudadera que lanza rayos por un solo ojo de este episodio. Automáticamente, aquel Doomsday se convierte en una obra maestra. De nada.)

RESUMEN

Alguien ha puesto precio a la cabeza de Supergirl, y la chica de acero tiene que hacer frente a cazarrecompensas intergalácticos que pretenden cobrar la pieza. Uno de ellos incluso controlará mentalmente a Mon-El para utilizarlo para atacar a Kara, provocando una pelea entre los dos que se resuelve gracias a Winn.

Sospechando de sus padres, los reyes de Daxam (todavía en órbita sobre la Tierra con su nave de guerra), Mon-El les pregunta si son ellos quienes han puesto precio a la vida de Kara para forzarlo a irse con ellos. Rhea lo niega todo, pero uno de los alienígenas cazarrecompensas confesará que sí recibió el encargo de los daxamitas, y cuando Mon-El se enfrenta a sus padres, descubrimos que el rey no sabía de las maquinaciones de su esposa. Kara logrará convencer a Mon-El de que hable con sus padres y trate de explicarles que la Tierra es ahora su hogar, y así arreglarán un encuentro entre Kara, Mon-El y Rhea en la fortaleza de la soledad. Pero la reina tiene otros planes y acude a la cita blandiendo dos sais de kryptonita con los que hiere a Supergirl y la habría matado si Mon-El no hubiera aceptado la oferta de su madre y regresado con ella a la nave con destino a Daxam.


En la nave, después de asegurarse de que la vida de Kara ya no corre peligro, Mon-El intentará convencer a sus padres de que, si tiene que cumplir con su destino como rey, deben reconstruir un planeta ecuánime del que sentirse orgullosos, pero eso solo le acarrea que su madre lo encierre en una celda. No obstante, el rey Lar Gand empieza a sentir algo en su interior, y no son ardores…
Supergirl regresa al DEO para pedir ayuda a sus amigos, pero la presidenta de los EEUU (que es una alienígena, recordémoslo y, por si no nos acordamos, la veremos transformarse mirando a cámara en la intimidad de su oval despacho), ha dado órdenes de no atacar la nave alienígena y Hank no debe desobedecerlas. No obstante, ignorando el protocolo, Hank y Supergirl entrarán en la nave y comenzará una batalla entre el detective marciano y Supergirl contra el rey Lar Gand y la reina Rhea, que terminará cuando el rey detiene la lucha y dice que Mon-El ha elegido su camino, dejándole volver a la Tierra y ordenando que la nave se marche.

Mon-El y Kara vuelven a disfrutar de su tiempo juntos después de haber pensado que se iban a perder para siempre. Mientras que, en la nave de los reyes de Daxam, Rhea se ha dado cuenta de que su esposo ya no es tan inflexible como ella y lo apuñala hasta matarlo, poniendo después su vista de nuevo sobre la Tierra mientras dice que todavía no ha terminado con este planeta…



CRÍTICA
A tan solo 5 episodios para el final de esta segunda temporada, parece que la trama de Cadmus y Jeremiah Danvers que tan buenos momentos nos estaba dando, ya no le importa a nadie (o al menos a sus guionistas no parece importarles mucho). En su lugar, a la que parece que aún le queda cuerda para rato es a la reina Rhea, que ha cobrado un inesperado protagonismo y que se convierte en el cliffhanger del que la serie va a quedar colgada hasta el próximo 24 de abril, momento en que regresará con su episodio 18.
El episodio de hoy, dirigido de nuevo por Kevin Smith (¿lo habéis notado? Yo tampoco), es sin duda bastante peor que los últimos e incluso contiene algunos momentos de auténtica vergüenza ajena. El primer alienígena lanzarrayos contra el que lucha Kara —sí, sí, el que he puesto como imagen de cabecera de este post para que os acordéis de él— es absolutamente lamentable, un engendro de gomaespuma digno del peor episodio de los Power Rangers. De hecho, la pelea entre Kara y ese simpático mojón de un solo ojo, me recordó automáticamente a esto:

Pero no menos avergonzante es que Mon-El cite a sus padres a una charla… ¡¡en el bar de alienígenas!! La carencia de escenarios de esta serie resulta ya descorazonadora, yendo del DEO al piso de Kara, del piso de Kara al bar de aliens y vuelta a empezar. Da igual la situación, el bar de aliens nos vale para una pelea, un romance, una reunión de alta alcurnia o para lo que buenamente necesite la trama. 
El protagonismo absoluto recae en las parejas Kara / Mon-El y Maggie / Alex. Si bien la trama de esta última es un completo aparte dentro de este episodio, que no aporta nada a la trama central y que sigue su propio enredo de ex-novias y mentiras al más puro estilo del CW. Si la quitamos de la trama, ni nos enteraríamos, pero tendríamos 15 minutos menos de episodio. Al menos, por suerte, contamos con cada vez menos presencia de James Olsen / Guardián (en serio, que lo maten; por el bien de Mehcad Brooks, que le dejen salir de la serie antes de que nunca más le vuelvan a dar trabajo), pero en un nuevo alarde de enredar las tramas y a ver qué sale, la presidenta Marsdin vuelve a hacer aparición recordándonos que es una alienígena y que a saber qué planes tiene en contra de J’onn y el DEO. Otro melón abierto desde hace mucho y del que ya ni nos acordábamos, y que vete a saber si ahora se reabre por algún motivo o solo porque Lynda Carter tenía contrato para otro episodio más. 
Así que poco positivo podemos extraer del episodio de hoy, que nos deja una trama insulsa, una dirección bastante penosa, algunos de los momentos más aberrantes en lo que va de temporada (que ya es decir), y un giro final que convierte al personaje de Teri Hatcher en una villana al más puro estilo de la tía Astra de la primera temporada, solo que ahora, en vez de la tía, es la suegra, y cuidado con ella porque va en plan tortuga ninja con dos sais de kryptonita. No tengo ni idea de lo que pueden tener reservado para el último tirón de la serie, pero con tramas como las que hay abiertas, más les vale que haya un buen plan. O si no, que sigan metiendo Gorns de corchopán para que Kara se pelee contra ellos. Así, por lo menos nos reiremos, porque esto no hay dios que lo tome en serio.

¡Suscríbete también a mi canal de YouTube!


Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

12
Deja una respuesta

avatar
9 Hilos de comentarios
3 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
0 Autores de comentarios
Clark - ElAnónimoJavier Olivares Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Anónimo
Invitado
Anónimo

Hoy, en supermanhaterolivares…

Javier Olivares
Admin

sí, sí, hater… que este episodio es para amarlo, vaya.

Anónimo
Invitado
Anónimo

Esto es más feo que pegarle a un padre con la mano abierta,infumable ya puedes tener el nivel de frikismo que quieras pero llega un momento en el que la vergüenza ajena te hace preguntarte ¿que cojones hago yo viendo esto? Que sigan plantando hacer.byfam

Anónimo
Invitado
Anónimo

Javi me mataste con «no hubiera aceptado aceptar…»

Javier Olivares
Admin

jo, ha sido una errata… corregido. 😉

Anónimo
Invitado
Anónimo

Si yo también pienso lo mismo me recordó mucho a domsday de smallville espero que la calidad de la serie se eleve ya que tiene mucho potencial

Anónimo
Invitado
Anónimo

Hola, este último episodio fue para el olvido…la verdad que no me importa para nada la relación gay de maggie. En los ultimos episodios vemos solo dos minutos a kara vestida de supergirl y una o dos ecenas con fx….hay partes que tendria que entrar volando pero entra caminando con el resto.
Mucha importancia a las relaciones amorosas, parece novela mexicana. Muy pocos efectos especiales. ..me gustaria ver mas accion, mejores dialogos, estoy cansado de ver a kara sentada en el sillon de la casa tapada y comiendo palomitas de maiz.
Saludos desde argentina.
Cristian Blanco

Anónimo
Invitado
Anónimo

En el próximo episodio, Kara se une a Luke Skywalker y viajan a través del tiempo para salvar a Carlomagno de ser secuestrado por Terminators aliados con los Romulanos, que pretenden invadir las 28 galaxias.
¿A que mola?.

Anónimo
Invitado
Anónimo

Me llama la atención que han promovido los capítulos de Kevin Smith como gran cosa, pero en su filmografía no hay nada atractivo, salvo una que otra película de su propio "View Askewniverse". Lo que supuestamente iba a hacer de Superman nunca se concretó, y ha vivido de hacer referencias a los comics, pero como aporte, no le veo mucho. Reforzado más aún por la baja calidad de los capítulos de Supergirl que ha dirigido…

Anónimo
Invitado
Anónimo

Cada vez mejora mas la serie supergirl, lastima que tenga es tantas escenas de amor lesbico entre la hermanastra de Kara y su nueva novia, por eso mis sobrinos pequeños ya lo pueden ver.

Anónimo
Invitado
Anónimo

A este paso ¿Se animaran a continuar con una tercera temporada?

Clark - El
Invitado

Después de que la serie cogiera carrerilla va y se vuelve a caer de bruces, esto es ya un "qué me voy a encontrar hoy?". Lo único a destacar es que para mi y después de este capítulo la relación Kara-Mon-el gana en fuerza. En el musical de Flash me dio la sensación de que metían a la pareja con calzador, comparándola sobretodo con la otra, Barry-Iris, mucho, pero mucho, más sólida y trabajada.

Y otra cosa a destacar es otro de esos guiños que me encantan, en este caso otra vez a MOS, cuando la reina Rhea dice aquello del General Zod de "he atravesado un océano de estrellas…"

En fin, esto se ha convertido en una lotería, esperemos que acaben la temporada de una manera digna.