RESEÑA DE SUPERMAN #21

1
2

SUPERMAN #21  (Junio 2017)


«AMANECER NEGRO – PARTE 2»

Guión: Peter Tomasi y Patrick Gleason
Dibujo: Patrick Gleason con tinta de Mick Gray
Variant cover: Jorge Jiménez y Alejandro Sánchez

Reseña de Javi Olivares

Batman no ha regresado después de su salida nocturna y en la granja Kent comienza a haber preocupación al respecto. La familia (y Damian) reciben la visita habitual del granjero Cobbs y Kathy, que les traen la leche de la famosa vaca Bessie (NdJ: leed la reseña del número anterior, ya que Batman terminaba siendo apresado por Cobbs al descubrir que la leche de Bessie era una sustancia extraña y agresiva que posiblemente esté impidiendo que los poderes de Jon se desarrollen normalmente). Además, veremos que el aparentemente inofensivo granjero está controlando hipnóticamente al perro Krypto para tener siempre los ojos puestos en lo que hace Jon…


En la ciudad de Hamilton, Superman, Superboy y Robin se vuelven a ver las caras con el ataque del mismo pulpo gigante contra el que ya se enfrentaron meses atrás (ver Superman #2), que parece estar controlado por un misterioso personaje fumador al que no vemos con claridad. Superman se resiste a hacer daño a la pobre criatura aunque esto causa enfado en los habitantes de Hamilton que ven cómo el pulpo causa grandes destrozos. Cuando el gigantesco invertebrado lanza un segundo ataque con tinta que adopta la forma del fumador misterioso y las criaturas resultantes atacan a Superman y a varios ciudadanos, Jon es incapaz de controlar su ira y la desata contra el pulpo. Las gentes de Hamilton parecen celebrar el acto de Jon, y al mismo tiempo reprochan a Superman que él no lo hubiera hecho antes.

Superman está decepcionado con la conducta de Jon, y más aún cuando Damian le cuenta que Jon y Kathy fueron a la ciénaga sin su permiso y que tal vez Batman esté allí. Clark está muy molesto con la actitud del chico y decide ir a buscar a Batman solo. Una vez solos, la discusión entre Jon y Damian se transforma en pelea entre ellos hasta que aparece Kathy, que revela tener unos asombrosos poderes psíquicos y que, para ella y su abuelo, Jon es muy importante aunque él aún no tiene ni idea de por qué ni de cuánto…

RESUMEN

Seguimos inmersos en una historia misteriosa y con buen pulso narrativo, casi casi como un especial de Halloween muy largo en el que se combinan elementos fantásticos con otros casi de la ciencia ficción y el terror. La revelación de Kathy y el granjero Cobbs como algo más que simples humanos ya no nos pilla de sorpresa, pero aún así ese «momento Darth Vader» que se marca la niña usando su fuerza para casi estrangular a Damian, ha sido bastante interesante de ver. Y seguimos con los grandes enigmas de quién ese misterioso personaje fumador que parece controlar todo desde las sombras (como en Expediente X, jeje) o de qué va encontrarse Superman en esa casa en la que lo dejamos en la última página.

Pero al margen de la historia, o incluso de que Jon siga teniendo problemas a la hora de controlar su rabia cuando combate, en estas páginas encontramos una nueva muestra (y habrá que ir acostumbrándose) de esta nueva continuidad post-Reborn en la que todo el mundo sabe quién es Superboy, no es algo a esconder, y de hecho parece que a muchas personas les gusta su actitud agresiva incluso más que la de Superman, mucho más comedida. Como bien decía nuestro amigo Antonio en reseñas anteriores, esto es lo que hay, estamos aquí y no nos preguntemos cómo hemos llegado hasta aquí, simplemente disfrutemos de este nuevo estatus en el que todo lo que tenga que ser canon, lo será y punto. Continuidad, señores; tramposa y metida con calzador, pero continuidad coherente al fin y al cabo. Silencio y a leer.

En cuanto al dibujo, mes tras mes nos deshacemos en elogios ante el trabajo de Patrick Gleason y este no es una excepción. Brillantes composiciones de página, un gran manejo de la acción y los paneles de lucha, sin descuidad una muy buena narrativa visual. Por poner una pequeña pega, su Superboy es algo errático, y en algunas viñetas parece un chicarrón de 18 años mientras que en otras parece lo que debe ser, un chaval de unos 12-14.

Y mención aparte para la portada variant de nuestro amigo Jorge Jiménez, que nos regala un nuevo póster para colgar en la habitación con una imagen icónica de superpadre y superhijo en pleno vuelo relajado, gozando de eso que solo ellos pueden hacer. Un dibujo excepcional y una imagen para enmarcar.

En conclusión, nuevo pasito en esta historia de Superman en la que un granjero, una niña y una vaca son los villanos. Dicho así podría dar ganas de dejar el cómic, pero en serio, está realmente interesante.

¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!


Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

1
Deja una respuesta

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
0 Autores de comentarios
Anónimo Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Anónimo
Invitado
Anónimo

¿El malo sera Manchester Black, verdad? El tipo fuma, hay poderes psíquicos por todos lados (genial la escena inesperada de Kathy), la saga se llama BLACK Dawn y hay dos discursos: en el numero pasado teníamos el pesimismo de Batman contra el optimismo de Superman, y en este tenemos la diferencia de reacción civil entre la solución no letal de Superman y la más extrema de Superboy. Esto ultimo no puede ser coincidencia.