RESEÑA DE INJUSTICE 2 #9

0
29
INJUSTICE 2 #9
Fecha de publicación: 6-6-2017

«SECUESTRO VIOLENTO»

Guión: Tom Taylor
Dibujo: Bruno Redondo y Juan Albarrán (color: Rex Lokus)

Reseña de Javi Olivares

RESUMEN

El nuevo Blue Beetle, Jaime Reyes, entrena en las instalaciones de Kord Industries bajo la supervisión y tutela de su propietario y anterior Blue Beetle, Ted Kord. La sesión acaba de forma un tanto desastrosa (Jaime aún tiene mucho que aprender), y Kord se queda solo.

Al poco, de entre las sombras aparece Batman para pedirle a Kord que le ayude a reconstruir el mundo y a ganar de nuevo la confianza de la gente, para lo cual le emplaza al día siguiente a una reunión. Ted, por supuesto, acepta. De nuevo a solas, Ted recibe una nueva visita. En esta ocasión es su amigo Booster Gold, que viene del futuro simplemente para despedirse. Esa es la noche en la que todo termina para Ted, y Booster lo sabe, pero no puede alterar el pasado y ayudarle ya que, por lo que sabe, todo lo que está por venir es más grande que ellos dos. Kord se vuelve a poner su traje de Blue Beetle (un poco justo debido a sus años inactivo) y se prepara para lo que está por venir, despidiéndose de su amigo Michael con un abrazo.

Así, al poco vemos aparecer a parte del Escuadrón Suicida (Damian, Katana y Deadshot) dispuestos a ir a por Kord. Blue Beetle los está esperando y planta cara, pero todo termina cuando Katana le corta una mano de un certero espadazo y Ted se ve completamente derrotado preguntando a sus captores qué es lo que quieren de él… y la respuesta de Deadshot es que esto es más grande que él.

CRÍTICA
No deja de sorprenderme cuando una colección creada en torno a un Superman transformado en dictador asesino y a un Batman que lidera su resistencia, consigue a veces sus mejores logros en los números centrados en la parte emocional. Y para más inri, en esta ocasión, lo hace con otros personajes muy ajenos a la continuidad de esta historia, como son Blue Beetle y Booster Gold. 
En las pocas páginas de las que se compone este número digital, el lector conoce a Ted Kord, quién es, quién ha sido, y hasta le coge cariño. Todo se rodea de un extraño halo de despedida, desde la partida de Skeets hasta que ya descubrimos por Booster que son los momentos finales de Ted. Inevitablemente me ha venido a la cabeza el film Watchmen y esa última pelea del Comediante en la que pierde mucho más que el sentido del humor, así como en otros momentos como cuando Kord se pone un traje que obviamente se le ha quedado pequeño. Esa estampa del héroe retirado, fuera de forma, preparándose para una batalla que sabe que es la última, tiene una épica memorable y estas páginas la captan. 
Además, por supuesto la química entre Booster y Beetle toca el corazón. Para los más lectores de DC, sobra explicar que estos dos personajes son grandes amigos, compañeros, y que sus aventuras casi siempre han cruzado caminos. Las palabras de uno al otro condensan esa amistad y dejan al lector con un sabor agridulce. Sí, Booster ha podido decir adiós a su amigo, pero no puede intervenir para salvarlo. Todo un torbellino de emociones brillantemente escrito y dibujado por Taylor, Redondo y Albarrán. 
Con todo, y aunque todavía no sabemos cuál será el propósito del Escuadrón ni si Kord seguirá vivo o no, este número es de los que dejan muy buen poso. No por espectacular, ni por la aparición o desaparición de ningún personaje crucial para la historia, sino por contarnos un episodio intimista sobre un personaje que se hace tanto de querer como Blue Beetle y hacerlo encajar al mismo tiempo en la trama principal de Injustice 2. Veamos cómo sigue la cosa.

¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!


Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.
0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Anónimo
Anónimo
3 años atrás

Que malo el dibujo de este número. Horribles las composiciones y las viñetas de acción.

Anónimo
Anónimo
Reply to  Anónimo
3 años atrás

No .