RESEÑA DE SUPERGIRL: BEING SUPER NÚMS. 3-4

0
21
SUPERGIRL: BEING SUPER NÚMS. 3-4
(Junio-Julio 2017)

NOTA: Para refrescar, os recomendamos una lectura a nuestros resúmenes de los números 1-2 antes de meteros con esta reseña.


NÚMERO 3



Guión: Mariko Tamaki
Dibujo: Joëlle Jones
Reseña de Pako Garrido

RESUMEN

Kara empieza a recordar, recuerda que no es de ese mundo, que pertenece a otro lugar, empieza a recordar cómo la trataban los Danvers durante su infancia.

La vuelta al High School no mejora la situación, saber que no perteneces a ese lugar lo cambia todo. Además, que sus compañeros murmuren a sus espaldas debido a lo ocurrido durante el terremoto, agrava la situación. La clase de Deporte traerá demasiados recuerdos a la joven Danver y a su mejor amiga, así que ir a por comida basura es una mejor opción. Por suerte, Dolly apoyará a Kara, no le hará falta decir que es diferente, que viene de lejos, ella ya lo sabe y no le importa.

Por supuesto, la falta a la clase de deportes traerá problemas a Kara cuando la entrenadora Stone aparece en casa de los Danvers. Los problemas familiares devolverán a Kara al mundo de los recuerdos, cuando era niña, cuando salvó a las personas atrapadas en un granero en llamas, cuando los padres de su madre dijeron que era un bicho raro.

Esa misma noche, Kara empieza a escuchar gritos de ayuda, gritos que solo ella puede escuchar y que la llevan a un laboratorio secreto bajo una granja en ruinas. Ahí se encontrará a la entrenadora Stone haciendo experimentos con un joven, el mismo joven que pedía ayuda. Stone sabía su procedencia y había provocado sus crisis, le había traicionado, solo quería utilizarla para extraer energía, al igual que hacía con el otro joven. La furia retenida en la joven Danvers estalla en forma de visión calorífica, destruyendo el laboratorio y rescatando al joven, mientras la entrenadora Stone escapa.

El joven se llama Tan-On y Kara… Kara no se llama Danvers, se llama Kara Zor-El, siempre lo había sabido, pero no lo recordaba. Tan-On quiere que Kara escape con el antes que el ejército de LexCorp se presente en las instalaciones. A pesar de las dudas, Kara ha encontrado a alguien como ella, así que decide ir a recoger sus cosas, y abandonar a su familia.

Los ejercitos de Lex-Corp se movilizan.

Un viejo fotógrafo tiene la mala fortuna de tropezarse con Tan-On mientras espera a Kara. Un viejo fotógrafo se convertirá en cenizas tras la fulgurante mirada del Kryptoniano.


NÚMERO 4: ¿QUIÉN SOY?



Guión: Mariko Tamaki
Dibujo: Joëlle Jones
Reseña de Pako Garrido

RESUMEN

Todo parecía enderezarse, Tan-On le contaba lo que quería saber de su planeta. Él era un científico cuya misión era explorar la Tierra pero pronto fue capturado.

Dolly está preocupada, Kara no contesta, no aparece en clase y no está en su casa… ¿También la ha abandonado ella?.

Kara pronto descubrirá el rencor que tiene Tan-On dentro, sólo ha conocido lo peor de la humanidad, pero no todos son así. Las dudas empiezan a surgir en la mente de Kara, tiene que hablar con Dolly.

Demasiado tarde. Ellos la tienen. Y Kara tiene que hacer algo. Caer en su trampa.

La entrenadora Stone apresa a la joven Kryptoniana para seguir con su experimentación. Pero Tan-On no dejará que eso vuelva a suceder. Al igual que el viejo fotógrafo, el destino de la supuesta entrenadora  y todo su equipo será morir bajo la mirada de Tan-On.

Así Tan-On se descubre, su objetivo será acabar con toda la raza humana, lo que llevará a enfrentarse con Kara.

Ella no puede consentir el genocidio. No todos los humanos son como Stone. Tan-On se adelanta y captura a Dolly para dejarla caer al vacío. Los recuerdos de lo sucedido el día del terremoto vuelven para atormentar a Kara pero la impulsarán para que no vuelva a ocurrir. Dolly no sufrirá el destino de Jen.

Tras poner a salvo a Dolly el enfrentamiento con Tan-On será inevitable. La lucha será encarnizada y Kara recordará porque la enviaron a la Tierra. Krypton estaba muriendo. Cuando Tan-On se entera, la trata de mentirosa y decide destruir el pueblo entero. Llevando sus poderes al límite, Kara podrá detener la destrucción. Pero Tan-On escapa.

Tras la crisis, Kara toma una decisión, debe salir del pueblo y descubrir quien es. Y su destino es encontrar al superhéroe de Metrópolis, ese que lleva el símbolo de la casa de El en su pecho. Supergirl ha nacido, bautizada por Dolly.

En una limusina, un hombre de negocios alto y calvo es informado de todo lo ocurrido en Midvale. El señor Luthor tiene una nueva prioridad.

Tan-On sigue suelto, pero Kara no puede pensar ahora en él, ahora solo tiene una cosa en su mente, tiene que hablar con Superman.

COMENTARIO

Y con estos dos números se pone fin a esta miniserie. Tengo que reconocer que después del bajón que me supusieron los dos primeros números de la misma, la conclusión ha superado mis expectativas.  No me malinterpretéis, los fallos que tenían los dos primeros números siguen estando aquí, pero se compensa ligeramente con la aparición de Tan-On y el cliffhanger de la entrenadora Stone, dos cosas que no me esperaba y aumentaron mi interés en la colección y le aportaron algo de acción. El problema está en que al final vuelve a caer en los estereotipos dejando al “pobre” Tan-On en una versión joven de Zod o cualquier otro Kryptoniano genocida.

Sigue siendo una serie muy introspectiva al sostenerse en todo lo que le pasa por la cabeza a Kara, y ciertamente le da un punto de verosimilitud ya que podemos comprender cómo se siente en todo momento el personaje, pero sigo pensando que el tono trágico de toda la historia no aporta nada positivo a la misma. En ciertos momentos me ha recordado a libros como Crepúsculo o Divergente, que también están escritos desde el punto de vista de la protagonista y que compartían ese tono apesadumbrado. Incluso el personaje de Tan-On está cortado desde el mismo estilo que tienen los “chicos malotes” de esas sagas. Y claro, si no empatizas con el personaje principal, por muy buena que sea la historia, es imposible que te guste.

Otro problema que veo en esta miniserie es el no haber cerrado los argumentos que se presentan, podría ser perfectamente el primer arco de una serie más larga que no sabemos si continuará o no. Quizás hubiese sido más valiente incorporar estos cuatro números al sello Tierra Uno, ya que comparten varias características comunes.

De todas formas, lo que tengo claro es que no es una colección mala, no tiene mal guión, a pesar de los clichés, y tiene un dibujo excelente, pero es una colección para otro público objetivo. Y me parece correcto que DC Comics intente expandirse mediante mundos alternativos o sellos diferentes, y así no experimentar en la continuidad principal como se hizo en los New 52 o en DC You. Así que no os desaniméis por la crítica si teníais ganas de hincarle el diente, que no me haya entusiasmado no significa que a vosotros no os vaya a gustar.

¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!


Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.
0 0 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments