«ELSEWORLDS»: REVIEW Y OPINIÓN DEL CROSSOVER FLASH-ARROW-SUPERGIRL

6
45
Un año más, la CW nos regala por estas fechas navideñas un evento hecho para los fans. Tan hecho para los fans que, incluso, podríamos decir que cada vez intenta ser más fan service y llenarse de referencias, homenajes y detalles que podamos disfrutar, y sobre todo tratando de capturar la esencia y la magia de los cómics de DC y de sus maravillosos personajes. Y, por extraño que parezca, a pesar de muchas carencias y de muchas cosas a mejorar, el crossover de este año ha logrado justo eso, y ha resultado ser no solo un entretenimiento muy, muy para deceítas, sino también la antesala a lo que veremos el año que viene en el próximo crossover. 

Este año no hemos tenido presencia de las Leyendas, pero tampoco las hemos echado de menos. Supergirl, Flash y Arrow han llevado el peso perfectamente, cada uno en su papel, en su registro, y con esa interacción tan formidable que ya han demostrado tener en otras ocasiones. Melissa, Grant y Stephen son amigos y eso se percibe más allá de sus personajes. La química cómica entre Grant y Stephen es particularmente destacable, obsequiándonos, sobre todo en el primer episodio del crossover (The Flash 5×09) momentos divertidísimos con todo el asunto del intercambio de roles y habilidades. La parte mala es que, si bien el traje de Green Arrow le queda perfectamente a Grant Gustin, no podemos decir lo mismo del traje de Flash, que incluso en el musculoso cuerpo de Amell queda como a un Cristo dos pistolas y le hace parecer un chorizo con casco. Algo no funciona en general en este rediseño del look de Flash, no sé si su capucha-yelmo (el aspecto de champiñón tanto de Amell como de Gustin con él puesto, es notable), el material, o qué es, pero incluso teniendo un color rojo muy comic accurate, el traje parece un disfraz y sienta mal a quien se lo ponga. 

Es en este primer episodio en el que también conoceremos al Monitor, la primera gran conexión con una de las sagas más históricas de la DC. Este personaje, aunque no sabemos muy bien por qué, le entrega a John Deegan (un mad scientist de manual, y en los cómics la identidad humana del Doctor Destiny –NOTA: No confundir con el Doctor Fate) el Libro del Destino, con el cual podrá reescribir la realidad y provocará todos los incidentes que harán reunirse a los héroes. El Monitor no es exactamente un villano, pero desde luego tampoco es un héroe y sus medios no sé si son justificables por sus fines. Su objetivo de “poner a prueba” a los superhéroes en busca de campeones que puedan librar la gran batalla que está por venir, se pierde en medio de ese plan estúpido de entregarle el objeto más poderoso del universo a la persona menos indicada. Pero servirá como pretexto para todo lo que ocurrirá en el crossover y para que conozcamos quién es el Monitor, cuál es su poder, y que algo mucho peor está a punto de ocurrir. 

Es en este primer episodio en el que Superman tendrá un papel más prominente. Tras un breve momento de homenaje a la serie de TV Smallville (con su tema de opening y la vista aérea de la misma granja Kent), se desarrolla una escena Clark-Lois-Kara absolutamente deliciosa. Tyler Hoechlin tendrá muchos defectos y el traje que le han diseñado tal vez no sea el mejor, pero su Superman y su Clark Kent están escritos para que al fan le salga la sonrisa tonta en todo momento. Actitud heroica y cercana, aperturas de camisa mostrando la S, diálogos formidables, control de la situación y liderazgo… Es un Superman clásico al más puro estilo John Byrne o de la actual etapa de Brian Michael Bendis. Lo malo es que la Lois Lane que le han puesto, en mi opinión no es una buena elección. Aunque su personaje también está escrito según los cánones más byrneanos del cómic, y su actitud feminista, guerrera y divertida son muy acordes con el personaje, me cuesta mucho ver en ella a Lois Lane, y ni siquiera entiendo por qué la hacen formar parte de la batalla final, armada con un martillo… ¿espacial? que no se sabe lo que puede hacer ni por qué lo ha cogido. OK, OK, porque tenía que estar ahí y porque al final tenían que revelar que Lois y Clark van a ser papás, se van a marchar a Argo, y que Superman va a colgar la capa dejando la Tierra bajo la protección de Kara. Para que no nos olvidemos que, aunque Superman esté metido en este universo, esto es y seguirá siendo, un show de Supergirl. 

La batalla contra el robot Amazo es un momento clave del episodio y del crossover. Sin contar con los mejores efectos visuales (porque el presupuesto da para lo que da), la serie de las arregla para montar una batalla entre superhéroes y un villano, al más puro estilo cómic, con cada personaje en su sitio, y con una complicidad e interacción que no vimos ni en la Justice League cinematográfica. Puro cómic en pantalla, tan divertido como disparatado, pero como tiene que ser. 

La parte central de este crossover transcurre en el episodio de Arrow 7×09, y se centrará casi al 100% en Gotham, su mitología, el asilo Arkham y sus residentes… y en Batwoman. La tan esperada aparición de Ruby Rose como Kate Kane, la Batwoman de este universo, ha presentado al personaje justo como nos lo habíamos imaginado. Ruby Rose, más que interpretar al personaje, es el personaje. Y es que esta versión de Kate es una mujer dura, gay, llena de tatuajes y con respuestas para todos. Básicamente el mismo papel que Rose lleva interpretando en todas las películas en las que la he podido ver. Eso sí, el look de Batwoman es puro cómic de nuevo, y sus apariciones, movimientos y combates, están estupendos. Todo el episodio, de hecho, vuelve a estar trufado de referencias y homenajes, algunos más disimulados y otros en absoluto discretos, de personajes que conocemos o nos suenan (especialmente uno del que hablaremos al final), pero siempre es un placer poder ver cómo Supergirl y Batwoman se estrechan la mano mientras se llaman a sí mismas “las mejores del mundo”. Sin duda, esta Batwoman ha funcionado y encajará perfectamente con los tiempos actuales, así que ya podemos estar bien seguros de que a su serie de TV no le irá nada mal, al menos al principio. 

Este episodio termina con un nuevo cambio en la realidad, cuando John Deegan vuelve a recuperar el Libro del Destino y a reescribir la historia para que todo sea diferente. Tan diferente, que él se convertirá en Superman, y así es como concluye esta segunda parte, con Barry y Oliver, transformados en delincuentes perseguidos, encontrándose con un hombre de acero vestido de negro y teniendo que zafarse de él. 

En esta misma realidad veremos, ya en el episodio de Supergirl que cierra el crossover (4×09), que el ARGUS de Arrow es ahora una especie de fusión con el DEO, dirigido por Superman y con Alex Danvers como servicial agente. Kara está presa en una celda de sus instalaciones, y conseguirá convencer a la Alex de esta realidad de que son hermanas en otra, y de que la ayude. Esto, sin perder por el camino la oportunidad de lanzar púas feministas (a Deegan le pregunta tranquilamente que si se ha transformado en Superman porque le asusta ser una mujer) o LGTBI (la sexualidad oculta de esta Alex terminará siendo también clave para que ella dé un paso adelante y ayude a Kara a salir). Todo muy en la línea de Supergirl, así que ninguna sorpresa. 

En una subtrama bastante divertida y absurda que involucra a un Cisco Ramón reconvertido en capo criminal (que no se cree nadie), Barry y Oliver logran cruzar a la Tierra 38 y traer a Superman para la batalla contra su impostor. El Flash de los noventa, John Wesley Shipp, tiene aquí otra breve aparición, pero realmente se le ha dado mucho más bombo del que al final ha tenido, ya que ha sido poco más que un cameo largo. Pero basta con escuchar su tema de Danny Elfman y ver que su traje sigue funcionando incluso mejor que el actual uniforme de Flash.

Así, la batalla final, precipitada y un tanto absurda pero que nos regala una fantástica pelea entre los dos Supermanes (que me recordó mucho a Superman vs. Zod en Man of Steel), se resuelve con la derrota de Deegan-Superman (y su transformación en Doctor Destiny) y la vuelta a la normalidad de la realidad. Pero todo tiene un precio, y el espectador sabrá algo que la mayoría de los personajes, no: que Oliver ha hecho una especie de pacto con el Monitor para que Kara y Barry no murieran en el intento de detener a Deegan. Un pacto que, posiblemente, haya firmado con su propia vida, ya que el Monitor exigía equilibrio, una vida por otra. Así que tal vez en el próximo crossover veamos morir a Green Arrow, algo que lleva insinuándose cierto tiempo y que podría tener sentido dentro de un evento tan grande como el que está por venir. 

Y es que el crossover termina con un vistazo a la celda de Arkham que ocupa el malogrado Deegan y que está pared con pared con la de su nuevo «amigo»: el Psico Pirata. Otro de los personajes clave en la Crisis en tierras infinitas de los cómics, que serán la inspiración y argumento para el crossover del próximo año, anunciado inmediatamente después de este e incluso con el logo clásico de la maxisaga. Un evento soñado por los fans, grande como el universo, y que debería involucrar a todos los personajes y realidad posibles de DC que el CW se pudiera permitir meter. Esto debería incluir menciones o apariciones a los Supermanes y Batmans de las películas (Brandon Routh, actualmente Atom en Legends, fue uno de ellos; ¿os imagináis?), a Smallville, con cuyos actores parece que se estaba negociando, a Lois y Clark (Dean Cain, Superman en la serie, también tiene un personaje en Supergirl) y mucho, mucho más. Porque una Crisis en tierras infinitas no se puede hacer a medias. Hablamos de una de las sagas más enormes de la historia del cómic, la más cargada de épica cósmica, y flaco favor sería convertirla en un evento menor o descafeinado por falta de medios y presupuesto, o por la imposibilidad de presentar a según qué personajes o traer a determinados rostros conocidos. Con Crisis en tierras infinitas, o vas con todo, o no vayas. Y yo espero que vayan con todo. 

En conclusión, como fan de DC he disfrutado de este evento más que de ninguno de los que ya hemos visto (aunque admito que el del año pasado estuvo mejor escrito y fue más autoconclusivo), pero con la fuerte sensación de que han sido un poco tramposos. Porque no nos han contado una historia que empieza y termina, sino que nos han presentado la situación de cara a esa gran Crisis que llegará el año que viene. Buena noticia, sí, porque tendremos la adaptación live action de la saga que redefinió DC Comics en los ochenta y que ya es parte fundamental de la historia del comic book. Pero he echado en falta que algunas situaciones fueran menos precipitadas y que algunos personajes tuvieran más desarrollo. No obstante, mi corazón de fan dice “GRACIAS” a gritos, y estoy deseando que llegue el próximo diciembre para ver qué hacen. Porque posiblemente, a día de hoy, Crisis en tierras infinitas será lo más DC que vayamos a tener en mucho, mucho tiempo…     

¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!


Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

6
Deja una respuesta

avatar
5 Hilos de comentarios
1 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
0 Autores de comentarios
Xavier GAnónimoSebas:D Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Anónimo
Invitado
Anónimo

No estoy demasiado emocionado, pues estas series nunca tendrán la magia de Smallville sobretodo la de los episodios escritos por Steven S. DeKnight y Geoff Johns, pero es una obligación como fan ver este crossover, aunque sea en otra ocasión que yo tenga mas ánimos.

Anónimo
Invitado
Anónimo

Estas series necesitan la reorganización que tuvo el DCEU en el 2017. Empezando con WW y ahora Aquaman, han empezado a mejorar sus películas.

Quiero que lo mismo le pase a las series, de las cuales Supergirl es que más fallas tiene.

Sebas:D
Invitado

Wow! Comienzo diciendo que este no es mi crossover favorito, que Crisis en Tierra X si que tenía un mejor guión, mucha mas epicidad y realmente se sentía como una gran pelicula con mis superheroes favoritos y a los que les tengo tanto cariño. Sin embargo, este crossover ha sido el que mas entusiasmado me ha dejado, y creo que ese objetivo tenía. Coincido con casi todo lo que dices del crossover acá y en tu video, salvo muy pequeños detallitos. Me encantaron los 3 episodios, pero creo que mi favorito es el primero, por lo divertido, la pelea con Amazo, y todos los homenajes tanto a las series mismas como a Smallville. La parte que menos me gustó fue la segunda, la sentí un poco mas lenta y nose si Gotham resultó como me esperaba, lo sentí un poco sobreactuado todo el ambiente, los tipos locos corriendo por las calles, como que se esforzaron mucho por mostrar una ciudad en decadencia pero faltó realismo ahí, espero cambie un poco el enfoque en Batwoman. Y Batwoman misma, me gusta, pero nose, fue muy poco lo que mostraron, lo sentí apresurado. A diferencia de cuando fue presentado Barry Allen en Arrow o los personajes que luego serían Leyendas, a quienes lograbas conocer bien antes de sus series aquí no sentí eso, como ignorante del personaje de Kate Kane no logre pillar su personalidad, no conocí casi nada de su historia. Creo que me esperaba mas Batwoman en el crossover, creo que es el unico detalle que no me dejó tan conforme del crossover. El resto GENIAL, la presentacion del antimonitor y la crisis que esta por venir no pudo ser mejor, encuentro genial que aun cuando cada serie tiene su trama muy particular acá comenzaron a sembrar una historia que involucra… Ver mas »

Anónimo
Invitado
Anónimo

¿Soy el único que Lois le recordaba mucho a Margot Kidder? Además lleva hasta el mismo vestido cuando Margot le hizo la entrevista a Christopher

Xavier G
Invitado

Exacto, yo también lo noté pero al parecer nadie más porque de todos los que han expresado su opinión del crossover ninguno ha mencionado ese detalle.

Xavier G
Invitado

Este año dieron un giro a la forma de contar la historia del crossover en cuanto a que dejaron bien claro desde el inicio que no habría una conclusión como tal, sino que era el inicio de la mayor aventura que puede existir en una historia de cómics. Y el hecho de que anuncien desde hoy cual va a ser el crossover del próximo año deja las expectativas muy, muy altas entre los que seguimos el arrowverso. Todos los involucrados en él deben estar conscientes de eso y quiero suponer que en este momento ya están trabajando en el o los guiones de lo que será el mayor evento televisivo de la era moderna. En mi opinión una historia de este calibre debería empezar a gestarse en los finales de temporada de todas las series, retomando los eventos de este crossover para que puedan desarrollar mejor la historia de la crisis. Desde que empezaron con la tradición de los crossovers anuales, es la primera vez que anuncian el siguiente con un año de anticipación así que tienen tiempo de sobra para preparar algo épico y extraordinario.

Lo estaremos esperando con ansias.