CRÓNICA GEEKS #1: JOKER, VENOM, O CÓMO PLANTEAR LA PELÍCULA DE UN VILLANO

8
393

¡Hola a todos los navegantes kandorianos de SupermanJaviOlivares! Antes de empezar, debo presentarme, pues soy uno de los nuevos redactores de esta estéticamente renovada página web dedicada a todos vosotros, los frikis del género de superhéroes… y de Superman, nuestro símbolo. Por supuesto, lo primero que tengo que decir sí o sí es que estoy eternamente agradecido a Javi y al resto del equipo por la oportunidad. Evidentemente, daré lo mejor de mí e intentaré mejorar con el tiempo. Soy Iván, por cierto, que a todo esto no digo mi nombre. ¿De qué van a tratar mis aportes a la página? Como ya habrán visto en la portada, me encargaré de realizar unos análisis, unas Crónicas Geeks, principalmente sobre la actualidad de las grandes franquicias cinematográficas. Eso no quiere decir que alguna vez me desvíe un poco del tema para compartiros algo en especial, pero la esencia de comentar largo y tendido respecto a algún asunto cinéfilo, seriéfilo o comiquero siempre la mantendré. Digamos que esos son los cimientos, aun así, nunca voy a pasar por alto cualquier tipo de sugerencia de vuestra parte porque lo más importante sois vosotros, los lectores.

No quiero enrollarme demasiado en la introducción, así que centrémonos en lo que nos concierne en el día de hoy y en mi estreno como redactor. Hoy vengo a hablaros de «Joker», película que ya ha llegado a las salas de cine y que ha creado bastante polémica en redes, ya saben, por la violencia y tal (aunque esto sucedió desde mucho antes de que se estrenase). Todavía no he visto la película, pero yo pienso que va a ser muy buena independientemente de estos debates en los que, bueno, la gente se expresa y a veces se genera una toxicidad nunca bienvenida. De todos modos, no vengo a meterme en estas cosas, sino a comparar «Joker» con una película que, por la gracia del tiempo, también estaría estrenándose el año pasado, «Venom». Un año antes y un día después, del 4 de octubre de 2019 al 5 de octubre de 2018. Aludiendo al título de la siguiente crónica, profundizemos en estas dos películas que, con un año de diferencia, plantearon la historia de origen de un villano de una forma completamente distinta… o no. Vamos a averiguarlo.

Aviso: El siguiente análisis NO contiene spoilers de «Joker», sí de «Venom».

LOS MENSAJES DE LOS LETREROS

Recuerdo en los carteles publicitarios de «Venom» dos eslóganes que declaraban, respectivamente, «El mundo tiene suficientes superhéroes» y «Descubre al antihéroe que llevas dentro». ¿Qué nos dan a entender estas frases? En primer lugar, que no vamos a asistir a una película de superhéroes como las habituales de Marvel y DC. Y en segundo, que tampoco vamos a asistir a una película de un villano. El propio eslogan nos lo dice, «Descubre al antihéroe (no al villano) que llevas dentro». Unas palabras que, como pudimos ver más adelante, representaron perfectamente la propuesta de la película.

Pasemos al cartel de «Joker». «Pon una sonrisa en tu rostro», traduciríamos más o menos al español. Si bien ciertas cintas necesitan largos avances o múltiples anuncios televisivos para declararnos sus intenciones, en el caso de «Joker» y «Venom» solo tenemos que echar un vistazo a sus letreros. ¿Cuáles son las conclusiones que sacamos? «Venom» será una película de un Venom antihéroe y «Joker» será la película del Joker, el villano de Batman. Hasta aquí está claro, pero la cosa se complica, porque ni el Venom antihéroe ni el Joker Joker son los verdaderos personajes a los que creemos tan bien conocer. No nos asustemos y ahondemos en esta cuestión.

LA TÉCNICA DEL SECUESTRO

Para analizar el planteamiento de «Joker», hay que remontarse al año 2005, cuando se estrenó «Batman Begins», película que dio comienzo a la memorable trilogía del Caballero Oscuro dirigida por Christopher Nolan. Siempre ha existido un arduo debate respecto a esta trilogía, que este año ha vuelto a reavivar el fenómeno «Joker», sobre si realmente las cintas de Nolan se pueden considerar películas de superhéroes. Aquí cada uno tendrá su opinión, pero lo que no se puede negar es que las películas se centran en personajes de cómic. El Batman de Christian Bale es Batman, así como los Joker de Heath Ledger y Joaquin Phoenix son el Joker, solo que versiones distintas entre sí. Entonces, ¿qué es lo que conecta al Caballero Oscuro de Nolan con el Joker de Todd Phillips y qué las hace aparentar tan distópicas frente a «El Hombre de Acero» o «Iron Man» (por poner ejemplos)? La respuesta es lo que llamaremos la técnica del secuestro.

A la hora de ubicarlas en un género cinematográfico, «El Caballero Oscuro» suele situarse en el cine negro, «La leyenda renace» en el cine épico y «Batman Begins» en una combinación de intriga, acción y drama, por así decirlo. Siguen siendo películas de Batman, Jim Gordon, Ra’s Al Ghul y compañía, sin embargo, todos sabemos que Nolan no era un amante (ni lo sigue siendo) de las explosiones con CGI a raudales o de todos aquellos elementos que alejen a sus cintas de un cierto realismo. Por eso, Nolan tomó una decisión arriesgada, que acabaría llevándole al éxito. En vez de adaptarse a los personajes de Batman, decidió que los personajes de Batman se adaptasen a él. Espero que esto haya quedado claro, porque es precisamente lo mismo que ha hecho Todd Phillips con su Joker.

Así como Batman fue llevado a una trama de mismísimo cine negro con «El Caballero Oscuro», Joker está siendo llevado a una atmósfera entre «Taxi Driver» y «El Rey de la Comedia», más cercana al cine de Martin Scorsese que al estilo de «La Broma Asesina», cómic del que la película se supone que se «»inspira»» (muy entre comillas). Todd Phillips usa la misma técnica y también tiene el mismo propósito que Nolan con Batman, llevar al Joker a la realidad social. Ambos secuestran a los personajes de cómic para adaptarlos al contexto a partir del cual quieren desarrollar sus películas. El Joker de Joaquin Phoenix no es un payaso del crimen cuyos orígenes desconozca todo el mundo (siendo esta la versión más clásica de los cómics y hasta la empleada por Nolan), sino Arthur Fleck, una persona a la que la sociedad convertirá en Joker.

Esa es la premisa de la que parte Todd Phillips y, para llevarla a cabo, no le queda otra que emular la técnica que Nolan, en mi opinión, acentuó más en el guión que en la esencia de sus personajes. Esto ya depende de la interpretación de cada uno, pero, en síntesis, el planteamiento de «Joker» es una forma de seguir el espíritu de Nolan y querer dar ese giro de tuerca a las adaptaciones de superhéroes… desde otra perspectiva y con preferencias diferentes a las del director británico, claro está.

LA TÉCNICA MEGALODÓN

Pasemos a «Venom», película con la que no necesito hacer comparaciones como con «Joker». La explicación de su técnica, la de Megalodón, es más sencilla y solo tendré que hablar de Sony. Por el término Megalodón más de uno ya sabrá por dónde van los tiros, y si os queda clara la idea, genial, eso pretendo.

«Venom» tampoco se exentó de debates a la hora de su estreno. PG-13, PG-18, sangre, no sangre… dos bandos opuestos de fans exigían una cosa o la contraria, y obviamente Sony tenía que decidirse. Ruben Fleischer y Tom Hardy, como demostraron, no iban a poner obstáculos se tomase la decisión que se tomase, simplemente hicieron sus declaraciones, que aun así no agitaron sobremedida el ambiente. Si no sabéis por qué «Venom» acabó siendo PG-13, fue por una estrategia financiera de Sony. La misma duda sobre el PG-13 tenían sobre «Megalodón», película veraniega que arrasó y dio la razón a Sony por haber elegido estrenarla para todos los públicos. Contando con ese hecho y con que Spiderman en Marvel era igualmente PG-13 (y un cruce futuro entre héroe y villano no es algo que se pueda despreciar), Sony repitió la técnica. Y ojo, nos guste o no la película de Ruben Fleischer, Sony fue muy lista porque «Venom» terminó siendo un exitazo así. Un impulsito más y casi llega a los mil millones.

De ahí surgió que Venom no tuviese desmembramientos, grandes cantidades de sangre o lenguaje soez. «Joker», como ya sabemos desde hace tiempo, ha optado por tener calificación R. Pero al fin y al cabo, una opción no es la buena y otra la mala, de hecho ambas películas van a ser éxitos tomando sentidos contrarios. Ahora, hay algo de lo que aún no hemos hablado con respecto al simbionte. Si bien el Joker es un Joker realista generado por la propia sociedad, ¿qué es Venom en «Venom»?

Tal como se nos explica en la película, Venom es un ser simbionte marginado en su planeta natal, algo que ya diferencia bastante al personaje de su versión clásica. No obstante, su apetito por las partes del cuerpo humano se mantiene intacto, así como las severas tundas que da cuando se le antoja (esto se nota sobre todo en la escena contra los policías). Estos factores no quitan que el letrero lleve razón y, sin tener que pensar mucho, uno se dé cuenta de que Venom no actúa como un villano en su película en solitario. Lejos de criticar el planteamiento de la película, me remito a los hechos que esta expone. Eddie Brock acaba salvando a la humanidad del simbionte Riot y, de hecho, concluye su relación con Venom acordando que él podrá comerse a los criminales. En cierto modo podemos hablar del personaje como un antihéroe, digamos que no sigue los patrones de Superman o Iron Man, aun así, viendo la película no se puede afirmar que actúe como un villano. En «Venom», Eddie Brock controla al simbionte que todos conocemos, cuyo modus operandi lo limita su portador.

¿Entonces es Venom? Sí, aun sin llevar el símbolo de Spiderman (porque obviamente no podía tenerlo), la cinta de Ruben Fleischer nos muestra un Venom diferente. Tanto el ser humano como el ser simbionte se distancian del de los cómics manteniendo ciertos aspectos característicos. Sin embargo, la gran diferencia respecto a «Joker» radica en que «Venom» en la película es así, y el payaso del crimen es forzado a ser así. Resumamos todo lo dicho en la conclusión.

LA VOLUNTAD DE REACCIÓN

En resumidas cuentas, en «Joker» el famoso personaje de cómic es secuestrado en el ambiente en el que su director quiere contar la película. Es un Joker muy distinto en maquillaje, aspecto y, en particular, en su origen. Venom era más Venom, pero su película optó por darle un rol de antihéroe tirando a héroe, que le hacía discernir del de los cómics también. Aunque haya planteado este análisis insinuando que ambas películas tienen un planteamiento muy diferenciado, el hecho es que siguen varios patrones comunes: no adaptar al cien por cien la versión clásica del personaje, respetando meramente ciertos atributos.

Alguien puede pensar que estos patrones funcionan aplicados a «Joker» pero no aplicados a «Venom». Puede ser, en mi opinión así lo creo, pero no he querido enzarzarme en mi opinión personal para que el análisis no perdiese la objetividad, que al fin y al cabo ayuda más a que uno reflexione. En definitiva, ambos son personajes cuyas adaptaciones en solitario han desembocado en una misma voluntad de reacción: plantar cara a su sociedad. ¿Quién ejecutó ese planteamiento mejor? Cada uno ve el mediodía en su puerta.

¡Eso fue todo! No sé si para empezar ha sido bastante agotador, pero espero haberos logrado recapacitar sobre ambas películas. Sois libres de comentar si compartís mi opinión o si, en cambio, tenéis otra muy diferente. Con mucho gusto os leeré y debatiremos. Próximamente prometo ser más breve e igualmente conciso. Muchas gracias por leer este análisis. Te lo agradece y se despide…

El Moff Iván.

8
Deja una respuesta

avatar
4 Hilos de comentarios
4 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más caliente
4 Autores de comentarios
IvánMinervaAnxoJavi el cinico Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Javi el cinico
Invitado
Javi el cinico

Por mas que bloquees gente no dejaras de ser un cínico y necio.
Deberías hacerte tratar con un profesional.

Iván
Invitado
Iván

Buenas. Creo que si te estás dirigiendo a Javi pruebas que no has leído ni el primer párrafo del artículo y solo has bajado a los comentarios para dejar este comentario, o mejor dicho, esta falta de respeto sin justificación alguna. Con un comportamiento así no me extraña que te bloquee.
De parte del verdadero autor del blog, nos haces un favor a todos ahorrándote estos comentarios, y si los quieres hacer, hazlos en un sitio más adecuado y con un lenguaje más educado por lo menos.
Eso sería todo 🙂

Javi el cinico
Invitado
Javi el cinico

Com se nota ni conoces a este farsante y mentiroso. No vales la pena por lamebotas. Asi es su comunidad toxica.

Anxo
Invitado
Anxo

Maravillado por el artículi. Increíble!

Iván
Invitado
Iván

¡Muchas gracias! Se agradece el apoyo 🙂

Minerva
Invitado
Minerva

Muy buen artículo.
Aparte referente a la película de «Joker» no me gustó mucho esperaba algo más. Y sobre Venom decir que a mitad de película me fui, no era ni por asomo lo que realmente esperaba encontarme. Película lenta y sin matices.
Saludos a tod@s.

Iván
Invitado
Iván

Gracias Minerva. Comparto tu opinión de Venom.

Minerva
Invitado
Minerva

Muy buen artículo.
Referente a la película de «Joker» no me gustó mucho esperaba algo más. Y sobre Venom decir que a mitad de película me fui, no era ni por asomo lo que realmente esperaba encontarme. Película lenta y sin matices.
Saludos a tod@s.