RESEÑA DE SUPERMAN YEAR ONE #3

3
443

SUPERMAN YEAR ONE #3 (Octubre 2019)

Guión: Frank Miller

Dibujo: John Romita Jr.

Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Tras conocer y salvar la vida a la reportera Lois Lane, Clark Kent abandona el fondo del océano y empieza a perseguir una carrera como reportero. Su camino acabará llevándole a Metropolis, donde empezará a ser conocido como un justiciero con poderes y se verá obligado a desarrollar un “disfraz” para su identidad civil. Su notoriedad le lleva a cruzarse con Lex Luthor quien le pone en el camino de otro justiciero esta vez en Gotham City. Superman acudirá a detener al hombre murciélago pero los resultados de su contienda no serán los esperados.
COMENTARIO

Dado que el segundo número de esta serie nos había dejado intrigados por la dirección inesperada que había tomado, uno esperaba con cierta expectación el arranque de este tercero que además cargaba en sus páginas la incómoda tarea de cerrar esta serie. Sin embargo, el amigo Miller nos ha vuelto a dejar con cara de tontos prescindiendo soberanamente de todo lo establecido en el anterior número y presentando un Superman que abandona Atlantis sin mediar explicación más allá de un aparente encaprichamiento con Lois Lane.

Al margen de la ruptura incoherente con lo anterior, el episodio vuelve a pecar de apresurado y es que en pocas páginas, Clark estudia periodismo, llega a Metropolis y decide disfrazarse de Clark Kent “porque sí”. Miller vuelve al terreno conocido de la mitología de Superman, pero no profundiza, no da su visión como si lo hacía en el anterior episodio. Pasa de puntillas, cumple el expediente y sigue adelante. Uno se pregunta porque esta miniserie no tiene seis o diez episodios en vez de tres.
Por lo que respecta a los puntos fuertes del capítulo, las versiones que aquí se nos presentan tanto de Luthor como de Batman son interesantes y las relaciones de estos con Superman más todavía. Sus encuentros son apresurados y no se explotan todo lo que prometen, pero aún así consiguen darle cierta carta de validez a este proyecto que con sus más y sus menos ha acabado siendo una lectura medianamente interesante y correcta.

Por lo que respecta al trabajo de Romita, sigue su progresión ascendente. Consigue mucho más detalle de lo que es habitual en él últimamente, e incluso se podría decir que auténtica belleza plástica en algunas viñetas…para luego estropearlo todo en la siguiente. La dejadez habitual en sus últimos trabajos se ha convertido aquí en una irregularidad que mezcla momentos brillantes con momentos de absoluta vergüenza ajena. (Compárese el Superman bajo la lluvia de la página 31 con la Wonder Woman de la página 58, por poner un ejemplo).
Con todo, este Year one nos deja la puerta abierta a seguir explorando su universo (¿Habrá un Year two?) y nos deja con sensaciones agridulces… Miller ha tocado elementos interesantes del universo de Superman, algunos clásicos y otros inesperadamente innovadores pero parece que le ha faltado espacio o quizá ganas de bucear verdaderamente en ellos y darnos una obra completa, más compleja e interesante de lo que al final ha sido. Pero si el guión aprueba raspadamente, el dibujo se queda solo para los muy cafeteros del bueno de Jonh Romita Jr., del que ya estamos cansados de decir que ha sido uno de los más grandes pero que hoy en día es… otra cosa. Irregular, digamos como mínimo y por no emplear otro adjetivo más contundente. Un guionista como Miller y un personaje como Superman se merecían más, mucho más.

NOTA: Si quieres leer las anteriores reseñas de Superman Year One:

5 1 voto
Valoración del artículo
Suscribirse
Notificar de
guest
3 Comentarios
más antiguo
más nuevo más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Carmen
Carmen
23 dias atrás

Pues vaya chasco A priori tenía buena pinta

DoBeTV
DoBeTV
22 dias atrás

«Por lo que respecta al trabajo de Romita, sigue su progresión ascendente.» jaja lo he leído como si fuera una ironía porque no acepto que este señor este en ascendencia artística. No me puedo imaginar que se le habrá pasado por la cabeza haciendo por ejemplo esa viñeta antes de la «nota» final del articulo. Desde el primer cómic lo esta haciendo fatal y quitan las ganas de seguir leyéndolo porque desmoralizan esos dibujos tan mal hechos anatómicamente y perspectiva. Ojo no pido perfección que debería, pero si coherencia. Por eso me quede en el numero uno y el cómic… Ver mas »

Adriana
Adriana
15 dias atrás

A MI ME GUSTÓ. muy linda la web, los felicito